¿Pueden las jirafas ayudar a combatir nuestras enfermedades?

Las jirafas son uno de los animales más sorprendentes del mundo de los mamíferos. Esta especie presenta características únicas que la hacen aún más llamativa.

Ahora, una investigación sugiere que un gen en particular, conocido como FGFRL1, podría entregar importantes pistas sobre tratamientos para varios problemas de salud en humanos como la hipertensión y las enfermedades cardiovasculares.

De acuerdo con un artículo de Inverse, los investigadores se enfocaron en este gen porque en las jirafas suele contener un importante número de mutaciones.

En la investigación publicada en Science Advances, los científicos teorizan que en las jirafas el FGFRL1 puede presentar un caso de pleiotropía en funcionamiento, es decir, cuando un gen produce una multitud de rasgos diferentes que, en apariencia, no están relacionados.

De acuerdo con el estudio, la naturaleza pleiotrópica de FGFRL1 podría explicar por qué las jirafas han sobrevivido tanto tiempo a pesar de los desafíos que plantean sus grandes cuerpos.

Los efectos de este gen también podrían permitir a las jirafas hacer frente a la presión arterial, desarrollar huesos fuertes y ser menos vulnerables a los daños cardiovasculares.

Getty Images.

¿Cómo lo descubrieron?

Los investigadores probaron su teoría en ratones modificados genéticamente para que fueran portadores de una variante del FGFRL1 hallado en las jirafas.

El análisis reveló importantes diferencias en aquellos ejemplares modificados, ya que tuvieron mejores resultados de salud en general en comparación con los ratones del grupo de control.

“Los ratones con FGFRL1 de tipo jirafa mostraron dos diferencias significativas con respecto a los ratones normales: sufrieron menos daños cardiovasculares y orgánicos, y les crecieron huesos más compactos y densos”, señala el estudio.

El trabajo sugiere que las jirafas han desarrollado un conjunto de adaptaciones derivadas de variaciones en el FGFRL1 que les han permitido sobrevivir y prosperar.

“Ambos cambios están directamente relacionados con las características fisiológicas únicas de la jirafa: hacer frente a la presión arterial alta y mantener unos huesos compactos y fuertes”.

Los resultados sugieren que las variaciones de FGFRL1 encontradas en las jirafas podrían tener implicaciones importantes para la salud humana.

Recomendaciones del editor