Así se preparan Airbnb y Booking para la reanudación de los viajes

“No creemos que vayamos a regresar a la normalidad en los viajes hasta el final de la crisis sanitaria”. La frase cargada de realismo pertenece a Brian Chesky, el fundador de Airbnb, una de las principales plataformas de turismo, y que refleja el complejo momento del sector.

El despliegue de las vacunas contra el COVID-19 avanza en Estados Unidos, Europa y algunos países de América Latina, pero la reactivación de la industria turística podría no hacerlo con la misma rapidez. En cualquier caso, los especialistas estiman que a más tardar a finales de 2021 se verá una mayor apertura.

Mientras tanto, un informe de Airbnb dice el 54 por ciento de las personas extraña viajar y ya planea uno. ¿Pero cómo se prepara la industria? Estos son algunos de los cambios que impulsan Airbnb y Booking.com, otro de los mayores actores del mercado.

Flexibilidad de arriendos

Una persona prepara sus vacaciones frente a una computadora
Shutterstock

La industria de los viajes se había construido en torno a destinos fijos con fechas prestablecidas. Sin embargo, este modelo ya no satisface las necesidades de los viajeros.

Las aerolíneas –uno de los sectores más golpeados con la pandemia– habían flexibilizado los criterios para reagendar vuelos desde mediados de 2020.

Ahora es Airbnb el que adopta un mecanismo similar al incorporar un sistema de búsqueda flexible, que permitirá a los usuarios programar viajes sin necesidad de tener un plan exacto.

De esta forma, los usuarios no estarán obligados a ingresar fechas precisas al momento de buscar un alojamiento, con lo que tendrán más opciones y los hospedajes ganarán visibilidad.

Booking.com, en tanto, ha contado con un sistema que permite cancelaciones sin cobros para los usuarios en determinados alojamientos.

Arriendos completos

Logos de Airbnb y Booking en una compuadora
Shutterstock

Airbnb ha sido uno de los pioneros en fomentar el alquiler de casas o alojamientos completos, en lugar de gestionar habitaciones de hoteles.

¿Cuál es la ventaja? Que los usuarios evitan los riesgos de exponerse al COVID-19, al no estar en contacto con otros viajeros.

Aunque Airbnb ha tenido algunos inconvenientes –como lidiar con las fiestas ilegales en algunas zonas–, ahora Booking.com pretende imitar este sistema en Estados Unidos.

“Es un producto que la gente quiere y necesitamos tener más”, admitió el director ejecutivo de Booking.com Glenn Fogel a mediados de febrero de 2021.

Viajes de corta distancia

Otro cambio ha sido centrarse en destinos locales o de corta distancia. Para hacer frente a esta realidad, Airbnb reestructuró su plataforma para dar una mayor visibilidad a los alojamientos más cercanos.

Según Bryce Conway, fundador de 10xTravel, en Estados Unidos se ha observado una recuperación de los viajes nacionales, que siguen la tendencia observada en China, India y Rusia.

“Los viajes nacionales ya han comenzado a recuperarse rápidamente y veremos que esta tendencia continúe a medida que las vacunas estén ampliamente disponibles para el público”, pronosticó a la cadena estadounidense CNN.

Por lo visto, al menos durante 2021, la posibilidad de viajar dependerá especialmente de dónde te encuentres y al lugar al que te dirijas.

Recomendaciones del editor