Por esta razón debes apagar tu cámara en una reunión

Zoom se convirtió en una de las aplicaciones más populares durante el último año. Las restricciones impuestas a raíz de la pandemia hicieron que un gran porcentaje de la población mundial permaneciera en casa y tuviera que recurrir a las conversaciones por video para mantener el contacto con sus compañeros de labor.

Sin embargo, hay un inconveniente asociado a esta práctica: un grupo de investigadores te recomienda que, la próxima vez que participes en una reunión, apagues la cámara.

Este sencillo acto permitiría reducir nuestra huella medioambiental, porque, según los científicos de la Universidad de Purdue, en Indiana, Zoom y Netflix están entre los mayores impulsores de las emisiones de CO2.

La imagen muestra a una mujer mientras participa de una conversación por internet.
Getty Images.

“Pequeñas acciones como apagar el video durante una reunión virtual, reducir la calidad de los servicios de streaming, disminuir el tiempo de juego, limitar el tiempo en las redes sociales, eliminar los correos electrónicos y los contenidos innecesarios en los servicios de almacenamiento en la nube o darse de baja de las listas de correo electrónico pueden reducir significativamente las huellas ambientales del uso de Internet”, escriben los autores en su estudio.

¿Por qué es tan importante?

Quizá no resulta sencillo imaginar de qué forma nuestro comportamiento en línea pude afectar al medioambiente, pero los investigadores explican que el uso de internet tiene una huella de carbono que oscila entre 28 y 63 granos de CO2 por gigabyte; una huella de agua va de 0.1 a 35 litros por GB y una huella terrestre va de 0.7 a 20 centímetros cuadrados por GB.

Así, un servicio de videoconferencia estándar utiliza unos 2.5 GB por hora y tiene una huella de carbono equivalente a 157 gramos de CO2 cada 60 minutos.

“Si uno tuviera 15 reuniones de una hora a la semana, su huella de carbono mensual sería de 9.4 kilogramos de CO2e”, explican los autores.

“Sin embargo, el simple hecho de apagar el video reduciría las emisiones mensuales a 377 gramos de CO2e. Esto ahorraría las emisiones de cargar un smartphone cada noche durante más de tres años [1151 días)]”.

Recomendaciones del editor