Skip to main content

Muere a los 64 años el primer cíborg del mundo

A los 64 años de edad se informó el fallecimiento de Peter Scott-Morgan, un científico británico considerado como el primer cíborg en la historia, luego de comenzar una serie de implantaciones artificiales en su cuerpo tras descubrir que tenía una extraña enfermedad neurodegenerativa.

«Peter ha fallecido en paz rodeado de su familia y de sus seres más queridos. Estaba increíblemente orgulloso de todos los que le apoyaron, y de su visión de cambiar la forma en que la gente ve la discapacidad», reza una breve nota publicada en el perfil de Scott-Morgan en Twitter.

HERE'S ONE LAST CLIP from my interview with the wonderful @stephenfry https://t.co/WOqh4ePOLq

— Dr Peter B Scott-Morgan (@DrScottMorgan) May 31, 2021

El diario Daily Mail, había comentado que la salud del británico se deterioró a principio de año por la enfermedad de las neuronas motoras (MND, por sus siglas en inglés) que le habían diagnosticado en 2017. «Mis ojos han dejado de cerrarse, lo que hace que estén muy secos y que mi seguimiento ocular haya dejado de funcionar», comentó en abril Scott-Morgan.

Diseñó un avatar realista para expresar sus emociones antes que los músculos de su rostro dejaran de funcionar. Esta representación gráfica le permitía mantener una conversación utilizando un lenguaje corporal basado en inteligencia artificial. «¡No estoy muriéndome, estoy transformándome!», aseguró en 2019.

Hi @DrScottMorgan, we saw the brilliant Channel 4 doco on you 'Peter: The Human Cyborg', and loved it so much we've acquired it to run on our show @4Corners @abcnews next week. Thank you for sharing your extraordinary and inspirational story! pic.twitter.com/ELy2ctQ8CN

— Sally Neighbour (@neighbour_s) May 5, 2021

También hablaba por medio de un sintetizador de voz, tenía un tubo en el estómago para la alimentación, un catéter en la vejiga y una bolsa de colostomía en el colon para retirar los desechos le ayudaban a conservar cierta independencia, al igual que la silla de ruedas de alta gama que le permitía mantenerse erguido, encontrarse en posición horizontal e incluso caminar.

Recomendaciones del editor