¡Buenas noticias! Google Maps añade rutas para sillas de ruedas

cómo usar google maps

Con el fin de hacer el tránsito más accesible para todos, Google ha añadido de forma oficial acceso a rutas para sillas de ruedas en Google Maps. La característica dará acceso a personas que se movilizan en sillas de ruedas y otros tipos de movilidad para discapacitados utilizando rutas públicas para tránsito.

Para encontrar rutas para sillas de ruedas, debes ingresar tu destino en Google Maps, pulsar “Indicaciones” y después, elegir el ícono de transporte público. Una vez que presiones “opciones”, verás que aparece una silla de rueda en la opción de “rutas”. Y una vez que la selecciones, te mostrará una lista de rutas que pueden acomodar sillas de ruedas.

La característica está siendo añadida globalmente en las áreas del centro de las principales ciudades del mundo como Nueva York, Tokio, Sídney, Ciudad de México, Londres y Boston. La empresa indica que en los próximos meses llegará a otras ciudades mientras trabaja de cerca con varias agencias de tránsito.

En el 2017, Google añadió la forma de que los usuarios añadieran detalles sobre accesibilidad en Google Maps y en las búsquedas. Puedes abrir el menú principal de Google Maps, pulsar el botón “Tus contribuciones” y luego “recuperar información” para luego pulsar “Accesibilidad” y encontrar lugares cerca de tu que pueden no tener esta información. Puedes añadir información en diferentes categorías.

Cuando necesites saber si uno de los lugares que vas a visitar tiene acceso fácil para silla de ruedas, puedes encontrar el sitio en Google Maps o en la barra de búsquedas y presionar sobre su nombre para ver si tiene un símbolo de accesibilidad a su lado.

En septiembre, Local Guides, la plataforma para que los usuarios respondan preguntas y hagan críticas de sitios, se reunieron para solventar problemas como la presencia de escaleras aun en lugares donde había una entrada accesible.

La iniciativa para lograr acceso para sillas de ruedas empezó en el 2016, cuando el jefe de Administración de Productos de Google, Rio Akasaka estuvo un año planeando este proyecto. Google llevaba ya un tiempo preguntando a sus usuarios si algún lugar que habían visitado tenía entradas accesibles para sillas de ruedas.