Skip to main content

EE.UU. recurre a los perros robot para patrullar su frontera

Estados Unidos presenta un innovador proyecto para que los perros robot vigilen su frontera.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) dio a conocer los ensayos que la nación lleva a cabo con robots cuadrúpedos en la frontera sur.

Según el organismo, estas máquinas han sido probadas en varias funciones enfocadas en la vigilancia y explica que los ensayos resultaron exitosos.

Un perro robot de Ghost Robotics acompaña a un soldado durante un ejercicio.
Ghost Robotics

“La frontera sur puede ser un lugar inhóspito para el hombre y la bestia, y es exactamente por eso que una máquina puede sobresalir allí”, explica Brenda Long, gerente de programa para la rama de investigación y desarrollo del DHS, la Dirección de Ciencia y Tecnología (S&T).

“Esta iniciativa dirigida por S&T se centra en los vehículos automatizados de vigilancia terrestre o lo que llamamos ‘AGSV’. Esencialmente, el programa AGSV trata de perros robot”.

Un perro robot de Ghost Robotics
Ghost Robotics

Estas máquinas son construidas por Ghost Robotics, el principal rival de Boston Dynamics. Su modelo más conocido es el Ghost Vision 60, que mide 76 centímetros de alto y pesa 32 kilos. Además, es capaz de recorrer una gran distancia en tres horas con una sola carga de batería.

Este prototipo se desplaza de forma autónoma, además de ser controlado manualmente. También, puede ser equipado con cámaras de visión térmica y nocturna, entre otros implementos útiles para la vigilancia en sectores aislados.

Si bien la compañía ha probado algunos de estos robots equipados con armas de fuego, el proyecto de vigilancia del Departamento de Seguridad Nacional no tiene contemplado este tipo de aditamentos.

El DHS explica que ha probado estos perros robot en distintas tareas a lo largo de la frontera al patrullar de manera autónoma algunos puntos de ruta preestablecidos por GPS, mientras portan cámaras y distintos sensores.

También pueden inspeccionar vagones de tren y explorar distintos edificios residenciales.

Recomendaciones del editor