Las Amazon Spheres son un oasis tropical en pleno centro de Seattle

Hay un área en el centro de la ciudad de Seattle donde no puedes dejar de notar tres gigantescas esferas que brillan bajo el sol. Aunque algunos las describen como una especie de burbujas de cristal, son un recordatorio de que estás en el territorio de Amazon.

Con el simple nombre de Amazon Spheres, o “Esferas de Amazon”, estas estructuras masivas abrirán un espacio bajo techo, tipo invernadero, para los empleados de la compañía y sus visitantes. Será algo así como transportarse al Amazonas en medio de una selva de cemento. Los habitantes de Seattle han estado observando de cerca la construcción desde el 2015, y finalmente esta semana, su CEO Jeff Bezos las inauguró diciendo: “¡Alexa, abre las esferas!”.

Amazon espera que el entorno pseudo tropical inspire la creatividad en sus empleados. El espacio de trabajo tiene cascadas, un río interior y hasta una serie de “paredes vivientes” que albergan a más de 25,000 plantas, con la ayuda de la tecnología, además de algunos animales tropicales. Algo así como el Centro de Convenciones Gaylord Opryland Resort de Nashville, pero mucho más moderno y sofisticado.

Los empleados que deseen pensar por fuera de sus cubículos, pueden programar un tiempo en la sala de reuniones que está en la “tree house”, una sala que tiene la forma de una casa en un árbol. Algunos de los asientos se parecen más a los que encontrarías junto a una piscina que en una oficina. Hay algunos lugares para comer algo rápido, y la tienda Amazon Go (que te permite comprar sin necesidad de un cajero) está a pocos pasos. Este año, la chef ganadora del Premio James Beard, Renee Erickson, inaugurará un bar y un restaurante en la estructura, que estará también abierto al público.

La estructura de acero, hormigón armado y vidrio fue diseñada por NBBJ, y alberga 400 diferentes especies de plantas de 50 países diferentes, para un total de 40,000. Muchas de las plantas provienen en ecosistemas de bosques nublados, que son típicamente frescos y húmedos, como las begonias, las orquídeas y las plantas de aloe. Para imitar estas condiciones, las Esferas utilizan calefacción y enfriamiento radiante en el suelo, ventilación para simular brisas, y vidrios que bloquea los rayos infrarrojos.

Las temperaturas dentro de las esferas promedian alrededor de 72°Fahrenheit (22° centígrados) durante el día y 55° fahrenheit (12.8° centígrados) en la noche. Además, los visitantes que lleguen en horas de la tarde deberían prepararse para terminar con el cabello ensortijado, pues los niveles de humedad aumentan del 60 al 85 por ciento.

Estas son estructuras masivas. Unas 800 personas pueden deambular por las Esferas al mismo tiempo. Los empleados deberán usar sus insignias para obtener acceso y salida, lo que ayudará a Amazon a asegurarse de que nadie se esconda en este paraíso tropical durante todo el día.

El hecho que se necesite una identificación de empleado, significa que las Esferas no están realmente abiertas al público. Hay un área para que los visitantes exploren, pero solo con cita previa, y también podrán ver el interior durante las visitas bisemanales de la sede de la compañía. Los residentes de Seattle también podrán llevar a sus mascotas, porque existe un área con un parque para perros al aire libre. Si  te interesa visitar las Esferas de Amazon, puedes encontrar más información en su sitio para visitas.