Comparan a este dinosaurio con una criatura de Star Wars

Un equipo de paleontólogos internacionales anunció el descubrimiento de una nueva especie de pterosaurio, la misma a la que pertenece el conocido pterodáctilo.

Una ilustración del dinosaurio Sinomacrops bondei

El descubrimiento, de por sí trascendente por su carácter novedoso, llamó la atención de científicos de todo el mundo, pues la curiosa criatura prehistórica tiene una apariencia como de gremlin alado. Su aspecto es tan peculiar que incluso una experta en paleontología lo comparó con los porgs, unas criaturas de la película Star Wars: Episodio VIII – Los últimos Jedi

Same species https://t.co/0gn5paUVvK pic.twitter.com/sFS9RdHQOh

— Natalia Jagielska (@WryCritic) April 2, 2021

En un estudio publicado en la revista PeerJ, un equipo de científicos de China, Japón, Reino Unido y Brasil describen el hallazgo de un fósil triturado en la región china de Hubei. Tras un análisis con un método especial de rayos X, los expertos pudieron describir la forma del dinosaurio, perteneciente a la familia de los pterosaurios.

La nueva especie se llama Sinomacrops bondei. Según los expertos, habría tenido el tamaño de una paloma con ojos grandes, pelo y alas de gran envergadura parecidas a las de los murciélagos.

La mayoría de los pterosaurios conocidos, como el popular pterodáctilo, son muy diferentes de la especie recién descubierta. En comparación con el Sinomacrops bondei, eran más grandes y habrían sido depredadores notables.

La nueva especie, en cambio, habría limitado su caza a insectos y a juzgar por el tamaño de sus ojos, era un cazador nocturno.

“Es muy redondo, con grandes ojos orientados hacia adelante. La mayoría de los pterosaurios de este periodo tienen hocicos alargados llenos de dientes pequeños”, explicó la paleontóloga Megan Jacobs, consultada por el portal Gizmodo y quien también ve al Sinomacrops bondei como una criatura propia del universo creado por George Lucas.

Pese a su particular parecido con las criaturas del universo de Star Wars, el Sinomacrops bondei no voló en una galaxia muy muy lejana, sino en nuestra Tierra hace 160 millones de años.

Recomendaciones del editor