Skip to main content

Los altavoces de Google perderán varias de sus funciones tras demanda

Es posible que los altavoces inteligentes de Google ya no cuenten con varias de sus funciones luego de que la compañía tecnológica perdiera una demanda a Sonos.

La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos dictaminó que Google cometió una infracción de patente que afecta a Sonos. De esta forma, los altavoces inteligentes de Google Home perderán una de sus actuales funciones, que consiste en el control de volumen centralizado para los sistemas de parlantes múltiples.

Por lo mismo, la tecnológica anunció una solución de software que incluye la “necesidad de ajustar cada altavoz individualmente en lugar de utilizar el controlador de volumen del grupo”.

De esta manera, los usuarios del dispositivo ya no podrán ajustar el volumen de un grupo de bocinas con el control de volumen de su teléfono.

“Los cambios parecen ser una gran reducción de la función de audio multisala de Google, que permite sincronizar los altavoces y hacerlos sonar a la vez”, explica un artículo de The Verge.

“Por ejemplo, en lugar de poder decir ‘oye Google, pon el volumen al 40 por ciento en los altavoces de la sala de estar’, tendrás que cambiar el volumen de cada uno de ellos con el asistente, la aplicación Google Home o una pantalla Nest Hub”.

Antecedentes

Sonos había advertido que Google podría tener que “degradar o eliminar las características del producto” para cumplir con la normativa. Ahora, la compañía tecnológica tiene 60 días para que sus aparatos cumplan con esta determinación.

Google también afirma que es probable que un grupo indeterminado de usuarios deberá usar una aplicación específica para configurar sus dispositivos inteligentes y actualizarlos.

Al mismo tiempo, la empresa indica que si el grupo de altavoces del usuario contiene productos de otros fabricantes, es posible que tengan que actualizarse al último firmware para poder seguir funcionando como parte de ese conjunto de bocinas.

Por último, Google se comprometió a trabajar para “minimizar cualquier cambio adicional”.

Recomendaciones del editor