Desarrollan app contra abusos policiales y arrestos ilegales

Con solo 17 años, un adolescente de Estados Unidos desarrolló una aplicación que busca reducir los niveles de abusos policiales y los arrestos ilegales, en medio de las protestas por una mayor justicia racial.

Denominada PulledOver (Detenido) y disponible para Android —aunque a futuro podría llegar a iOS—, la aplicación permite a los usuarios registrar las interacciones con la policía, notificar a contactos y compartir los registros en redes sociales.

“Lo ves en las noticias todo el tiempo, pero cuando le sucede a uno de tus amigos cercanos, y te dice cómo se sintió, entiendes el significado”, explicó Aaditya Agrawal, estudiante de Livingston High School de Nueva Jersey, a Business Insider.

Agrawal se ha enfocado en el desarrollo de PulledOver en los últimos meses, debido al trato que ha recibido la comunidad afrodescendiente por parte de las fuerzas del orden estadounidenses, cuyo accionar ha sido puesto en tela de juicio tras el homicidio de George Floyd, en mayo de 2020.

Cómo funciona

La aplicación no exige iniciar sesión ni crear una cuenta. Solo basta con descargarla desde la Play Store de Google y añadir un contacto de emergencia.

Cada vez que se ejecute PulledOver, se activa la aplicación de cámara nativa del teléfono. Se debe iniciar una grabación y, cuando haya terminado el registro, entrega la opción de notificar al contacto de emergencia y compartirlo en redes sociales, como Instagram y WhatsApp.

Además, es posible compartir las imágenes con otras personas que también usen la aplicación. “Es casi como una comunidad donde puedes compartir videos, puedes ver cómo se trata a otras personas”, afirmó el joven.

Agrawal dijo que otro propósito es destacar a los policías que cumplen bien su labor. “Si compartes buenos oficiales de policía y los celebras, con suerte, inspirará a otros a mejorar también”, enfatizó.

Disponible desde el 20 de junio de 2020, aproximadamente un mes después de la muerte de Floyd, actualmente tiene 350 usuarios, todos los cuales han llegado a través de la difusión de boca a boca.

En 2018, Apple lanzó una serie de atajos de Siri, uno de los cuales permitía a los usuarios grabar interacciones de la policía y luego enviar un mensaje de texto a un contacto designado, cuando se detenían con las imágenes.

Recomendaciones del editor