4 de marzo: seguidores de QAnon vuelven con otra teoría conspirativa

El asunto no ha quedado zanjado, no para los seguidores de QAnon y el expresidente Donald Trump, que esperan que este 4 de marzo de 2021 se cumpla una nueva teoría (conspirativa). Ya quedó demostrado que la desinformación encuentra terreno fértil en momentos convulsos, como el antecedente de los disturbios del pasado 6 enero de 2021 en el Capitolio de Estados Unidos, sin olvidar la emergencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus. Tras una repetida ola de hechos que se sustenta en una misma base, es importante preguntarse qué es QAnon y por qué mantiene su eco aun cuando el mandato de Trump concluyó en la investidura de Joe Biden.

4 de marzo de 2021

Los partidarios de QAnon creen que Donald Trump volverá al poder este 4 de marzo para “salvar al mundo”, luego de que el pasado 20 de enero, fecha de la toma de protesta de Biden, no se cumpliera lo que denominan el “gran día”. De acuerdo con CNN, ellos tienen la creencia de que el republicano regresará como el presidente número 19 de Estados Unidos –pensamiento basado en una “mala interpretación” de una ley de 1871– y que Ulysses S. Grant fue el último mandatario legítimo del país (él tomó posesión el 4 de marzo de 1869).

Como sea, en la Casa Blanca no quieren sorpresas y se han tomado las medidas de seguridad necesarias, como la de mantener a la Guardia Nacional en Washington.

“Se podría pensar que suficientes predicciones fallidas desacreditarían eventualmente a un profeta. Pero como filósofo de la religión, sé que la historia sugiere un conjunto de posibilidades más complicado. Los movimientos apocalípticos rara vez se disuelven cuando las profecías fracasan. De hecho, en el pasado, tales crisis ofrecieron a los creyentes oportunidades fértiles para reinterpretar las profecías. Incluso, han fortalecido movimientos, lo que ha dado lugar a nuevas teorías que intentan explicar las deficiencias de las anteriores”, apunta Richard Amesbury, de la Arizona State University, a The Conversation.

En otras palabras, si no se cumple la predicción de este 4 de marzo de 2021, no hay ningún problema para los seguidores de QAnon, ya que seguramente se deberá a que “Trump tiene un plan diferente en marcha”.

6 de enero de 2020

Una de las imágenes que más se repitió en los reportes sobre la toma del Capitolio fue la de Jake Angeli, partidario de Donald Trump y “evangelista” de QAnon. El también conocido como “QAnon Shaman” ya había sido visto, desde al menos 2019, en el exterior del Capitolio de Arizona, claro, mientras promovía diversas teorías defendidas por el movimiento radical.

Saul Loeb, AFP Via Getty Images

Por ello, no es extraño que se encuentre la conexión entre los hechos de Washington del 6 de enero y la propagación de desinformación, como bien lo señaló Baybars Örsek, director de la International Fact-Checking Network.

“Esta no es la primera vez en el mundo donde las masas obstruyen un proceso democrático durante una transferencia de poder, pero podría ser la primera impulsada por teorías de conspiración a tal escala”, escribió Örsek en su cuenta de Twitter, el día de los lamentables acontecimientos en el Capitolio.

This is not the first time in the world where masses obstruct a democratic process during a transfer of power but might be the first one fueled by the conspiracy theories on such a scale.

*We* all will need to reflect on this and take our lessons, otherwise, it will be too late.

— Baybars Örsek (@baybarsorsek) January 6, 2021

¿Qué es QAnon?

Scott Olson / Getty Images

QAnon, que ahora se podría considerar como un movimiento, tiene su origen en octubre de 2017 en el foro digital 4Chan, cuando un usuario que se hacía llamar “Q” –un supuesto empleado federal– empezó a ganar notoriedad por compartir “información de alto nivel” del gobierno de Estados Unidos.

Esta fuerza ideológica toma prestado su nombre de este usuario y del término “anónimo”. También, la letra Q hace referencia al nivel más alto de acceso de información restringida que tienen algunos funcionarios estadounidenses, según los múltiples reportes que tratan de definirlo.

En uno de sus primeros mensajes en el foro 4Chan, esta entidad o individuo anónimo –no se tiene claridad de ello– comunicaba una futura detención de la política Hillary Clinton, quien compitió contra Donald Trump por la presidencia de Estados Unidos en 2016.

En la actualidad, es definido como una teoría de la conspiración de derecha que se rige bajo la idea de que un informante anónimo revela cómo el exmandatario estadounidense lidera una guerra secreta contra el llamado “Estado profundo” (la explicación de este es dada más abajo).

Sus seguidores crecen con el paso de los días. Luego de que a nivel internacional se habló de una pandemia –en marzo de 2020–, en Facebook, por ejemplo, los suscriptores de los grupos públicos de QAnon aumentaron 700 por ciento, de acuerdo con una investigación de la BBC.

¿Qué es una teoría de la conspiración?

Antes de pasar a los supuestos que respalda QAnon es pertinente mencionar qué es una teoría de la conspiración, un término que si bien no es nuevo, tiene un impacto considerable en un mundo “conectado” digitalmente.

En un reporte de The New York Times que trata de explicar por qué las teorías de la conspiración sobre el nuevo coronavirus prosperan, se lee que este tipo de afirmaciones tiene un mensaje común: “La única protección proviene de poseer verdades secretas que ‘ellos’ no quieren que sepas”.

Se podría decir, entonces, que estas aseveraciones están en el extremo de las “oficiales” para explicar hechos de toda índole.

“La gente se siente atraída por las conspiraciones porque prometen satisfacer ciertas motivaciones psicológicas que son importantes”, declaró Karen Douglas al diario, una psicóloga social que estudia la creencia en complots en la Universidad de Kent, Reino Unido.

COVID-19: tratamiento con interferón alimenta las esperanzas
Engin Akyurt/ Pixabay

La experta explicó que creer en estas teorías hace sentir que se tiene el poder derivado de conocer cierta información que otra gente no tiene. Sin embargo, cualquiera que sea el alivio o la satisfacción que ofrezcan, dura poco.

Douglas manifestó que las investigaciones muestran que, al final, intercambiar conspiraciones no solo no logra satisfacer las necesidades psicológicas de las personas, sino que empeora los sentimientos de miedo e impotencia. En consecuencia, lo que podría seguir es buscar “explicaciones” aún más extremas.

¿Cuál es el lema de QAnon?

En los videos en los que se ven a los seguidores de QAnon se escucha la frase: “Donde va uno, vamos todos”, la cual proviene del filme Tormenta blanca (1996), de Ridley Scott.

También, hablan del “gran despertar”, el momento en que por fin se sabrá quién tenía la razón. Claro, en esta configuración o pensamiento, están los iniciados, los primeros que se serán capaces de ver “la verdad”.

¿Cuáles son las teorías que respalda QAnon?

El hecho más violento relacionado con partidarios de QAnon es el llamado Pizzagate, en el que tuvieron relevancia los correos electrónicos filtrados de John Podesta, jefe campaña de Hillary Clinton, en 2016. Se supone que en su análisis, estos documentos “encerraban” prácticas sexuales terribles, además de que a menudo se mencionaba una pizzería de Washington: Comet Ping Pong.

Lo que siguió fue que un joven de 28 años, con la creencia de que en el establecimiento había un prostíbulo infantil, se dirigió de Carolina del Norte a la pizzería y abrió fuego con su rifle automático. Como era de esperarse, las operaciones de Comet Ping Pong solo estaban ceñidas a las de la masa, la mozzarella y el pepperoni: pizzas y solo pizzas.

QAnon también suele hacer referencia al llamado “Estado profundo”, una supuesta organización conformada por políticos, empresarios y gente de élite, la cual adora a satanás y controla desde el entretenimiento hasta las finanzas.

Otras de sus teorías ponen a Donald Trump como salvador del mundo –listo para combatir al “Estado profundo”– o a Bill Gates como el creador de la pandemia provocada por el nuevo coronavirus (además, dicen que el filántropo quiere emplear la vacuna contra la COVID-19 para implantar microchips bajo la piel de las personas).

bill gates sorprendido
Getty Images/Digital Trends Graphic

En otras palabras, los adeptos de QAnon tienen la firme creencia de que la pandemia que se enfrenta en estos días es una farsa total.

¿Cuáles son las medidas sociodigitales que se están tomando contra QAnon?

Además del movimiento de Facebook, otras plataformas sociodigitales están llevando a cabo acciones contra QAnon. En julio de 2020, Twitter informó que comenzaría a tomar medidas radicales para limitar el alcance de su contenido.

In addition, we will:

1⃣ No longer serve content and accounts associated with QAnon in Trends and recommendations
2⃣ Work to ensure we’re not highlighting this activity in search and conversations
3⃣ Block URLs associated with QAnon from being shared on Twitter

— Twitter Safety (@TwitterSafety) July 22, 2020

Por otro lado, la popular TikTok quitó diversas etiquetas o hashtags de los resultados de búsqueda relacionados con QAnon.

YouTube busca que los videos sobre este movimiento dejen de aparecer como recomendaciones para los usuarios, sin embargo, la tarea no ha sido del todo efectiva, debido a la naturaleza y funcionamiento del servicio.

Recomendaciones del editor