Gettr, la nueva red social del equipo de Donald Trump

Los intentos de Donald Trump por tener voz en internet no se detienen. Luego del cierre de su blog, su equipo está de vuelta con una nueva plataforma que ahora sí parece una red social.

Se trata de Gettr, que básicamente es Twitter con otros colores, las mismas funciones y una misión clara: ser un lugar donde la gente pueda expresar su opinión sin miedo a represalias. Los usuarios pueden publicar sus mensajes con límite de 777 caracteres, subir fotos o videos y revisar las tendencias que se muestran en una sección especial.

La red social está encabezada por exasesores de Donald Trump, como Jason Miller (antiguo portavoz del expresidente) y Tim Murtaugh (director de campañas).

Gettr

Gettr como plataforma existe desde mediados de junio, tanto en formato web como en aplicaciones para iOS y Android. Sin embargo, eso no ha sido impedimento para que algunas cuentas ya tengan cientos de miles de seguidores, aunque esto parece tener una pequeña trampa ya que, al crear una cuenta nueva, es posible importar el número de seguidores de Twitter hacia la nueva red social.

Según lo que publica Fox News, los creadores de Gettr esperan atraer usuarios desde Twitter mediante el uso de “tecnología superior que será la envidia de Silicon Valley”. La plataforma será lanzada el próximo 4 de julio, fecha simbólica que para Gettr marcará el día de la independencia de lo que ellos llaman “los monopolios de las redes sociales”.

Sin embargo, en Gettr falta un usuario insigne: Donald Trump. En Politico reportan que hay una cuenta lista y dispuesta para el expresidente, pero que la decisión final depende de él y hasta ahora no la ha tomado. Así mismo, ya existe una cuenta falsa del expresidente, cuyas publicaciones siguen la línea de lo que se le leía en Twitter.

Gettr Trump

La nueva red social parece otro esfuerzo de Donald Trump para difundir su mensaje en internet, algo que no ha podido hacer luego de que Twitter —su favorita— lo bloqueara de manera indefinida y Facebook hiciera lo propio por dos años.

Recomendaciones del editor