Este chatbot busca discutir contigo y hacerte cambiar de opinión

chatbot inteligencia artificial argumentativo opinion 76035386 l 640x0
Las herramientas de inteligencia artificial (IA) como las asistentes virtuales de Apple y Amazon, Siri  y Alexa, no intentan hacerte cambiar de opinión, pero quizás deberían.

Esa es la idea detrás de una nueva investigación que está llevando a cabo la doctora Samira Shaikh, profesora asistente en Ciencia Cognitiva en el Departamento de Ciencias de la Computación de la Universidad de Carolina del Norte en Charlotte. Shaikh desarrolló un chatbot inteligente que tiene como objetivo no sólo llevar a cabo una conversación con los usuarios, sino entablar argumentos y contraargumentos con el objetivo específico de hacerlos cambiar de idea.

“La pregunta de Alan Turing:” ¿Pueden pensar las máquinas? fue una de las preguntas fundamentales que me interesaron cuando comencé mi investigación en IA y procesamiento del lenguaje natural”, le dijo Shaikh a Luke Dormehl, de Digital Trends. “Mi objetivo en este trabajo era ver si podíamos acercarnos unos cuantos pasos a responder a la pregunta original de Turing fusionando los conocimientos de la psicología social y la ciencia cognitiva con la IA. Quería ver si ciertos elementos de la comunicación humana pueden ser recreados efectivamente por un algoritmo, y elegí el comportamiento humano de la persuasión específicamente ya que es casi omnipresente en la comunicación humana. Este es un problema que necesita ser resuelto para lograr la verdadera inteligencia de las máquinas”.

Como hemos observado, es poco probable que los chatbots que discuten contigo, sin importar la pregunta que hagas, sean acogidos por los clientes, pero Shaikh dice que existen ocasiones en las que tal herramienta puede ser útil.

“Claro, hay casos de uso en los que se quiere que el agente explore sólo un cierto subconjunto de temas, pero todavía habrá potencial para un comportamiento persuasivo en estos escenarios”, continuó. “La conversación con un agente inteligente podría centrarse en temas como la política y los asuntos sociales, o qué tipo de toallas de papel vas a comprar”.

Mirando hacia el futuro, a medida que los chatbots asumen nuevos papeles como cuidadores y confidentes, una IA argumentativa podría ser increíblemente útil. Por ejemplo, puede ayudarte a prepararte para una entrevista de trabajo, o para que los abogados mejoren sus argumentos en un caso judicial.

“Este comportamiento persuasivo se basa en el comportamiento planeado, una teoría bien establecida de la influencia social”, dijo Shaikh. “He adaptado esta teoría a mi trabajo, donde el comunicador está tratando de persuadir al receptor mediante el envío de mensajes personalizados y ciertos comportamientos que se activan en el agente en función de lo que ha sucedido hasta ahora durante la conversación. Los seres humanos pueden hacer esto con bastante eficacia, en términos generales, la única diferencia es que en mi marco, el comunicador es un agente computarizado”.

Shaikh dijo que su chatbot argumentativo es completamente operativo y está siendo probado en una variedad de escenarios diseñados para ver si puede hacer cambiar de opinión a una persona. Un artículo preliminar sobre el trabajo ha sido publicado en la revista AI Matters.

Recomendaciones del editor