Investigadores de Stanford hackean la vacuna de Moderna

La secuencia genética completa de la vacuna ARNm de Moderna contra el COVID-19 está publicada en su totalidad en el repositorio de acceso abierto de Github.

¿El motivo? De acuerdo con Motherboard, un grupo de científicos de Stanford guardaron gotas sobrantes de la vacuna COVID-19 de varios viales que se encontraba en la basura, las modificaron y publicaron la secuencia de ARNm que alimenta la vacuna en dicho repositorio. “Este proyecto no desperdició material de vacunas ni redujo de ninguna manera la cantidad de dosis de vacunas disponibles para el público”, dijeron los investigadores a Motherboard.

“Las vacunas de ARN se han convertido en una herramienta clave para avanzar tanto contra la pandemia actual como en muchos otros desafíos médicos y de salud pública”, dijeron los científicos en GitHub. Los investigadores explicaron al medio fuente que no aplicaron ingeniería inversa para obtener las secuencia de la vacuna, sino simplemente publicaron la secuencia biológica putativa de dos moléculas de ARN sintético, que se han vuelto lo suficientemente frecuentes en el entorno general de la medicina y la biología humana en 2021.

El equipo considera que ha hecho un gran servicio al mundo, ya que la liberación de las secuencias de ARN ayudará a seguir beneficiando a la humanidad. “Si bien cualquier persona interesada podría extraer datos y filtrar estas secuencias más tarde, existe un beneficio sustancial en tener las secuencias disponibles lo antes posible y en no tener que adivinar de dónde provienen”, explican.

Las vacunas de ARNm contra el COVID-19 dan instrucciones a nuestras células para que produzcan una porción inocua de lo que se conoce como “proteína Spike”, que está presente en la superficie del virus que causa el COVID-19. Gracias a estas instrucciones, nuestros organismos aprenden cómo protegerse contra futuras infecciones.

Recomendaciones del editor