Una proteína protege la “fuente de la juventud” de la sangre

Un grupo de científicos descubrió una proteína clave que apoya la producción de células sanguíneas sanas durante todo el ciclo vital, regulando la respuesta inflamatoria del cuerpo.

Se trata del primer estudio que revela una proteína que tiene un papel crucial en la protección de las células madre sanguíneas, que continuamente producen la sangre y las células inmunitarias necesarias para prevenir el envejecimiento prematuro.

El descubrimiento muestra que la proteína, conocida como YTHDF2, protege estas células madre del daño cuando el cuerpo está combatiendo una infección y les permite seguir funcionando correctamente.

Los científicos llevan mucho tiempo desconcertados sobre cómo estas células, conocidas como células madre hematopoyéticas, se protegen del agotamiento mientras aumentan la producción de células inmunes para combatir una infección.

Estudios anteriores habían determinado la proteína YTHDF2 tiene un papel importante en el desarrollo de células sanguíneas sanas, un proceso conocido como hematopoyesis, consigna Medical Express.

Protección a largo plazo

Células madre

Un equipo de investigadores, dirigido por la Universidad de Edimburgo y la Universidad Queen Mary de Londres, estudió ratones que carecían de la proteína YTHDF2 para comprender mejor su función en las células madre sanguíneas.

Trataron a ratones jóvenes deficientes en YTHDF2 con una sustancia química que imita una infección viral para investigar si la proteína cumplía un rol durante la respuesta inmune o la inflamación.

El equipo descubrió que las células madre hematopoyéticas de los ratones deficientes en YTHDF2 mostraban signos de inflamación crónica, que limitaban su capacidad a largo plazo para producir nuevas células sanguíneas.

Durante las infecciones, estas células madre producen una gran cantidad de células inmunitarias especializadas.

Pero el proceso inflamatorio resultante es una respuesta de emergencia y necesita una regulación cuidadosa para evitar que las células madre se agoten y no puedan funcionar correctamente en el futuro.

El estudio es el primero en revelar que la proteína YTHDF2 protege la integridad a largo plazo de las células madre hematopoyéticas, al regular la actividad de los genes que impulsan los procesos inflamatorios.

En ausencia de YTHDF2, el daño a las células madre de los ratones jóvenes alteró la producción de tipos de células sanguíneas, haciendo que se parecieran a la sangre de ratones mucho más viejos.

Durante el proceso de envejecimiento, las células madre hematopoyéticas pierden naturalmente su potencia y capacidad para fabricar nuevas células sanguíneas, dejando a los adultos mayores más vulnerables a las infecciones.

Los investigadores advierten que se necesitan más estudios para determinar si la manipulación de los niveles de YTHDF2 durante el envejecimiento podría ayudar a preservar las células madre y mejorar su capacidad para combatir infecciones.

Recomendaciones del editor