Skip to main content

Hackean cerebros de langostas para que puedan oler el cáncer

Un grupo de investigadores de la Universidad de Michigan han comenzado a experimentar con langostas para la detección temprana en humanos del cáncer. Todo esto mediante un proceso de hackeo de sus cerebros para la detección y diferenciación entre células cancerosas y sanas.

Debajit Saha, profesor asistente de ingeniería biomédica en la MSU, ha explicado que, «Las narices siguen siendo lo último en tecnología. Realmente no hay nada como ellos cuando se trata de detección de gases. La gente ha estado trabajando en ‘narices electrónicas’ durante más de 15 años, pero aún no están cerca de lograr lo que la biología puede hacer sin problemas».

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

Bajo ese concepto olfativo, es que se están haciendo las pruebas con langostas, ya que a través de oler, este insecto genera los cambios en su actividad cerebral detectada por electrodos en solo unos pocos milisegundos. Tal y como cuenta el microbiólogo Christopher Contag de la Universidad Estatal de Michigan:

«La detección temprana [del cáncer] es muy importante, y debemos usar todas las herramientas posibles para llegar allí, ya sea que esté diseñada o proporcionada por millones de años de selección natural. Si tenemos éxito, el cáncer será una enfermedad tratable», señala.

Así, usando electrodos conectados a los cerebros de las langostas, el equipo pudo medir la respuesta de los insectos a las muestras de gas de diferentes células y establecer perfiles de señal que representaban los químicos que estaban oliendo.

Por ahora, las pruebas han comenzado con la detección de cáncer bucal.

Recomendaciones del editor

Diego Bastarrica
Diego Bastarrica es periodista y docente de la Universidad Diego Portales de Chile. Especialista en redes sociales…
El bello árbol de Navidad holográfico que te puede destrozar en pedacitos
arbol de navidad holografico te puede destrozar a pedazos rbol hologr  fico

Se acerca la Nochebuena y la familia se apresta a reunirse en torno al árbol de Navidad. Muchos tienen la fortuna de tener un pino natural adornado, los más tienen este típico árbol sintético armable fácil, pero el hacker de hardware Sean Hodgins creó este árbol de Navidad digital que hace girar una tira de LED parpadeantes a velocidades aterradoras para crear un efecto holográfico limpio.

Dangerously Fast Spinning Holographic Christmas Tree

Leer más
High on Life incluye una película de culto completa de los 90 que puedes ver en el juego
high on life pelicula de culto 90 tamy and the t rex

High on Life ya está disponible en Xbox One, Xbox Series X / S y PC. La aventura probablemente le llevará alrededor de 10 a 15 horas, pero es posible que desee planear pasar 82 minutos adicionales en ella. Esto se debe a que puedes ver el clásico de culto de 1994 Tammy y el T-Rex en su totalidad dentro del juego, si así lo deseas.

La trama central de High on Life gira en torno a un alienígena de tres ojos llamado Gene que termina estrellándose en el sofá del héroe. Si bien se gana la vida coordinando recompensas y dando mejoras a los jugadores, es un poco un mooch que pasa el juego viendo la televisión. Él muy específicamente parece amar a Tammy y al T-Rex. Si tienes tiempo para matar, puedes ver toda la película en el juego, de principio a fin.

Leer más
Encuentran el cerebro fosilizado más antiguo del mundo: 525 mil millones de años
cerebro fosilizado mas antiguo del mundo gusano

Un hallazgo grandioso se hizo en China, se trata del cerebro fosilizado más antiguo de la historia, que data de más de 525 mil millones de años, y que es de un gusano.

La antigua criatura, conocida como Cardiodictyon catenulum, fue descubierta en 1984 junto con muchos otros fósiles, conocidos colectivamente como fauna de Chengjiang, en un sitio en la provincia china de Yunnan. La criatura parecida a un gusano pertenece al filo Lobopodia, un grupo de ancestros artrópodos extintos que habitan en el fondo marino con conchas blindadas y patas rechonchos que abundaron durante el período Cámbrico (hace 541 millones a 485.4 millones de años).

Leer más