¿Cómo pudo Stephen Hawking vivir tantos años con ELA?

Dos o tres años. Ese fue el tiempo que le dieron a Stephen Hawking como esperanza de vida una vez que le diagnosticaron esclerosis lateral amiotrófica, conocida como ELA. Tenía apenas 21 años.

Sin embargo, el célebre físico que nació, precisamente un 8 de enero pero de 1942, logró superar todos los diagnósticos y vivió otros 55 años; falleció cuando tenía 76.

El caso de Hawking sigue siendo todo un misterio, ¿cómo pudo sobrevivir a una enfermedad letal que cobra la vida de los pacientes en apenas un par de años?

Según los expertos, hay varios factores. Primero analicemos en qué consiste la ELA.

La esclerosis lateral amiotrófica puede ser definida como un trastorno neurodegenerativo progresivo que ataca las neuronas motoras del cerebro y la médula espinal, es decir, las células nerviosas responsables de controlar el movimiento muscular voluntario.

De acuerdo con el sitio de la Asociación ELA Argentina, a medida que mueren las neuronas motoras, las personas pueden perder la capacidad de hablar, tragar, moverse y respirar.

Diagnóstico prematuro

En el curioso caso de Hawking, el hecho de que lo hayan diagnosticado de manera prematura pudo haber sido clave para su longevidad.

Un artículo que USA Today preparó sobre el caso del científico, explica:

“Hemos encontrado que la supervivencia en pacientes más jóvenes es sorprendentemente mejor y se mide en muchos años, en algunos casos más de diez”, explica el neurólogo Nigel Leigh.

“Entre las personas de entre 50 y 60 años, hay un 50 por ciento de posibilidades de sobrevivir cuatro años más o menos. Es una bestia diferente si comienzas joven, extrañamente, y nadie sabe por qué”.

Ese pudo haber sido uno de los factores, aunque muy extraño, ya que solo el 5 por ciento de los pacientes con ELA viven más de 20 años.

La imagen muestra al célebre físico Stephen Hawking.

Otra explicación puede estar vinculada con la genética, ya que los científicos explican que la ELA puede tener 20 o más enfermedades diferentes cuando se consideran bases genéticas. Estas variaciones pueden afectar el progreso de una enfermedad.

También hay que considerar los cuidados extremos que recibió Stephen Hawking y que pudieron haber influido en su prolongado periodo de vida.

Leo McCluskey, director médico del Centro ALS de la Universidad de Pensilvania, coincide en la importancia de los cuidados para prolongar la supervivencia. Sin embargo, afirma que en el caso del físico, “es la biología de su forma de enfermedad neurodegenerativa la que determina cuánto tiempo vivirá”.

Stephen Hawking falleció el 14 de marzo de 2018. Se van a cumplir tres años de su deceso y su caso aún provoca una serie de interrogantes en la comunidad médica.

Quizá para intentar hallar una explicación al cómo consiguió vivir tanto tiempo con esta enfermedad, debamos citar sus propias palabras:

“He vivido la mayor parte de mi vida con la expectativa de una muerte prematura, así que el tiempo siempre ha sido valioso para mí”.

Recomendaciones del editor