Review Forza Horizon 4: nueva vida en la Xbox Series X

review forza horizon 4 xbox series x fh4 04

Review Forza Horizon 4: nueva vida en la Xbox Series X

“Este juego es un imperdible en la biblioteca de Xbox Series X o Series S.”
  • Los tiempos de carga ahora son mínimos.
  • Su rendimiento es impecable en ambas consolas.
  • El juego cruzado multiplataforma funciona sin problemas.
  • Si no te gusta correr sobre terreno complicado, la estación invierno se hará eterna.

Del puñado de juegos optimizados para el lanzamiento de Xbox Series X y Xbox Series S, Forza Horizon 4 debe ser uno de los más destacados a la vez que uno de los que menos cambios radicales tiene, sobre todo en su presentación. El juego ya se veía muy bien en las Xbox One –tanto la X como la S o la antigua FAT– y si bien en la consola menos poderosa de pasada generación habían algunos límites de rendimiento (30 cuadros por segundo versus 60 en la One X), el salto hacia la nueva generación no es tan llamativo, al menos desde lo visual.

Aún así, el relanzamiento de Forza Horizon 4 –el juego existe desde 2018 en Xbox One y PC– ha servido para darle vida al juego y sobre todo, para aumentar aún más la experiencia en linea mediante el juego cooperativo y competitivo cruzado. Forza Horizon 4 es quizás uno de los juegos que, sin lugar a dudas, está a la altura de lo prometido por Microsoft en 2016 cuando anunciaron el juego cruzado entre sus plataformas: permitir que un grupo de personas disfrute la misma experiencia de juego, sin importar qué plataforma utilice.

Forza Horizon 4: desde la Xbox One vieja a la nueva Series X

El sistema de juego cruzado no es novel en esta versión de nueva generación. Ya estaba disponible para quienes jugaban en PC y Xbox One, por lo que ahora con las nuevas Xbox en la calle lo que ocurre es que esto se expande a más plataformas. Y en relación a su funcionamiento, es interesante la manera en que el juego se mueve alrededor de la conexión a internet ya que Forza Horizon comenzó como franquicia con una separación muy clara alrededor de los modos de juego: el principal era el para una persona en solitario, mientras que las sesiones compartidas estaban limitadas a un modo específico.

Con el avance de los juegos, el multijugador vía internet se fue ampliando pero Forza Horizon 4 lo expandió aún más, ya que incluso jugando en solitario el juego se conecta -sin mucho aspaviento- a una sesión compartida con otras personas. Aunque lo más interesante está en la opción de los convoy, que permite a 12 personas unirse a una sesión específica y participar en competencias de todo tipo de modo cooperativo o competitivo.

Es en estas instancias donde Forza Horizon 4 brilla y llega más lejos que los juegos anteriores, en parte gracias a lo imperceptible y transparente de su juego en linea. Durante el primer mes de lanzamiento de las nuevas consolas, he estado jugando con un grupo de personas y en los que las plataformas son diversas: algunos conectados desde el PC, otros desde la Xbox One antigua (o la más nueva X) y algunos desde las nuevas consolas. Y la experiencia ha sido largamente la misma, con la salvedad de los tiempos de espera antes de una partida a causa de las consolas o PCs sin memorias SSD. A la larga, un detalle menor.

Esta implementación de juego cruzado resulta muy efectiva y más para un juego como Forza Horizon 4, construido alrededor de una experiencia optimizada en la interactividad. El juego en general es brillante en las varias dimensiones que tienen sus eventos tradicionales, como ser las carreras tipo circuitos, de resistencia, rally, velocidad y un largo etcétera; todo lo anterior, enmarcado en el esquema de estaciones (primavera, verano, otoño invierno) que le agrega color y sabor especial a lo que ocurre dentro del mapa y el desarrollo de eventos específicos.

Pero hay además otro tipo de experiencias que no tienen tanto que ver con competir en carreras con nieve o con barro según la estación, sino con colaborar con el resto de la comunidad. Y un ejemplo de esto se da, por ejemplo, al ponerse de acuerdo con alguien más para buscar los autos abandonados o los tesoros en la Isla Fortuna. Estas actividades son muy sencillas y pueden parecer triviales, pero son parte del intangible encanto de Forza Horizon 4.

Un infaltable en la biblioteca de las nuevas Xbox

El complemento entre las diversas actividades o eventos del juego son además una llamativa muestra de cómo la saga (o subsaga de Forza Motorsport) ha evolucionado en el tiempo. Lo que comenzó como un spin off limitado y con un enfoque más light respecto a la serie principal de simulación, se convirtió en un animal muy distinto e incluso se podría argumentar que incluso más variado y grande que la serie en la que se origina. Porque Forza Horizon 4 apuesta a varios tipos de jugadores, no solo a los fanáticos de las tuercas o de los autos de competición sino también a los que ven los juegos de carrera como una experiencia casi de relajación.

Es correcto decir que el juego colaborativo, competitivo e interconectado de Forza Horizon 4 puede ser una de las implementaciones más limpias e impecables del juego cruzado entre plataformas Xbox. Y por lo mismo, el lanzamiento de las nuevas consolas sirve como excusa para volver a un juego muy elegante que parece, por algún motivo, pasar un poco desapercibido. Si alguien compró una Xbox Series X o Series S, no debería dejarlo pasar, ya que además de la experiencia basada en el diseño del juego, la optimización visual para ambas consolas es excelente.

Recomendaciones del editor