Análisis del Motorola Edge 20 Pro: ¿digno sucesor?

Motorola Edge 20
Análisis del Motorola Edge 20 Pro: ¿digno sucesor?
“Con todo y que no tuvo un incremento de precio respecto a su antecesor, el nuevo teléfono no se siente como una verdadera evolución. De hecho, cobra más sentido cuando se le pone frente al Moto G100”
Pros
  • Pantalla amplia y de calidad
  • Batería y carga rápida equilibradas
  • Acabado elegante y moderno
  • Buen desempeño
Cons
  • Ready For no logra ser una plataforma intuitiva
  • Motorola no arriesga en el diseño

“El regreso de Motorola a la gama alta luce prometedor, especialmente porque puso en el Moto Edge Plus componentes de última generación y un diseño elegante y funcional”, escribí hace poco más de un año sobre este teléfono. ¿Qué hay de su sucesor, el Motorola Edge 20 Pro? ¿La firma de Chicago decidió seguir en este camino o tomar otro más seguro? Es lo que pretende responder el siguiente análisis.

En un primer vistazo o en términos de componentes, el Edge 20 Pro sí parece mejorar respecto al Edge Plus, sobre todo porque el primero incluye una mayor tasa de actualización, una carga rápida de 30 watts y una óptica más avanzada. Sin embargo, el segundo parece más arriesgado en diseño, ya que su pantalla se “dobla” por los bordes a casi 90 grados y se siente más seguro en las manos.

Así, se antojaba más que, por lo menos, Motorola le diera continuidad al acabado curvo por el que apostó el año pasado, no a uno que tiene más que probado en sus otros modelos de reciente generación pero que son más accesibles, como el Moto G100.

Toque elegante

Lo primero que llama la atención del Motorola Edge 20 Pro cuando se le mira por su parte posterior es su sistema óptico, alineado verticalmente y compuesto por un lente periscópico para “telefotografía” (zoom de hasta 50x), cámara de alta resolución de 108 MP y sensor híbrido de 16 MP (ángulo amplio y macro). También está aquí el logo de Motorola, ubicado en el centro.

Motorola Edge 20 Pro

La óptica ofrece buenos resultados en diversas condiciones: hace que las tomas tengan colores vivos. Respecto al zoom de 50x, la imagen precisa se desvanece cuando se lleva a su máximo nivel.

El sensor de huellas no está integrado en la pantalla del celular, como sí lo incluyó el Edge Plus; se colocó en el botón de encendido en el costado derecho, debajo de los elementos que permiten controlar el volumen. En el lateral izquierdo destaca el botón que activa el Asistente de Google.

También llama la atención que en el Edge 20 Pro se decidió prescindir del jack de 3.5 mm para audífonos alámbricos y del sonido estéreo. Es en la base del smartphone donde Motorola decidió poner el único canal de audio, además del puerto de carga USB-C y la ranura para tarjeta de datos móviles.

Sí vale la pena poner de manera inmediata la funda de plástico que se incluye en la caja de compra, ya que se tiene la sensación de que el equipo podría resbalar de las manos, en especial por el acabado mate del vidrio posterior que, no está de más decirlo, es un “imán” de huellas.

Lo que no se puede dejar de lado es que el teléfono luce elegante y moderno, sobre todo porque lo que perdió de “curvas” en el frente lo ganó un poco en la parte trasera.

Desempeño y autonomía

No hay problema, el Edge 20 Pro responderá de forma óptima a cualquier tipo de requerimiento por parte de las personas, desde reproducir su contenido favorito en streaming hasta todo lo que tiene que ver con su comunicación y productividad.

Motorola Edge 20 Pro

Además del procesador Snapdragon 870, visto en unidades como el OnePlus 9R y Xiaomi Black Shark 4, la unidad integra 12 GB de memoria RAM y estándares como la red 5G y Wi-Fi 6. Adicional a su desempeño rápido, el teléfono tiene todo lo necesario para ofrecer descarga de contenido sin demoras.

La quinta generación de tecnologías de telefonía móvil aún no está disponible en México, desde donde escribo estas líneas, sin embargo, sí empieza a ver cada vez más routers compatibles con Wi-Fi 6 que no representan un golpe fuerte al bolsillo de los consumidores.

De manera general, la navegación entre las distintas pantallas y aplicaciones se da de forma eficiente, sin esa demora que de pronto sí puede presentarse en celulares en una gama inferior.

Con relación a su autonomía, también hay un equilibrio. Si bien la fuente de poder es de 4,500 mAh, lo cual puede ser suficiente para un día completo en un uso más o menos intensivo, su carga rápida es de 30 watts, lo que significa que el teléfono pasará de 15 a 100 por ciento de su capacidad en unos 60 minutos. En el papel, la firma promete hasta 540 minutos de rendimiento con únicamente 10 minutos de carga.

Hubiera sido una buena idea que el fabricante pusiera una batería de 5,000 mAh, aunque también se agradece no tener que esperar unos 120 minutos para que el celular llegue a 100 por ciento en términos de fuente de poder.

Multimedia

La pantalla del Edge 20 Pro es más ancha que la del Edge Plus, y es en este elemento en el que se nota más que Motorola “rompió” con la serie para entregar una unidad distinta. En términos simples, el display del teléfono de 2020 luce más moderno que el de 2021, aunque ya en el interior puede que este último sí gane.

Para empezar, ahora el panel —que también es OLED— presenta una tasa de actualización de 144 Hz (en lugar de una de 90 Hz) y un brillo que da la sensación de ser más intenso.

Motorola Edge 20 Pro

Todo ello se traduce en imágenes fijas y de video con gran detalle y colores vívidos, sin olvidar el óptimo nivel de contraste. Asimismo, el display es compatible con HDR10+ con el propósito de disfrutar de películas, conciertos y juegos con tonos más reales y nítidos.

El notch circular que alberga la cámara para selfies de 32 MP no “interrumpe” la experiencia multimedia, ya que no es de grandes dimensiones como el de otros teléfonos de su tipo.

Respecto al sonido, sí hay una bajada, y es que el Edge Plus consideró uno estéreo. El nuevo modelo viene con un único canal cuyo audio sí es potente y claro, pero no deja de ser solo uno. También, las personas podrán solamente echar mano de sus audífonos inalámbricos para disfrutar de su contenido, a menos de que cuenten con un adaptador de USB-C a jack de 3.5 mm.

Ready For

El #Motorola Edge 20 Pro incorpora #ReadyFor tanto de forma alámbrica como inalámbrica. Así luce: pic.twitter.com/LDjUYlEckj

— Luis Miguel Paredes (@lm_paredes) October 12, 2021

A diferencia de sus “hermanos directos”, el Motorola Edge 20 Pro es compatible con todas las modalidades de Ready For, la plataforma de Motorola que permite usar el teléfono —incluso sin cables— como computadora, reproductor multimedia o consola de videojuegos con la ayuda de un teclado, mouse, pantalla y control de juegos inalámbricos.

También se puede echar mano de un par de accesorios extra que la compañía comercializa para sacarle el mejor provecho a esta solución. Se trata de un dock con ventilador que permite mantener el móvil a una temperatura óptima, sobre todo cuando transmite video y se carga al mismo tiempo, y un pequeño control remoto como el que integran los televisores, el cual permite ir de manera sencilla a las distintas pantallas de Ready For. Para esta reseña se probaron ambos y dejaron un buen sabor de boca.

Asimismo, la plataforma de Motorola también ofrece la posibilidad de emplear el celular como cámara web en los distintos servicios de videollamadas e incluso replicar la interfaz del teléfono en el display de la computadora (solo Windows), aquí sí con el uso del cable que se incluye con el cargador (USB-C a USB-C) o con uno de USB-C a USB-A, según la máquina que se tenga en casa.

¿Qué tan intuitivas resultan cada una de estas experiencias? Una de las utilidades de Ready For es poder reproducir en un televisor compatible con Miracast alguna aplicación de video en streaming en el celular, sin necesidad de ofrecer nuevamente las credenciales de acceso. Un ejemplo más concreto: con la llegada reciente de Star Plus a América Latina se presentó el problema de que su app no estaba disponible en Roku, entonces la única manera que tuve de reproducir su contenido, desde series originales hasta deportes en vivo, fue a través de Ready For (en algunas pantallas lo hacía de manera inalámbrica, pero otras, en las no inteligentes, sí echaba mano del cable correspondiente: USB-C a HDM, el cual se incluye con el control remoto que Motorola vende por separado). Se puede decir que la experiencia de streaming de video es satisfactoria.

Cuando se quiere usar el celular como computadora hay un resultado agridulce. Por un lado, no es que se reproduzca una interfaz de escritorio conocida o que sea fácil de dominar. Cuando se ejecuta el navegador Chrome, las páginas web solicitadas se despliegan en su versión móvil, por lo que la lectura, si no es imposible, se dificulta en gran medida. Lo mismo pasa al querer leer los correos entrantes en Gmail (no dan ganas de responder ninguno).

Si se logra poner Instagram en un formato adecuado, la experiencia puede que no resulte tan dolorosa aquí, ya que algunas fotos sí lucen más al visualizarlas en una pantalla más grande.

El tema es que, a pesar de que se diga que se puede usar el Edge 20 Pro como una PC, las aplicaciones que se quieran ejecutar a través de Ready For (las almacenadas en el celular) no están optimizadas, por lo que todavía le queda a Motorola un gran trabajo por hacer.

Sin embargo, cuando el usuario quiera usar su móvil como cámara web, encontrará un desempeño destacado. En este modo, el teléfono permite escoger la óptica frontal o trasera, hacer seguimiento del objeto (rostro de la persona) y utilizar el flash como fuente de iluminación (solo cámara trasera), entre otras posibilidades.

Conclusiones

El precio de salida del Moto Edge Plus fue de $20,000 pesos mexicanos, el cual se mantiene para el Edge 20 Pro. Con todo y que no hubo un incremento de precio, el nuevo teléfono no se siente como una verdadera evolución de su antecesor. De hecho, cobra más sentido cuando se le pone frente al Moto G100, por ejemplo.

Tampoco se puede demeritar que cumple al momento de hablar de su pantalla amplia, desempeño y carga rápida pese a su batería de 4,500 mAh.

Lo interesante será ver si el Motorola Edge 20 Pro saldrá bien librado cuando se enfrente al Edge Plus. Si no lo hace, lamentaré decir que Motorola hubiera esperado a contar con un mejor (digno) sucesor.

Recomendaciones del editor