Review Huawei MateBook X Pro: análisis y opinión

revision huawei matebook x pro 3

Review Huawei MateBook X Pro: análisis y opinión

“Una compra especialmente interesante si dispones de un teléfono Huawei, aunque prepara la billetera.”
  • Aspecto premium
  • Rendimiento
  • Calidad pantalla (táctil)
  • Autonomía
  • Lector de huellas
  • Webcam menos favorecedora
  • Sin Wifi 6
  • Precio

Con el auge del teletrabajo y la educación online, la demanda de portátiles se ha disparado. HP, Lenovo y Dell se sitúan a la cabeza en ventas, según TrendForce. Huawei no ha alcanzado los primeros puestos entre los que más venden, pero aspira a ello con equipos como Huawei MateBook X Pro, entre otros, claro. Este dispositivo trae prestaciones para competir en la gama alta y sacarle el máximo partido con seguridad, sin sacrificar el diseño.

Formas normales, aspecto premium

La estética del Huawei MateBook X Pro no emociona en el sentido de que cuando lo ves no vas a pensar “wow, qué bonito”. Pero con una aleación de aluminio en gris oscuro y unas formas convencionales de portátil es un equipo elegante y discreto. Tanto cerrado por la parte de la tapa como abierto por la zona del teclado se ve premium. Por sus dimensiones (304 x 217 x 14.6 mm) no es un portátil de los más estrechos, ni tampoco de los más voluminosos. Con 1.33 kilos tampoco es de los más ligeros ni de los de más peso. No se siente pesado (tampoco liviano) ni grueso, sí robusto.

Marta Villalba/Digital Trends

La pantalla de 13.9 pulgadas, con una resolución de 3,000 x 2,000, es táctil y tiene un acabado brillante que muestra los contenidos con viveza de colores, los detalles se muestran con nitidez. Solo que al ser brillante, en determinadas posiciones, provoca reflejos, especialmente en exteriores, claro. Ofrece un ratio de pantalla del 91 por ciento, con unos biseles iguales de estrechos en los lados y arriba, porque prescinde de la cámara en esta ubicación.

El teclado (retroiluminado) nos ha recordado en aspecto al del MacBook Pro de Apple. Las teclas y el panel táctil, por su tamaño, son cómodos de utilizar. En conexiones, incorpora lo justo: en el lado derecho, un USB-A. En el izquierdo, dos USB-C y un extra, el conector para auriculares de 3.5 mm, que tiende a extinguirse no solo en los teléfonos, sino también en los portátiles.

Rendimiento: potencia de sobra

En la que se refiere a rendimiento para los usos más habituales en una oficina o los momentos de ocio, no te va a faltar con el procesador Intel Core i7-10510U de décima generación y 16 GB de RAM. Ejecuta todas las órdenes con mucha rapidez y no nos ha dejado colgados en ningún momento, pese a tener abiertas bastantes pestañas. No debería suponer un problema cargar programas exigentes y tampoco experimentar ralentizaciones cuando lo lleves al límite. La tarjeta gráfica Nvidia GeForce MX250 cumple con creces para ver contenidos multimedia y jugar siempre que los juegos no sean demasiados exigentes. Vamos, que no es un portátil para gaming, es para jugadores ocasionales.

Con respecto al espacio para guardar documentos, videos y todo lo que necesites, no tienes que preocuparte. Trae un disco duro de 1 TB del tipo SSD que son más veloces y duraderos que los convencionales (los HDD).

En conectividad solo echamos en falta la compatibilidad con Wifi 6, una tecnología todavía incipiente pero que aporta muchas ventajas. Para audio cuenta con cuatro altavoces, capaces de llenar de sonido una habitación, y cumple con su cometido sin brillar.

Seguridad en hardware

En estos tiempos de reuniones virtuales y videollamadas, la webcam del portátil ha ganado protagonismo. La de este modelo tiene la peculiaridad de que se encuentra integrada en el teclado. Simplemente pulsas sobre esa tecla y aparece. Cuando no la usas, queda oculta y esto asegura que nadie puede espiarnos por ella. “Camuflada” en el teclado deja espacio en la pantalla para un bisel más fino, pero en ese lugar no favorece tanto como las que se encuentra en la tapa, al tomar el plan desde abajo. Y como te acerques mucho al portátil, te corta la cabeza. En cuanto a la calidad de la imagen, le falta algo de nitidez, pero cumple más que de sobra para las sesiones online cotidianas.

La seguridad también proviene de un lector de huellas circular integrado en la zona del teclado. Funciona muy bien y resulta muy cómodo para desbloquear el acceso al equipo.

Si dispones de un teléfono Huawei, es posible transferir archivos (sin consumir datos) dando un simple un toque con el teléfono sobre el adhesivo de Huawei Share del teclado. En este proceso emplea 1 segundo por cada foto o video transferido. En nuestras pruebas, hemos seleccionado de la galería de fotos de un P30 Pro 25 archivos y en 25 segundos las teníamos ya en la pantalla grande, dentro de un editor de fotos.

Huawei Share permite, además, ver el contenido del móvil en la pantalla del portátil y, como esta es táctil, puedes abrir o cerrar aplicaciones como si fuera la pantalla del teléfono. Por ejemplo, lo hemos utilizado, sobre todo, para seleccionar canciones de Spotify y leer y contestar mensajes de WhatsApp mediante la pantalla del PC.

Batería para ver series del tirón

Una de las características a la que damos más importancia en cualquier dispositivo es la autonomía, y la del MateBook X Pro es muy buena: alcanza las ocho horas y media de video con el brillo de la pantalla a la mitad y el sonido bajo, según nuestras pruebas. Con un uso medio este puede esperar que este tiempo se prolongue. La batería se carga rápido, en dos horas y cuarenta minutos aproximadamente, a través de USB-C, con un adaptador (de 65 W) similar al de un teléfono móvil en diseño solo que más grande. Este cargador es claramente muy ventajoso cuando viajas, ya que no ocupa mucho espacio ni pesa.

Conclusión

Huawei MateBook X Pro es un portátil que no llama la atención por su innovación o diseño, pero mirado en conjunto es un equipo solvente con el que trabajar toda la jornada laboral y entretenerse con contenidos multimedia. Te encajará si buscas un equipo elegante, ligero, potente y con una buena autonomía, y especialmente si dispones de un teléfono del mismo fabricante. Huawei Share es una de esas funciones que una vez que te acostumbras a utilizarla, ya la necesitas siempre. Es muy sencilla de usar y sin necesidad de una base o dock.

Marta Villalba/Digital Trends

La webcam en el teclado no toma tu mejor plano, habrá a quienes esto no les importe y a otros sí. A cambio, los estrechos biseles atraen la atención hacia la pantalla del MateBook X Pro y obtienes la seguridad de que nadie te va a espiar por ella.

Hace unos meses no hubiéramos señalado como desventaja la ausencia de Wifi 6, pero ahora ya hay mucha oferta de routers compatibles (en España) y esta tecnología aporta muchas ventajas. Tener un portátil que la soporte es importante si buscas lo mejor. Es como si hoy te compras un teléfono de alta gama sin 5G, simplemente no estás preparado para obtener lo más avanzado. Lo que menos nos gusta del Huawei MateBook X Pro es su precio: 1,899 euros, pero ya se sabe que lo bueno no sale barato normalmente.

Recomendaciones del editor