DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Google Nest Audio: suficiente para «llenar» la sala con música

Google Nest Audio
Google Nest Audio: suficiente para «llenar» la sala con música
“El Nest Audio es una propuesta ideal para aquellos que ya están en los terrenos tecnológicos de Google, con un sonido potente y un precio accesible. Su uso resulta intuitivo, sobre todo por la presencia del Asistente de Google.”
Pros
  • Sonido potente
  • Comunicación con otros dispositivos inteligentes compatibles
  • Precio accesible
  • App móvil con opciones de control
Cons
  • Falta un poco de nitidez en el máximo volumen

Antes de sacarlo del empaque, imaginaba el altavoz Google Nest Audio más grande, sin embargo, es casi del mismo alto que un celular de 6.8 pulgadas. Eso sí, requiere estar conectado a la corriente y a internet en todo momento para poder funcionar. Sin más preámbulos, toca hablar de todas las bondades que ofrece este dispositivo de la firma californiana.

Google Nest Audio

Como contexto, el Nest Audio fue presentado en octubre de 2020 y se vio como el reemplazo del Google Home original. Asimismo, en cuanto a precio y características, está entre el Nest Mini y el Nest Max.

En este sentido, el parlante de rango medio de Google se distingue por tener el cuerpo cubierto de una tela que se siente resistente, en tanto que el soporte está hecho con plástico 70 por ciento reciclado.

Google Nest Audio

Salvo el botón o interruptor en la parte trasera que permite desactivar los micrófonos, el parlante no cuenta con ninguna otra pieza que destaque de manera física en su estructura. En la parte superior, en el frente, es posible acceder a los controles de tacto que permiten las siguientes acciones:

  • Toques en el lado izquierdo: bajar el nivel del volumen.
  • Toque en la parte central: pausar o reproducir la música.
  • Toques en la esquina frontal derecha: subir el nivel del volumen.

Los controles de tacto responden con rapidez, además de que cubren un área considerable para llevar a cabo la acción deseada.

Como adelanté, es un altavoz que necesita estar conectado todo el tiempo, por lo que desde el principio se debe considerar un lugar fijo en la habitación. Sin embargo, es casi seguro que su acabado y colores —grafito y pizarra— se adapten a cualquier estilo de decoración.

“Hey Google”

La configuración inicial del Nest Audio se realiza por medio de la aplicación Google Home, la cual es el hub que permite comunicar otros dispositivos de la californiana que se conectan a internet. Son alrededor de 10 o 15 minutos los que se necesitan para conseguir que funcione una vez que se conectó a la corriente eléctrica.

El desarrollo móvil también facilita enlazar servicios de música y de video, como YouTube Music, Spotify, Deezer, Netflix y Disney Plus. Con ello, solo es necesario solicitarle al Nest Audio mediante comandos de voz que reproduzca una playlist o una serie en alguna de esas plataformas (es necesario contar con un televisor o reproductor multimedia compatible para esta última acción).

Para no emplear los controles táctiles o los comandos de voz en la bocina inteligente, desde Google Home se puede manejar el dispositivo: bajar el volumen o pasar a la siguiente canción, por ejemplo. De igual manera, permite modificar tanto los bajos como los agudos, lo cual agradecerá más de uno.

Google Nest Audio

La comunicación entre el usuario y el altavoz comienza con un “Hey Google”, y para confirmarla, en el Nest Audio se encienden cuatro ledes que se ubican al frente de su cuerpo, visibles aunque estén recubiertos con la tela.

Además de pedirle que reproduzca su contenido favorito, el dueño del equipo puede solicitarle información de todo tipo, como la que se enlista a continuación:

  • Hey Google, reproduce música jazz.
  • Hey Google, sorpréndeme.
  • Hey Google, reproduce pop en Spotify.
  • Hey Google, ayúdame a encontrar mi celular.
  • Hey Google, dame un tip de mindfulness.
  • Hey Google, pon un temporizador de 5 minutos.
  • Hey Google, ¿cómo está mi calendario para mañana?
  • Hey Google, pon una alarma a las 6:00 de la tarde.
  • Hey Google, sube el volumen al máximo.
  • Hey Google, anuncia “el desayuno está listo” (debe estar enlazado otro altavoz inteligente con el Asistente de Google).
  • Hey Google, prende la luz de la sala.
  • Hey Google, agrega plátanos a la lista de compras.
  • Hey Google, siguiente canción.
  • Hey Google, reproduce las últimas noticias.

En general, la comunicación con la inteligencia artificial se da de manera intuitiva. Cuando no entiende alguna indicación, así lo manifestará y posiblemente ofrezca una alternativa.

Para quienes les preocupa su seguridad, pueden deslizar el interruptor en la parte trasera del Nest Audio, el cual inhabilita por completo sus micrófonos (los ledes frontales cambian a color naranja en este caso). De cualquier manera, la firma cuenta con un sitio en el que es posible revisar y borrar los datos de las consultas en cualquier momento.

Sonido potente

Pese a ser un dispositivo compacto, el Nest Audio cuenta con la potencia suficiente como para “llenar” una habitación con música. Si no es suficiente, está la opción de agregar otro dispositivo igual para disfrutar de un sonido estéreo.

Google Nest Audio

Google indica que, gracias al woofer de 75 mm, las bocinas de agudos y el software de ajuste, el equipo puede llevar voces nítidas y bajos potentes por toda la sala. “Comparado con el Google Home original, el sonido del Nest Audio es 75 por ciento más alto”, promete la compañía.

Ya en la experiencia de usuario, puedo decir que sí: el sonido del altavoz es bastante potente, aunque le falta un poco de nitidez, sobre todo en los niveles más altos de volumen.

Al ponerlo junto al Sonos Roam —que también se conecta a internet y es compatible con el Asistente de Google o Alexa—, este entrega un audio más definido a pesar de lucir más compacto. Eso sí, la propuesta de Sonos es casi el doble de cara que la de Google.

Para quienes son partidarios del sistema tecnológico de la californiana, que puede ir desde el Asistente de Google hasta el Chromecast, la opción natural es el Nest Audio. Sin duda, les permitirá reproducir sus contenidos favoritos de manera intuitiva.

Conclusiones

El Nest Audio se posiciona como un altavoz inteligente accesible, ideal para los usuarios que están dentro de los terrenos tecnológicos de Google. Pero ello no significa que no se pueda usar como una unidad independiente.

Su sonido es potente, por lo que puede ser el compañero ideal de una persona que está en casa o trabaja en su oficina para que ponga su música o podcasts favoritos, por mencionar un par de posibilidades.

Quienes estén familiarizados con el Asistente de Google también lo encontrarán más que atractivo, sobre todo para acceder a todo tipo de información o controlar otros equipos inteligentes compatibles.

Recomendaciones del editor