DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Google Nest Hub ¿es la segunda generación mejor que la primera?

Uno de los titanes de primer nivel para los asistentes inteligentes es el Google Nest Hub. Elegante, interactivo, cargado de funciones y con la tecnología del todopoderoso Google Assistant, el Nest Hub de primera generación ofrece múltiples categorías, pero ¿cómo se compara con el de segunda generación de la popular pantalla inteligente de Google? Los ponemos frente afrente.

Google Nest Hub segunda generación sobre una mesa de cocina con harina regada

Te va a interesar:

Una pantalla inteligente de alta calidad puede marcar la diferencia cuando se trata de ejecutar comandos de voz, escuchar tu música y podcasts favoritos y controlar tu hogar inteligente. Al final del día, todo lo que está conectado a la web, desde los dispositivos de seguridad de tu casa hasta los termostatos, depende de un host del Internet de las Cosas (IoT), para que funcione.

Diseño

Tanto el Google Nest Hub de primera como la segunda generación ofrecen una pantalla táctil HD de 1,024 x 600 pixeles de siete pulgadas.En términos de ligeras revisiones de diseño, la segunda generación presenta una pantalla de vidrio sin bordes, similar a la que encontrarás en el último termostato Nest de Google.

Dimensionalmente, el nuevo Hub es un poco más grande en comparación con su hermano mayor. El concentrador de segunda generación mide 4.7 pulgadas de alto, 7 pulgadas de ancho y 2.7 pulgadas de profundidad.

El modelo de primera generación mide 4.65 pulgadas de alto, 7 pulgadas de ancho y 2.65 pulgadas de profundidad. Como parte del esfuerzo de Google por favorecer las carcasas ecológicas, el Hub de segunda generación está fabricado con un 54 por ciento de plástico reciclado posconsumo.

Las opciones de color para el Hub de segunda generación incluyen tiza, carbón, arena y niebla. La primera generación no salió en color niebla. El Hub de segunda generación también agrega un tercer micrófono de campo lejano para una mejor sensibilidad a la palabra de activación en entornos con mucho ruido. ¿Familia ruidosa? ¿Cuartos grandes y en auge? No hay problema.

Calidad de sonido

Los Nest Hubs de primera y segunda generación vienen con un tweeter de 1.7 pulgadas, sin controladores ni woofers de rango medio. En términos de calidad de sonido, no somos los mayores fanáticos de la primera generación.

Si bien, todavía tenemos que poner nuestras manos en el Hub de segunda generación para una demostración de audio adecuada, Google afirma que el último dispositivo ofrece una mejora del 50 por ciento en la calidad de los graves.

Esto se logra, según Google, gracias en parte a un ajuste de diseño que agrega más espacio acústico alrededor del tweeter. Una vez que tengamos en nuestras mano

Google Nest Hub segunda generación sobre una mesita de noche en una recamara

s la nueva pantalla, nos aseguraremos de actualizar esta sección según nuestra experiencia.

Al carecer de rango sónico y volumen en general, hay mucho que desear en el departamento de sonido, especialmente en comparación con las pantallas inteligentes de la competencia como Amazon Echo Show.

Con el mismo tamaño de tweeter en ambas generaciones de Hub, no podemos imaginar que el sonido de la nueva pantalla sea mucho mejor, incluso con la promesa de unos graves más ricos. Pero, nos encantaría que se demuestre que estamos equivocados.

Cámara

Ni el Nest Hub de primera ni de segunda generación cuenta con una cámara, una opción de diseño inusual para una pantalla inteligente. Para aquellos con grandes problemas de privacidad, esto no es necesariamente una mala noticia.

Aquellos que esperan aprovechar las videollamadas desde una pantalla inteligente y las funciones Face Match de Google, deberán poner su mirada en Google Nest Hub Max o una pantalla inteligente competitiva como el recién lanzado Amazon Echo Show 10.

Compatibilidad con el hogar inteligente y características

Existen algunas diferencias clave entre ambas generaciones de Nest Hub. Para empezar, el Hub de segunda generación presenta un puñado de mejoras detrás de escena. El principal de ellos es un procesador más rápido para mejorar el procesamiento de comandos de voz y otras funciones.

La segunda generación también cuenta con una radio Thread integrada para compatibilidad con Project Connected Home over IP (CHIP). En pocas palabras, un ecosistema CHIP en vivo, lo que significa que los dispositivos inteligentes de tu hogar tendrán mucho más facilidad para comunicarse y funcionar entre sí bajo un mismo techo.

Si bien, esta función no está disponible en el momento del lanzamiento, nos entusiasma ver cuánto más rápido responde un hogar lleno de equipos conectados a la web a la transmisión de Thread.

Quizás la mayor adición al Hub de segunda generación es un chip de radar Soli. “¿Radar?” puedes estar preguntando. “¿Eso significa que Nest Hub me está rastreando?” Técnicamente, sí, pero no de forma maliciosa.

Por un lado, la inclusión de un chip Soli significa controles de gestos en el aire. Con solo tocar el aire (frente a la pantalla), puedes reproducir/pausar medios en el Nest Hub. La capacidad de saltar entre pistas está ausente en el lanzamiento, pero un gesto de onda para posponer las alarmas es parte de un conjunto mucho mayor de funciones de Soli.

El chip Soli, los micrófonos, la luz ambiental y los sensores de temperatura operan al unísono para ayudar a rastrear tus hábitos de sueño. Los criterios observados incluyen movimiento, respiración, tos, ronquidos y fluctuaciones de luz y temperatura.

¿Espera? ¿Google me está mirando dormir? No temas. Todos los datos de sueño recopilados se almacenan localmente en el propio Hub, y los resultados se pueden ver en forma de gráficos de movimiento accesibles a través de la pantalla.

Google Nest Hub de segunda generación en la cocina junto a utensilios

Solo las alteraciones de alto nivel (seguimiento de tos y ronquidos), se envían a Google para un análisis más detallado. Estos datos también se envían a la aplicación Google Fit, donde puedes optar por recibir consejos sobre cómo crear una mejor experiencia de sueño para ti.

El conjunto de funciones de detección del sueño de Google está disponible de forma gratuita hasta 2022. Si odias la idea de que Google estudie tus ronquidos, puedes desactivarla detección mientras mantienes habilitado el seguimiento del sueño. También puedes eliminar los resultados del estudio del sueño cuando te despiertes por la mañana.

Precio y garantía

El Nest Hub de segunda generación se venderá por $99 dólares, con pedidos anticipados en ciertos países. El Hub de primera generación cuesta $89 dólares. Ambas pantallas vienen con una garantía limitada de un año de Google.

Conclusión

Si estás dividido entre el Hub de primera o segunda generación, te recomendamos que elijas el modelo de segunda generación. Por un lado, solo cuesta $10 dólares más que el original. En términos de preparación para el futuro, también es la mejor de las dos pantallas, incluso si no estás a gusto con todas las nuevas funciones de seguimiento del sueño.

Fuera del análisis de repetición, sigue obteniendo controles de gestos sin contacto, una pantalla mejorada, un micrófono de campo lejano adicional y la promesa de Google de un mejor audio general.

Para aquellos que ya poseen un Hub de primera generación, lo instamos a actualizar, pero solo si lo deseas. Google todavía está lanzando actualizaciones y funciones para el Hub original, incluido el nuevo sensor Ambient EQ y Sunrise Alarm (ambas funciones también están disponibles en el Hub de segunda generación).

Recomendaciones del editor