DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Los visores de realidad virtual más baratos para Half-Life: Alyx

No será Half-Life 3, pero Half-Life: Alyx es lo más cercano a una secuela de la ya clásica saga. Y después de estar en desarrollo por más de una década, con pausas incluidas, Half-Life: Alyx es un buen regreso a los videojuegos de parte de Valve, la multimillonaria compañía que está detrás de Steam.

Valve tenía buenos motivos para volver a crear videojuegos. No solo porque Alyx sirve para revivir una saga que los fanáticos llevan esperando por mucho tiempo, sino porque también es una gran excusa para promocionar su visor de realidad virtual (VR) Index VR. De partida, el sistema completo cuesta $1,000 dólares y aún si tienes algunos sensores compatibles como los del HTC Vive, todavía habrá que gastar $750 dólares por el visor de Valve y el sensor de seguimiento de movimiento para los dedos.

De todas formas, debes saber que no se necesita un visor de gama alta como el HTC Vive o el Index de Valve para jugar Half-Life: Alyx. Existen algunas alternativas más económicas, como el Oculus Quest 2, y por ello es que hemos creado una lista de cinco visores de VR que son más baratos y con los que se puede entrar al mundo de Alyx sin quedar en bancarrota.

Half Life: Alyx – Requerimientos de sistema

Antes que nada, vamos a asumir que tu computador cumple con los requerimientos mínimos para el juego, y si no sabes cuales son, te los recordamos:

  • Sistema operativo: Windows 10
  • CPU: Intel Core i5-7500/AMD Ryzen 5 1600 o superior
  • RAM: 12 GB
  • GPU: GTX 1060/RX 580 o superior – 6 GB de VRAM

Además de lo anterior, serán necesarios 67 GB de espacio para instalar el juego. Valve solo ha entregado los requerimientos mínimos para Half Life: Alyx, por lo que si bien el hardware mencionado antes sí correrá el juego, quizás no lo haga de manera óptima.

Idealmente, es mejor una CPU algo más nueva como el i5-10600K o el Ryzen 5 3600X. Lo mismo con las tarjetas de video: la RTX 2070 Super o la 5700 XT de AMD son las mejores GPU que hay en el mercado, aunque claramente las más recientes RTX 3080 o la RX 6800 XT tendrán mejor rendimiento.

HP Windows Mixed Reality Headset

Si tienen un PlayStation VR y les gusta el diseño tipo binocular que se sujeta con una cinta alrededor de la cabeza, entonces tal vez querrían empezar con el visor HP Windows Mixed Reality. Este visor es relativamente barato ya que el set completo se puede encontrar por cerca de $200 dólares en el mercado de segunda mano. Su sistema de seguimiento tipo inside-out significa que todos los sensores de movimiento son internos, por lo que se evita tener que instalar aparatos en las paredes. Y sus controles de movimiento son muy similares al control original de HTC o el Oculus Touch, ofreciendo una experiencia muy sólida.

El visor de HP tiene una resolución de 1440 x 1400 píxeles en cada lente y una tasa de refresco de 90Hz, lo cual es suficiente para ser competir en serio. Además, incluye varias características de otros visores de gama alta que lo convierten en una muy buena opción de entrada para el mundo de la realidad virtual.

Es importante saber, eso sí, que para tener este visor habrá que buscar en el mercado de segunda mano ya que HP dio el salto hacia un modelo más avanzado. El HP Windows Mixed Reality Headset cuesta $400 dólares nuevo y en ese rango de precio existen algunas opciones mejores.

Acer Mixed Reality

El visor Mixed Reality de Acer parece como una reencarnación del Virtual Boy de Nintendo, lo cual tiene lógica pensando en que esa consola era VR. Pero fuera de su diseño tipo juguete, el Acer Mixed Reality es muy similar al visor de HP mencionado arriba.

La resolución de este visor es de 1440 x 1400 píxeles en cada lente. El diseño con sensores de movimiento internos, los controles y el sujetador tipo cinta siguen la misma línea, por lo que la experiencia de uso será muy similar. Así que la recomendación sería que elijan el que encuentren más barato.

En cuanto a precios, los pocos modelos nuevos que quedan cuestan alrededor de $500 dólares, mientras que en el mercado de segunda mano pueden tener precios entre $200 y $220 dólares. Igual que con el visor de HP, este modelo es una buena alternativa por no más de $200 dólares, así que si pueden gastar un poco más, quizás sería mejor ir por alguno de los nuevos visores de Oculus.

Oculus Rift S

El Oculus Rift S es el visor que en general recomendaríamos para jugar Half-Life: Alyx, más allá de su precio. Sí, a $400 dólares se sale del rango de los visores similares en el mercado de segunda mano, pero Oculus aún lo vende de manera oficial y está algunos pasos por delante del resto.

Cada lente del Rift S alcanza una resolución de 1280 x 1440 pixeles y si bien su tasa de refresco a 80Hz es levemente inferior que los anteriores visores de esta lista, tiene un rango de visión más amplio que alcanza los 115 grados y tecnología de lentes híbridos de segunda generación de Oculus, que reducen el efecto visual que hace que las imágenes dentro del visor se vean como cubiertas por una malla cuadriculada.

A diferencia del Oculus Rift, el Rift S no necesita sensores de movimiento externos; la tecnología de seguimiento está dentro del visor y es una de las mejores en el mercado. y aunque si bien un sistema de seguimiento como el del Valve Index es lo ideal, la tecnología del Rift S funciona muy bien. Además, el visor utiliza menos cables que otros visores similares, lo cual siempre se agradece.

Oculus Quest 2

El Oculus Quest 2 es un vistazo al futuro de la realidad virtual, ya que permite experimentar esta tecnología libre de cables o incluso, libre de un PC. Por ahora es solo un pequeño avance, pero aún así el Quest 2 es un producto muy llamativo aún cuando solo puede correr juegos más simples como Super Hot o Beat Saber sin conectarse a un computador. Para Half-Life: Alyx, habrá que comprar el cable Oculus Link.

El Oculus Link cuesta $80 dólares y si bien le aumenta su precio, también permite conectar el visor a un computador usando un puerto USB 3.2 tipo C. Si bien todos los computadores traen puertos tipo C, el nuevo estándar 3.2 tiene un mayor ancho de banda, lo que es a su vez la gran limitación de este sistema.

La resolución del Quest 2 es mayor a la del Rift S con 1832 x 1920 píxeles en cada lente, aunque su tasa de refresco es menor a solo 72Hz. En su rango de precio, el Quest 2 y el Rift S son esencialmente lo mismo, pero si lo que quieren es solo poder jugar Half-Life: Alyx con un PC, la recomendación sería ir por el Rift S. En cambio, si la idea es también poder probar otros juegos como los mencionados antes, el Quest 2 con el Oculus Link es una buena oferta.

Dell Visor

El Dell Visor bien podría ser un aparato que hubieran usado Los Supersónicos. Originalmente diseñado para la burbuja de realidad mixta de Microsoft, este producto de Dell puede costar la mitad del precio del visor más caro de Oculus, siempre y cuando lo puedan encontrar.

Al igual que con los visores anteriores, el Dell Visor viene con sensores internos, lo que simplifica la experiencia de uso. También tiene controles de movimiento, un diseño tipo flip-up para levantarlo fácilmente de la vista, y una cinta sujetadora que va en la parte de atrás de la cabeza.

Todavía pueden encontrarse unidades del Dell Visor, con precios de liquidación que rodean los $300 que si bien no están mal, no son mucho mejores que el Quest 2 con el Oculus Link. El mercado de segunda mano de este visor tiene de todo, ya que algunas unidades pueden ir desde los $140 a los $400 dólares, aunque en general los precios rondan entre los $200 y los $250 dólares.

En este punto, es bueno preguntarse por qué los mayores fabricantes en el segmento tiene básicamente el mismo producto con una diferente carcasa. Por lo mismo, el secreto para poder jugar Half-Life: Alyx con el visor más barato posible es tratar de buscar visores para realidad mixta. Eso significa que también habrá que tener un PC con especificaciones de gama media-alta hacia arriba, pero en el caso que ya tengan ese equipo, entonces la barrera de entrada a la realidad ya no es tan grande. Sí, sigue siendo un producto algo caro, pero vale la pena considerar que un visor de VR se puede usar para muchas otras cosas que solo jugar un videojuego.

Recomendaciones del editor