Cinco razones para comprar un VW Passat 2020

Tuvimos la oportunidad de conducir recientemente el nuevo VW Passat 2020, un sedán de tamaño grande que nos dejó sorprendidos por su eficacia y costo. Los autos sedán son considerados hoy día como una especie en vías de extinción y fue precisamente por eso que nos llamó la atención este carro. Decidimos contarte cuáles son las cinco razones por las que deberías comprarlo.

1- Precio

Para ser un auto importado de Alemania y de gran tamaño, nos parece que vale la pena desembolsar $32,410 dólares por un VW Passat versión SEL. Si se te hace costoso, la línea S comienza en los $23,000 dólares y existen otras variaciones, siendo la SEL la más equipada. Te recomendamos también que eches un vistazo a la R-Line, una línea deportiva.

2- Tamaño

Nos sorprendió el espacio para piernas en la parte trasera, pues fácilmente se pueden transportar cinco adultos en el Passat y ninguno se sentirá incómodo. En otras palabras, es perfecto para una familia con tres hijos. Son 39 pulgadas (99 cms) de espacio entre el asiento trasero y el delantero y 42 pulgadas (106 cms) en la parte frontal. La cajuela cuenta con 16 pies cúbicos (0.4 mts cúbicos) para guardar un equipaje digno de María Félix.

Pantalla del VW Passat 2020
Juan García/ DTES

3- Diseño

Es un clásico diseño alemán, muy similar a su hermano mayor, el Audi A6. Siendo el fabricante la misma empresa, comparten la misma base, así como el diseño. Son muy parecidos en su exterior, y sin duda tener un Passat da la impresión de sofisticación, sin la necesidad de tener que romper el cochinito de los ahorros.

4- Confiabilidad

Todos sabemos que los autos con ADN alemán son sinónimo de confiabilidad. Sabemos que las marcas orientales han avanzado mucho en este sentido, pero nadie puede decir que un carro teutón es corriente u ordinario, por el contrario, se pueden ver modelos viejos por las calles en perfecto estado. Por lo tanto, comprar un Passat es sinónimo de tranquilidad y sabemos que no nos dejará tirados por ahí.

VW Passat 2020 rojo de frente
Juan García/ DTES

5- Es un Volkswagen

Aunque no lo parezca, sigue siendo un VW y una parte de la nostalgia del “Vocho” sigue viva en los autos de esta empresa. Son marcas que han estado con nosotros por mucho tiempo y sabemos que perdurarán por muchos más. Por lo menos, en lo personal, al ver el emblema de los VW, me viene a la mente el auto que marcó una época, el clásico sedán redondeado. Sí, conocemos su oscuro pasado relativo a la Segunda Guerra Mundial, pero el tiempo pasa, y los Volkswagen siguen en vivos en nuestra memoria.

Recomendaciones del editor