Noticias

¿Puede un Atari 600 XL reproducir Spotify? Acá está la respuesta

Se llama Per-Olov Jernberg y es un programador que a través de Twitter mostró un experimento que dejará a varios amantes de la década de los ochenta con tiritones, ya que usando una Atari 600 XL de 8 bits, logró reproducir Spotify en la vieja consola.

¿Cómo lo logró?. Bueno se valió de sus conocimientos técnicos y explicó todo en la plataforma GitHub.

Básicamente utilizó un puerto periférico y las entradas para disco que tiene la vieja consola de más de 40 años.

Veamos un paso a paso:

  • Cuando el Atari se enciende por primera vez, solicitará información de la unidad de disquete de sus periféricos conectados.
  • El programa es algo similar a un cliente de terminal, lee la entrada del teclado y el joystick y los envía a través del puerto periférico a la PC, la PC le dice qué renderizar en la pantalla, al igual que en los viejos días de marcado del módem.
  • Mientras el programa se está ejecutando, el sonido pasa por el puerto periférico / SIO , un puerto que también sucede tener un pin de entrada de audio que podemos usar para conectarle una fuente de audio. El audio luego pasa a través del Atari y sale al modulador de RF a la TV analógica.
  • El Atari no está cerca de poder generar datos PCM por sí mismo, y especialmente para no descifrar ni decodificar un flujo de audio OGG.
  • En cuanto al hardware, lo único que se necesita para conectar el Atari a la PC es un convertidor serie USB y algunos cables. (Google SIO2PC, SIO2USB, SIO2BT para muchos ejemplos)
  • El objetivo final era hacer un pequeño dongle que simplemente conectaras a la parte posterior del Atari, como un Google Chromecast para tu TV.
  • Luego se trabaja en el código de Atari: El código que se ejecuta en Atari es un programa C bastante simple y un pequeño ensamblador que se compila utilizando la excelente cadena de herramientas CC65.
  • Finalmente se utiliza un código Python y la caratula del álbum en ATASCII.

Una obra de arte, que sin duda dejará a varios nostálgicos por las nubes. A escuchar música ochentera.

Recomendaciones del editor