Así funciona la ley de Australia que doblegó a Google y Facebook

Después de un trámite conflictivo, con los gigantes tecnológicos Google y Facebook que presionaban en contra de su aprobación, Australia dio luz verde a la ley que obligará a estas compañías a pagar a los editores locales por el contenido de noticias en su plataforma.

Se trata de la primera de este tipo a nivel mundial, de ahí que su discusión se haya seguido con atención por la industria de los medios de comunicación, las propias plataformas y otros países que evalúan medidas similares.

La medida llega después de que Google amenazara con retirar su buscador de Australia y Facebook bloqueara todo el contenido de noticias para los usuarios del país oceánico, aunque más tarde retrocedió.

La ley se aprobó con enmiendas que podrían eximir a Facebook y Google, siempre que cumplan con los compromisos que asumieron, en orden de pagar miles de millones de dólares a editores locales por el contenido de sus noticias. De hecho, Google ya implementó la plataforma News Showcase en Australia.

La legislación surgió después de una investigación de la Comisión Australiana de Competencia y Consumidores (ACCC, por sus siglas en inglés), que estableció que los gigantes tecnológicos obtenía parte importante de sus ingresos por publicidad en línea a expensas de los medios.

Sin embargo, Google y Facebook argumentan que ayudan a los editores al dirigir el tráfico y que sus plataformas permiten que las personas encuentren contenido de noticias.

Cómo funciona la ley

Bandera de Australia
Pixabay

La ley de Australia, conocida como Código de Negociación de los Medios de Comunicación, incentiva a los gigantes tecnológicos y a las empresas editoriales alcanzar acuerdos de pago por vincular o utilizar contenido de noticias.

La normativa incluye un proceso de arbitraje obligatorio para aquellos casos en los que no se pueda llegar a un acuerdo sobre las tarifas.

Además, exige que las empresas de tecnología notifiquen con anticipación a las organizaciones de noticias cambios en los algoritmos.

Cualquier disputa sobre el valor del contenido de las noticias sería resuelta por el juez, algo que los analistas dicen que beneficia a los grupos de noticias.

Sin embargo, el gobierno argumenta que el objetivo es conseguir un proceso de negociación “más justo”, ya que le da más influencia a las empresas  de noticias.

Contribuciones serán eximidas

Según la ley, el gobierno deberá considerar las contribuciones existentes, como acuerdos comerciales con editores, antes de aplicar el Código.

De esta forma, Facebook y Google, que han alcanzado convenios con editores de noticias locales, podrían sortear los procesos de arbitraje.

La plataforma, además, debe ser notificada con un mes de anticipación si será sometida al Código.

La ley se revisará un año después de su entrada en vigor para evaluar su impacto.

Recomendaciones del editor