Sonos Roam vs. Sonos Move: batalla en portabilidad y potencia

Una vez que ya tuve la oportunidad de probar la Sonos Roam, no tengo muchas dudas: se trata de una de las mejores bocinas (o altavoces, si prefieres) inalámbricas e inteligentes del mercado. ¿Y qué hay de aquella versión no tan compacta, la Sonos Move? ¿Cuál de las dos es más conveniente? Es lo que toca descubrir en esta guía.

Puntos de encuentro

No está de más decir que detrás de la Roam y la Move se encuentra Sonos, el reconocido fabricante de audio con oficinas centrales en Santa Bárbara, California, lo que influye en tener calidad sonora tanto en exteriores como en interiores, así como el mismo proceso de configuración inicial.

Presentación

La Sonos Move (3 kilogramos) se lanzó en septiembre de 2019, con el objetivo de contar con una unidad sonora para el hogar, pero también funcional para llevarla a los exteriores. En tanto que la Roam (430 gramos) se desveló en marzo de 2021 como un altavoz inteligente ultraportátil, «diseñado para ofrecer un sonido excelente en casa y en cualquier aventura».

Sonos Roam vs. Sonos Move

En otras palabras, ambas están pensadas para transportarse, pero la Roam cuenta con la ventaja de que incluso se puede llevar en cualquier tipo de mochila o bolsa.

Configuración

Tanto la Roam como la Move se configuran de manera similar desde la aplicación de Sonos, el hub que también sirve para enlazar servicios de música en streaming, acceder a actualizaciones de sistema y controlar la reproducción individual o conjunta, entre otras opciones.

Si bien la app cumple con su objetivo, tal vez necesita ser un poco más intuitiva, especialmente para que el dominio de todas sus alternativas sea más rápido.

Conectividad 

Los altavoces se conectan a la red wifi local y son compatibles con el estándar Bluetooth. ¿Qué significa o qué ventajas representa este tipo de opciones en los dispositivos?

Cuando están enlazados a wifi, el control de los equipos se lleva a cabo por medio de la app de Sonos, pero no solo eso, también se pueden agrupar —reproducción conjunta—, usar los asistentes de voz que previamente se configuraron y echar mano de Trueplay de manera automática, herramienta que equilibra y ajusta los productos de Sonos para garantizar un sonido óptimo en cualquier lugar.

En cambio, el estándar Bluetooth hace que se desempeñen como speakers convencionales, es decir, que solo responden a la fuente a la que están comunicados, desde una computadora portátil hasta un reproductor multimedia. En otras palabras, pierden sus funciones «inteligentes».

Eso sí, la Sonos Roam hace más fácil el proceso de pasar de wifi a Bluetooth, y viceversa, respecto a su «hermana mayor».

Diferencias más allá del tamaño

Sonos Roam vs. Sonos Move

La diferencia en tamaño es evidente entre la Roam y la Move. De alto, la primera mide 6.61 pulgadas, mientras que la Move, 9.44 pulgadas. Sí, resulta más práctico llevar de un lado a otro a la más compacta.

Ello no significa que la Move no sea fácil de transportar —su parte trasera incluye un orificio que facilita sujetarla de manera firme—, aunque tampoco es que se pueda meter fácilmente a una mochila o bolsa. Más allá de su tamaño y peso, existen más diferencias entre ambos equipos.

Sonido 

Como se dijo líneas atrás, el hecho de que los dos altavoces vengan de Sonos garantiza que ofrezcan un sonido potente, detallado y claro, aun cuando estén en su máximo volumen.

Aquí sí, debido a sus dimensiones y componentes, el alcance sonoro de la Sonos Move se extiende más en el espacio en relación a la Roam. En este sentido, resulta un equipo ideal para una reunión en la sala o en el patio de la casa.

Sonos Roam

Es importante mencionar que no es que a la Roam le falte potencia, todo lo contrario, por su tamaño, sorprende la que otorga. Lo que sucede es que se trata de un dispositivo con el objetivo de proporcionar una experiencia más personal.

Autonomía

Si se deciden sacar de la habitación, tanto la Sonos Roam como la Move tienen la ventaja de funcionar sin estar conectadas a la corriente eléctrica.

La Move da una autonomía de hasta 11 horas, mientras que su «hermana menor», 10 horas. Claro, esos tiempos pueden verse afectados por distintos factores —desde el nivel de volumen hasta la conexión Bluetooth—, sin embargo, no deja de ser un buen rango para «musicalizar» una reunión o sesión de trabajo.

Entonces, ¿Sonos Move o Sonos Roam?

Quedó de manifiesto que ambas bocinas no decepcionan en su calidad sonora, por lo que es una difícil decisión seleccionar solo una de las dos.

Usuario transportando la Sonos Move

En una situación en que se necesite de un audio más personal, con la posibilidad de transportar el dispositivo de manera rápida, la mejor opción es la Sonos Roam. Cuando el requerimiento es cubrir un mayor espacio, pero sin que ello implique perder ciertas opciones de movilidad, la Sonos Move es la respuesta.

Ahora, quienes tengan la oportunidad de adquirir las dos y, en consecuencia, conjugar su sonido a través de la app de Sonos, tendrán una experiencia sonora de alta calidad, pocas veces ofrecida en equipos compactos.

Recomendaciones del editor