Samsung y LG logran acuerdo para terminar con la guerra QLED

Tras años de disputa incesante entre Samsung Electronics y LG por el desarrollo de los televisores QLED HDTV, ambas compañías acaban de poner fin al conflicto luego de la firma de un acuerdo.

Según informó National Linterest, el conflicto terminó abruptamente debido a que los dos gigantes de la tecnología con sede en Corea del Sur firmaran un acuerdo ante la “Comisión de Comercio Justo” de dicho país.

Entre los compromisos firmados por ambas compañías se encuentra la suspensión de cualquier tipo de campaña publicitaria de desprestigio entre ellos, cambiando desde ahora el rumbo de las cosas.

Desde ahora ambas empresas pondrán más énfasis en mejorar la calidad de sus productos en vez de realizar el desprestigio del otro.

En la actualidad, el mercado de las TV está dominado por ambas compañías, debido a que Samsung y LG poseen sistemas de primer nivel para ofrecer en sus dispositivos imagen de alto nivel, acompañada de claridad y profundidad.

Samsung y LG logran acuerdo para terminar con guerra QLED

En lo que respecta a LG, la empresa ha utilizado durante años la tecnología de pantalla OLED, potenciando todas las capacidades de sistema que ofrece este tipo de paneles.

Por otra parte, Samsung ha hecho lo suyo con la tecnología QLED, tecnología que utiliza hace algunos años y actualmente predomina su uso en la mayoría de las gamas de televisores con los que cuenta actualmente.

En septiembre de 2019 la relación entre ambas empresas empeoró luego de la realización de una conferencia de prensa en la que altos ejecutivos de LG afirmaron que la tecnología de Samsung no era 100% verdadera.

En aquella ocasión, las palabras de los representantes de la compañía fueron las siguientes “un panel QLED verdadero debería utilizar una serie de puntos cuánticos, que deberían emitir su propia luz. Con esta medida se eliminaría la necesidad de retroiluminación, algo que no pasa en los dispositivos Samsung”.

Tras una investigación iniciada por la Comisión General de Comercio (FTC), la institución concluyó que los televisores QLED, entre los que se encontraban los de Samsung, poseen pantallas auto emitidas.

Sin embargo, se le recomendó a la compañía coreana que desde ahora en adelante sus anuncios deben dejar en claro que los televisores utilizan una luz de fondo.

Esto significa que las pantallas de Samsung son esencialmente televisores LCD con una película de punto cuántico, por lo que el conflicto ha terminado y ambas empresas firmaron el fin de sus problemas.

Recomendaciones del editor