Una familia afirma que su Amazon Echo Dot se incendió

cambiar la voz de Amazon Alexa
Rich Shibley/Digital Trends

La tercera generación del Amazon Echo Dot es popular, pero para una familia, lo dejó de ser. Joe Jachym, un bombero retirado, cuenta que al llegar a casa el pasado domingo, 24 de febrero, encontró su cocina llena de humo que no provenía de su horno, sino de su Amazon Echo Dot de tercera generación que se encontraba en llamas. De acuerdo con Jachym, un incendio eléctrico centrado alrededor del enchufe o del tomacorriente hubiera activado un interruptor que en teoría extinguiría el corto, pero en este caso ni el enchufe ni el tomacorriente estaban dañados. Solamente el asistente inteligente lo estaba.

La familia Jachym extinguió el fuego, que no causó mayores daños, a excepción de dejar huellas negras de humo en los gabinetes y el mesón de madera quemado. Sin embargo, lo más sorprendente de esta historia es que cuando llegaron a Amazon, la compañía no pareció preocuparse en absoluto. Después de que una estación de noticias de Ohio buscara obtener respuestas de Amazon al respecto, un representante de la compañía se comunicó con la familia, ofreciendo un dispositivo de la línea Echo y pidió el Echo Dot para su inspección.

Según la estación de noticias que informó sobre el incidente, Fox 8 Cleveland, la familia Jachym dice que planean usar el nuevo Echo Dot que Amazon les está enviando y buscarán un reembolso en el lugar donde compraron su modelo original.

Millones de familias utilizan el Amazon Echo Dot y otros modelos del asistente inteligente, pero nunca se había escuchado acerca de un incendio de este dispositivo. Si bien es probable que no haya motivo de preocupación, siempre es una buena idea tener cuidado y tomar precauciones adecuadas como se hace con cualquier dispositivo electrónico. Asegúrarse de que no se encuentre ubicado cerca de un área con líquidos y con buena ventilación es una buena precaución.

Todavía no se sabe por qué se incendió el Echo Dot de la familia Jachym, pero la situación podría haber sido mucho peor si hubiera estado cerca de materiales inflamables como lo son el papel o las cortinas.

Ha habido casos de explosiones de dispositivos aparentemente espontáneas en el pasado. A Samsung le llovieron las críticas hace unos años debido a varios casos de explosión del teléfono Galaxy Note 7 y una mujer indicó que sus AirPods se incendiaron durante un vuelo.

Recomendaciones del editor