Los resultados del test genético para gatos dejaron más preguntas que respuestas

Examiné el ADN de mi gato, pero los resultados solo generaron más misterios

prueba adn gatos img 3268
Aron Covaliu/Digital Trends Español

En el 2007, el genoma de una gata abisinia llamada Cinnamon fue parcialmente secuenciado. Desde entonces, los investigadores han aprendido mucho acerca del ADN de los gatos, a pesar de la falta de fondos. “Ha habido una menor financiación para gatos de lo que hay para perros, y esto es motivado principalmente por el hecho de que existen muchas más razas de perros que de gatos”, afirmó la doctora Leslie Lyons, una de las más importantes genetistas felinas. Ella inició el proyecto 99 Lives para secuenciar los genomas de una amplia variedad de gatos. Ya han superado los 200. Diez años después de la primera secuenciación de Cinnamon, el laboratorio de Lyons sacó un genoma ampliado y mejorado de ella.

Enfermedades como el asma, la atrofia de retina y la enfermedad poliquística renal tienen similitudes en humanos y gatos. “Si tenemos 21,000 genes en el cuerpo humano, la mayoría son los mismos que se hallan en gatos y perros y cerdos y caballos”, señaló Lyons. “Así que la mayoría de los mamíferos tienen genomas más o menos del mismo tamaño y tienen los mismos genes. Son muy similares. Entonces, el gen que causa la enfermedad poliquística renal en el gato es el mismo gen que causa la enfermedad poliquística renal en humanos”.

Los científicos también han descubierto mucho acerca de la apariencia de los gatos, como la mutación que le da al cornish rex su pelaje rizado estilo poodle. Aunque existe un gen de “docilidad” en ciertos zorros, aún no se sabe a ciencia cierta qué hace que los gatos ragdoll aflojen el cuerpo al estar en tus brazos o que el manx sea tan juguetón. Los criadores aún dan preferencia a los gatos con ciertas personalidades y características, con la esperanza de que los transmitan a las siguientes generaciones.

prueba adn gatos cornish rex getty 720x720
Romas Zeimys/Getty Images

DE BUENA RAZA

Además del Twix, los Skittles y el alimento Pedigree para mascotas, Mars produce la prueba de ADN Optimal Selection para gatos y perros. Esta prueba se hace para criadores y proporciona información acerca del color, patrón y tipo de pelaje de un animal (existen diversas variedades de pelo largo), además de otras morfologías físicas, como las mutaciones en las colas del bobtail japonés y el manx. También hay más de 40 tipos de enfermedades que la prueba busca. Además, le dice a los dueños el tipo de sangre de su gato y les proporciona un porcentaje de diversidad.

El porcentaje se basa en la proporción de genes heterocigotos, en los que el gato haya heredado dos alelos diferentes de sus padres. Optimal Selection traza el porcentaje en un gráfico. Si el número es mayor a la izquierda, el gato no es el más diverso de su raza, e idealmente debe aparearse con uno con mayor diversidad genética cuyo porcentaje tienda más hacia la derecha. “La idea es que los criadores empujen esa curva cada vez más a la derecha, incrementando la diversidad genética disponible en su población”, afirmó la doctora Angela Hughes, directora de investigaciones de genética veterinaria en Wisdom Health, el área a cargo de Optimal Selection.

Conocer el tipo de sangre de un gato y saber si es portador de enfermedades es esencial para los criadores. Pero, ¿y los dueños de mascotas cuyos gatos definitivamente no tendrán gatitos? “Algo que nos preocupa con los gatos es una especie de enfermedad cardiaca silenciosa, la cardiomiopatía hipertrófica”, señala la doctora Katie Lytle, de Wisdom Health; es una de las enfermedades que Optimal Selection busca. “Un mal día en la práctica veterinaria es cuando pierdes un paciente inesperadamente”. Eso es un poco frecuente en el Maine coon, pero, ¿y si no tienes idea de qué tipo de gato tienes? La Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad con los Animales calcula que solo alrededor del 3 por ciento de los gatos en Estados Unidos proviene de criadores. El resto son mezclas aleatorias – gatitos domésticos de pelo corto, pelo largo o pelo medio sin pedigrí ni papeles.

DE BUENA CUNA

Basepaws es una prueba de ADN felino que te proporciona “hallazgos acerca de la raza de tu gato”, aunque hace énfasis en que no es una prueba de raza. No te dirá que tu gato es 50 por ciento persa, 25 por ciento ragdoll y 25 por ciento birmano. Tampoco te dirá nada de qué enfermedades porta tu gato, aunque Basepaws asegura que esa información vendrá en el futuro.

prueba adn gatos basepaws test fur 720x720
Jenny McGrath/Digital Trends

Usando las dos tiras de plástico de Basepaws, quité algunos mechones sedosos del lomo de mi gato Dobby. El sitio afirmó que tendría mis resultados en ocho a 10 semanas; en realidad tardaron alrededor de cinco meses. De acuerdo con mi reporte, Dobby es similar al birmano, siamés, persa, ragdoll, peterbald, LaPerm, bobtail japonés, himalayo, mau egipcio, pelicorto inglés y pelicorto americano. Cada raza tenía su propio gráfico que trazaba de menor a mayor probabilidad, con el doméstico en el centro. La anchura de las barras en el gráfico “indica la exactitud” de la predicción de la prueba. Casi todas las barras de Dobby medían más o menos lo mismo y rondaban la parte central, con los extremos yendo hacia “más probable” y “menos probable”. Fue confuso. Mi esposo, que es científico, lo interpretó así: si Dobby no es doméstico, hay aproximadamente entre un 25 y un 82 por ciento de que sea birmano.

Es interesante, pero no es tan útil. Sin los datos referentes a su salud, no parece tener mucho sentido que le diga a mi veterinario que Dobby podría tener algunos rasgos de birmano. Aunque es agradable confirmar que la raza se parece a los perros en su tendencia a seguir a sus dueños de habitación en habitación, yo preferiría saber si tiene hipokalemia, una enfermedad que afecta a los gatos birmanos. (De hecho, gracias a la prueba de Optimal Selection, sé que no la tiene, ni las otras enfermedades que la prueba busca, aunque es portador de un trastorno de la barrera hematoencefálica que podría provocar que algunos medicamentos resulten más tóxicos).

Basepaws se encuentra trabajando en una tecnología que los ayudará a descubrir nuevas variantes, que luego utilizará para intentar venderte alimento especial: “La personalización en la nutrición de las mascotas es nuestra primera meta”.

Por $95 dólares, Basepaws realmente no reveló ningún misterio acerca de Dobby. Aún no sé por qué insiste en saltar sobre mis libreros y tirar todo al suelo. ¿Por qué le obsesionan tanto las aspiradoras robot? Probablemente no exista una prueba de ADN en el mundo que me lo pueda decir. Sin embargo, si de verdad quieres saber de dónde proviene tu gato, la Universidad de California en Davis tiene una prueba genealógica que cuesta $120 dólares y sirve para respaldar las investigaciones, no para tratar de convencerte de comprar comida elegante para gatos.

Recomendaciones del editor