La Estación Espacial Internacional evita impacto con basura

La Estación Espacial Internacional (ISS) tuvo que realizar una maniobra de movimiento para evitar la colisión con un objeto de basura espacial de 10 centímetros de tamaño.

Según informó la Agencia Espacial Rusa (Roscosmos), la medida de prevención fue no planificada y fue necesaria aplicar para corregir la órbita por la que normalmente transita la nave.

La declaración oficial dice que “todas las operaciones se realizaron de modo normal y en total correspondencia con los cálculos de los especialistas rusos del servicio de balística”.

Para llevar a cabo el movimiento, los astronautas a bordo tuvieron que realizar la activación de los propulsores del carguero Progress MS-14, que se encuentra acoplado al módulo ruso de la estación llamado Zvezda.

Tras realizar la activación del protocolo, los motores funcionaron por un total de 100 segundos, causando un aumento en la altura de la ISS de aproximadamente 300 metros sobre su órbita normal.

Sin embargo, los cambios de órbita no es algo poco común en la normal actividad de la Estación Espacial Internacional, ya que en forma constante las astronautas en conjunto con los ingenieros a cargo deben encargarse de realizar cambios en la ruta normal de la nave.

La Estación Espacial Internacional evita impacto con basura
NASA

Sin ir más lejos, el pasado 29 de junio el laboratorio espacial tuvo que elevar su altura en 480 metros, quedando ubicada a 418 kilómetros de distancia de la Tierra.

La razón detrás de esta maniobra fue en próximo 23 de julio debería llegar a la nave el nuevo carguero Progress MS-15, en el que irán implementos científicos y otros objetos que la tripulación necesita a bordo para realizar su trabajo.

No obstante, la cantidad de basura espacial presente en la órbita terrestre está siendo un verdadero problema para las agencias espaciales. Según datos entregados por Roscosmos, para el 2030 la cantidad desechos se duplicarán.

El Sistema de Control Espacial ha catalogado recientemente un total de 50,000 elementos como posibles peligros para los satélites y naves espaciales que orbitan actualmente nuestro planeta.

En palabras de la Roscosmos, la colisión con un objeto de sólo 10 centímetros podría significar “una fragmentación catastrófica, ya que la perforación causaría la rotura de los escudos y un posterior daño a los sistemas subsatelitales”.

Recomendaciones del editor