Los peores finales de series de todos los tiempos

Cuando estamos inmersos en una serie, la vemos por horas, además de esperar con paciencia por una nueva temporada cada año. De esta manera, después de invertir tanto tiempo apoyándola, se espera que el final sea algo sublime o que al menos mantenga el nivel de toda la serie.

Programas como Breaking BadMad MenSons of Anarchy y MASH tuvieron cierres fantásticos con los que dieron fin de forma conmovedora a historias de larga duración. Sin embargo, no siempre pasa, como en Game of Thrones. En esta lista reunimos los peores finales de series de televisión que hemos visto.

(Nota: te advertimos que encontrarás spoilers en este artículo).

True Blood

Los peores finales de series
True Blood | Los peores finales de series

A pesar de su larga y exitosa carrera, True Blood no terminó muy bien. Finalizó con lo que los fanáticos describieron como una historia decepcionante que no pudo brindarle un cierre satisfactorio a los personajes en los que habían invertido tanto tiempo. El enfoque cambió demasiado a los personajes emparejados y la importancia de tener hijos. Tanto así, de hecho, que Bill instó a Sookie a que lo matara para poder llevar una “vida normal”, lo que va completamente en contra de la dirección general de un programa que siempre traspasó los límites y fue contra la corriente. Sin mencionar que fue Bill quien tomó la decisión de que Sookie siguiera adelante y se casara con otra persona, ella no lo estaba haciendo por sí misma. El final deshizo todo lo que la serie había hecho por la igualdad de género, así que no hace falta decir que los fanáticos no quedaron impresionados.

Girls

Los peores finales de series
Girls | Los peores finales de series

Después de pasar seis temporadas familiarizándose con Hannah y su grupo de amigas inadaptadas que intentaban navegar la vida adulta (y a menudo fracasaban miserablemente), el final de Girls parecía totalmente forzado y apresurado. Hannah quedó embarazada accidentalmente por un hombre al azar, quien la dejó sola con el bebé. Luego, ella y su mejor amiga, Marnie, decidieron criar al bebé juntas. Hubo poco cierre para el resto del elenco principal, incluyendo el personaje emergente Adam (Adam Driver). El único enfoque que hubo en el final fue la historia de Hannah, mostrando a Marnie y Hannah mientras se preparaban para las responsabilidades adultas reales.

Los fanáticos esperaron durante varias temporadas para que sucediera algo significativo que demostrara el crecimiento de cada personaje. Pero terminó siendo una versión deformada de un final feliz para Hannah, sin resolución para el resto de los personajes y sus historias.

Beverly Hills 90210

Beverly Hills 90210 | Los peores finales de series
Beverly Hills 90210 | Los peores finales de series

Después de 10 temporadas de drama adolescente, el gran final de esta popular serie de de Fox mostró el matrimonio de Donna (Tori Spelling) y David (Brian Austin Green). Más allá de su tórrido romance y en lugar de seguir adelante con su vida, Kelly (Jennie Garth) decidió continuar con el mujeriego Dylan (Luke Perry). ¿En serio?

Para agregar más fuego a la hoguera, Jason Priestley, quien dejó el programa en la penúltima la temporada, ni siquiera regresó para repetir su papel como el personaje clave de Brandon, y solo envió un mensaje de video con buenos deseos para quienes fueron sus mejores amigos. No estamos hablando de Shakespeare, pero el final dejó mucho que desear.

Dexter

Dexter | Los peores finales de series
Dexter | Los peores finales de series

Después de ocho temporadas en Showtime, entre 2006 a 2013, Dexter llegó a su fin. El asesino en serie fue interpretado por Michael C. Hall y era imposible que no sedujera a los espectadores. Cada temporada parecía ser mejor que la anterior, pero mostró signos de que había llegado a su cúspide en la temporada 4, cuando John Lithgow nos cautivó como el Asesino de la Trinidad. Sin embargo, los fanáticos continuaron apegándose durante las deslucidas temporadas siguientes, esperando al menos un final satisfactorio. Desafortunadamente, eso nunca sucedió.

El final, que fue visto como apresurado, molestó a los espectadores. De hecho, por mucho tiempo pidieron una secuela para descartar el final, el cual llevó a Dexter a vivir su infierno personal en la clandestinidad como un leñador barbudo. De todas formas, ahora hay una oportunidad de redención, ya que próximamente se estrenará una nueva temporada de Dexter de 10 episodios que finalmente podría traer un cierre adecuado a la historia que, incluso ocho años después, todavía ha dejado a los fanáticos con un sabor amargo en la boca.

Game of Thrones

Game of Thrones | Los peores finales de series
Game of Thrones | Los peores finales de series

Tras ocho temporadas, las reacciones de los fanáticos al final de esta serie de HBO se mezclaron. Muchos quedaron decepcionados no solo con el episodio final, sino con la última temporada completa. Sin la mirada de George RR Martin, los creadores de la serie, David Benioff y DB Weiss, tuvieron que resolverlo por su cuenta.

Decir que los espectadores no estaban satisfechos con sus decisiones es subestimarlos. El desarrollo de los protagonistas se apartó del camino, algunas historias se apresuraron y otros personajes no recibieron la atención que merecían. Muchos sintieron que el viaje de Daenerys para convertirse en la Reina Loca, por ejemplo, fue muy abrupto. Nadie esperaba un final feliz, pero para un programa que comenzó fuerte y mantuvo a los fanáticos en vilo durante dos años de pausa, esperábamos mucho más que un rey por defecto y un Jon Snow desterrado.

How I met your mother

How I met your mother | Los peores finales de series
How I met your mother | Los peores finales de series

El final de esta serie dejó a los fanáticos polarizados. La premisa del programa, que se emitió en CBS durante nueve temporadas entre 2005 y 2014, tuvo al personaje principal Ted Mosby (expresado en la narración por Bob Saget y interpretado por Josh Radnor), que contaba a sus hijos adolescentes la historia de cómo conoció a su madre. Cada episodio presentó un momento integral en su vida que supuestamente condujo a este encuentro. Así que cuando, después de 208 episodios, los espectadores se enteraron de que la madre había fallecido hace mucho tiempo, los corazones de todo Estados Unidos se hundieron en la desesperación.

Sin embargo, lo que realmente molestó a los fanáticos fue que Ted continuara con su relación con Robin (Cobie Smulders). Básicamente, la madre, que había sido tan central en la historia, terminó jugando un papel secundario para “la tía Robin”. Claro, las historias de amor no siempre tienen un final feliz, pero con una historia tan larga y prolongada sobre cómo se conoció Ted esta mujer, uno esperaría que fuera una historia de amor romántica, no una historia de la que se escapó.

Lost

Lost | Los peores finales de series
Lost | Los peores finales de series

Otro final que polarizó a los espectadores fue el de Lost, que después de seis temporadas finalizó en 2010 y pareció agregar más confusión ¿Estuvieron muertos todo el tiempo? ¿Están muertos ahora? ¿En qué punto murieron? ¿Qué partes de la historia eran reales y cuáles no? Si bien muchos fanáticos consideraron el final del programa como uno de los peores, otros aprecian la naturaleza abierta de la conclusión, lo que provocó debates y teorías que se discuten hasta hoy. Tal vez es lo que buscaban los creadores JJ Abrams, Carlton Cuse y Damon Lindelof. De cualquier forma, alguna claridad hubiera sido agradable para atar una serie complicada, extraña y misteriosa.

Roseanne

Roseanne | Los peores finales de series
Roseanne | Los peores finales de series

Esta comedia de los años ochenta y noventa hizo que los espectadores despreciaran la “secuencia de los sueños”. Después de nueve temporadas de representar a una familia de clase trabajadora promedio luchando por sobrevivir, el espectáculo dio un giro extraño cuando la protagonista Roseanne (Roseanne Barr), triunfó y ganó la lotería. La familia se fue de un lado a otro, viviendo con su nueva riqueza y preparando un final desastroso. Los espectadores descubrieron que todo era una historia ideada por Roseanne. De hecho, su esposo, Dan (John Goodman), no se recuperó del ataque al corazón que había sufrido la temporada anterior. Todo lo que habían visto era un producto de sus escritos, incluidos los detalles de su familia que fueron alterados por un efecto dramático.

Cualquier persona con un corazón habría derramado una lágrima al escuchar la última y conmovedora voz de Roseanne, pero ¿por qué convertir lo que fue un espectáculo cómico en un pozo de tristeza? El popular spin-off de continuación, The Conners, que se encuentra a la espera de la cuarta temporada, prácticamente borró el final, dando nueva vida a los personajes e historias que sugieren que el sueño al final fue eso: un sueño (o una pesadilla).

Seinfeld

Seinfeld | Los peores finales de series
Seinfeld | Los peores finales de series

Después de nueve temporadas repletas de episodios brillantemente divertidos sobre absolutamente nada, los fanáticos de Seinfeld quedaron comprensiblemente decepcionados cuando el episodio final de esta popular comedia de NBC no alcanzó las expectativas.

El final mostró al cuarteto principal, Jerry (Jerry Seinfeld), Kramer (Michael Richards), Elaine (Julia Louis-Dreyfus) y George (Jason Alexander), arrestados por no ayudar a alguien en problemas, aparentemente rompiendo el Ley del buen samaritano. Durante el juicio, se enfrentan a una serie de personas a las que habían provocado problemas a lo largo de los años, desde la anciana que Jerry robó por trozo de pan hasta la mujer virgen que los inspiró a celebrar “El Concurso”. En teoría, fue una excelente forma de recordar algunos de los mejores momentos (y personajes). Lamentablemente, la puesta en escena no estuvo a la altura de las expectativas.

Sex and the City

Sex and the City | Los peores finales de series
Sex and the City | Los peores finales de series

El final de esta comedia romántica de HBO fue en contra de su propia premisa. Durante seis temporadas, conocimos la vida de Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), una mujer soltera de 30 años que vivía como escritora en Nueva York, y sus amigas Samantha (Kim Cattrall), Charlotte (Kristin Davis), y Miranda (Cynthia Nixon), todas solteras, pero con citas. La audiencia mayoritariamente femenina elogió a las cuatro mujeres por sus éxitos, independencia y, por supuesto, sus atuendos. Y los espectadores querían que Carrie siguiera soltera. Desafortunadamente, terminó con su novio, Mr. Big, con el que volvía y rompía frecuentemente. No se suponía que era una serie con una historia de amor y un final feliz. De una poderosa comedia dramática sobre el empoderamiento femenino, pasó a ser en una historia sobre una mujer que llega a los 40 y encuentra a su caballero de brillante armadura.

Una continuación de la serie secuela llamada And Just Like That… se estrenará con 10 episodios de media hora en 2021, con el elenco original (menos Cattrall) retomando sus papeles. ¿La historia compensará el deslucido final? Los fanáticos tendrán que esperar para averiguarlo.

The Sopranos

Los peores finales de series
The Sopranos | Los peores finales de series

Después de seis temporadas de sexo, drama y violencia, muchos esperaban que The Sopranos terminara con éxito. Pero el programa, que se transmitió por HBO desde 1999 hasta 2007, en realidad terminó con un fracaso. Los espectadores se quedaron sin respuestas y con un sentimiento de degradación cada vez que escuchan Don’t Stop Believin’ de Journey, la melodía que sonaba de fondo mientras se desarrollaban los eventos finales.

En la escena final, parecía como si el jefe de la mafia Tony Soprano (el difunto James Gandolfini) estuviera a punto de ser golpeado mientras él y su familia disfrutaban de una comida tranquila en un restaurante. Pero luego, la pantalla simplemente se volvió negra. Los espectadores no solo se sintieron decepcionados, sino que muchos tomaron frenéticamente sus controles remotos, pensando que sus televisores se habían estropeado hasta que vieron que los créditos comenzaban a rodar lentamente y de forma desalentadora. Qué decepción.

St. Elsewhere

Los peores finales de series
St. Elsewhere | Los peores finales de series

Después de seis temporadas y 137 episodios llenos de innumerables historias y toneladas de dramas médicos, los espectadores descubren que todo fue un sueño: una imaginación desde el interior de la cabeza de un niño autista que mira fijamente una bola de nieve que contiene una versión en miniatura del hospital. Los espectadores quedaron comprensiblemente horrorizados. Hizo que cada escena emocional y cada historia de amor no fuera más que una fachada.

Desde 1982 hasta 1988 en NBC, St. Elsewhere finalmente convirtió los dramas médicos en un género propio. Ganó toneladas de premios y, a menudo, es considerada como una de las mejores series de todos los tiempos, así que ese final tan abismal fue una verdadera decepción. Incluso William Daniels, quien interpretó al Dr. Mark Craig, admitió durante una reunión del elenco con Entertainment Weekly en 2012 que a muchos actores del programa no les importaba el final, “pero sí querían terminar el espectáculo y no tener pequeños St. Elsewheres viniendo después”. Hacer que parezca que el programa nunca existió realmente es una buena forma de lograrlo.

Two and a Half Men

Los peores finales de series
Two and a Half Men | Los peores finales de series

Este programa de CBS estuvo condenado al fracaso probablemente desde el momento en que Ashton Kutcher reemplazó a Charlie Sheen. La historia sobre el personaje de Sheen, Charlie, falleciendo repentinamente, y un multimillonario aleatorio (Kutcher) encontrándose con la casa de Charlie, decidiendo comprarla por compasión por el ocupante ilegal Alan (Jon Cryer) fue increíble por sí sola. Sin mencionar que el programa perdió “la mitad” de los “dos hombres y medio” cuando Angus T. Jones (Jake) se fue como miembro regular del elenco en la décima temporada.

Sin embargo, fue el final lo que le puso la guinda al pastel. Jugó con la idea de que Charlie no estaba muerto después de todo, sino que estaba en calidad de prisionero por su acosadora de toda la vida, Rose (Melanie Lynskey). Al final, aparece una persona que se presume que es Charlie, pero que solo se ve desde atrás. Charlie llega a la puerta y es saludado por un piano que cae del cielo y lo mata. Luego, la toma se dirige hacia el director Chuck Lorre, quien dice: “¡Ganando!” en referencia al famoso eslogan de Sheen, que solía usar después de ser removido del programa. Fue como un episodio del dedo medio para Sheen en realidad, más que un intento de cierre para un programa que había tenido una carrera tan larga y exitosa.

Recomendaciones del editor