Skip to main content

Las películas retrasadas en Rusia por la invasión a Ucrania

Tras la invasión a Ucrania, Rusia ha recibido una serie de sanciones por parte de la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido, como eliminar determinados bancos rusos del sistema SWIFT y congelar los activos del Banco Central de Rusia y otras casas financieras del país.

Sin embargo, las represalias no se han dado solamente en el ámbito económico, sino también en el entretenimiento. De acuerdo con The Wall Street Journal, algunos de los estudios de cine más grandes de Hollywood están retrasando los estrenos de películas muy esperadas en Rusia.

La película animada de Disney, Turning Red.

Warner Bros. dijo el lunes por la noche que detendría el estreno de The Batman en Rusia, el cual estaba programado para esta semana; se espera que esta cinta esté entre las películas más taquilleras de 2022. De hecho, las cadenas de teatro rusas la promocionaron fuertemente el lunes temprano.

Asimismo, se han vendido entradas para The Batman en Rusia por un valor de unos $200,000 dólares, según Oleg Berezin, quien hasta el domingo había sido presidente de la Asociación de Propietarios de Cine de la Federación Rusa, una corporación de la industria cinematográfica que tiene estrechos vínculos con el Ministerio de Cultura de Rusia.

El domingo, Berezin renunció por su oposición a la guerra. En una entrevista dijo que, en su papel de presidente, participa en grupos de trabajo que discuten una variedad de temas, que incluyen las exenciones fiscales para los exhibidores y el apoyo del gobierno a los estudios cinematográficos rusos.

“No quiero tener ninguna conversación con el gobierno, no quiero apoyarlos. Mi decisión es la única forma que tengo de indicar que estoy en contra de la guerra”, dijo Berezin.

Disney es otra compañía que retrasará el estreno de sus películas en los cines rusos. Su decisión es una respuesta a la “invasión no provocada de Ucrania y la trágica crisis humanitaria” de Rusia que la acompaña, comentó el gigante del entretenimiento esta semana.

Actualmente, Disney tiene tres películas que habían sido programadas para estrenarse en Rusia: Turning Red, que estaba planeada para lanzarse el 10 de marzo; Doctor Strange in the Multiverse of Madness, programada para el 5 de mayo, y The Bob’s Burgers Movie, agendada para el 26 de mayo. La compañía también dijo que tomaría decisiones futuras basadas en la evolución de la situación.

El mercado de Rusia representa una pequeña porción del negocio de Disney y una pequeña fracción de los ingresos de taquilla cinematográfica en todo el mundo. En 2021, que se vio interrumpido por la pandemia de coronavirus, las películas recaudaron alrededor de $340 millones de dólares en el país. Por el contrario, en Estados Unidos los ingresos totales de taquilla fueron de alrededor de $4,500 millones el año pasado.

Desde principios de 2022, dos de las cuatro películas más taquilleras en Rusia fueron producidas por Disney: Nightmare Alley, que recaudó alrededor de $5 millones de dólares, y The King’s Man, que sumó casi $14 millones, según BoxOfficeMojo.

La película más taquillera actual en Rusia es Uncharted, de Sony Pictures Entertainment, que ha recaudado casi 20 millones de dólares en las últimas dos semanas en el país. Pero el lunes por la noche, la compañía dijo que pausaría sus estrenos cinematográficos planeados en Rusia, que incluyen la película Morbius.

Universal y Paramount son los últimos estudios de Hollywood en sacar sus próximas películas de Rusia mientras continúa la invasión a Ucrania. Universal tiene planeada para el 8 de abril la película de acción Ambulance de Michael Bay.

Por otro lado, Paramount tiene a su cargo The Lost City y Sonic the Hedgehog 2. La primera se estrenará el 25 de marzo, mientras que la secuela del popular erizo azul tiene como fecha de estreno el 8 de abril.

“A medida que somos testigos de la tragedia en curso en Ucrania, hemos decidido pausar el estreno en cines de nuestras próximas películas en Rusia, incluyendo The Lost City y Sonic the Hedgehog 2. Apoyamos a todos los afectados por la crisis humanitaria en Ucrania, Rusia y nuestros mercados internacionales, y continuaremos monitoreando la situación a medida que se desarrolle”, anunció Paramount en un comunicado.

Desde que comenzó la invasión, los estudios de Hollywood han estado bajo la presión de activistas simpatizantes de la causa ucraniana con el fin de que retiren sus negocios de Rusia. La semana pasada, la Academia de Cine de Ucrania hizo circular una petición en línea pidiendo un boicot internacional a Rusia por parte de productores, distribuidores y festivales de cine. Como resultado, las grandes películas que saldrán en marzo y abril no llegarán a Rusia.

Recomendaciones del editor