Películas y coleccionables como NFT, la nueva tendencia de los cineastas

El galardonado director de cine Quentin Tarantino explora el mundo de los NFT (non fungible token), es decir, tokens digitales únicos e irrepetibles que funcionan como coleccionables virtuales. Estos son verificados por una cadena de bloques (blockchain) para que el contenido, ya sea un video, imagen, película, canción, audio, URL o cualquier tipo de archivo digital, pueda catalogarse como “original”.

En ese contexto, Tarantino anunció esta semana que subastará siete escenas inéditas de Pulp Fiction como NFT, así como guiones originales escritos a mano de la película y comentarios de audio exclusivos del propio director.

Los coleccionables se subastarán en el mercado OpenSea y el primer contenido se anunciará en “aproximadamente un mes”, según Tarantino, que en los próximos días revelará más información sobre este proyecto.

En el comunicado, Tarantino dijo: “Estoy emocionado de presentar estas escenas exclusivas de Pulp Fiction a los fanáticos. Secret Network y Secret NFT brindan un mundo completamente nuevo para conectar fanáticos y artistas, y estoy encantado de ser parte de eso”.

Después de Reservoir Dogs (1992), Tarantino lanzó su segunda película Pulp Fiction en 1994. Esta ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes y Tarantino y su coguionista, el cineasta canadiense Roger Avary, ganaron el Óscar al mejor guion en 1995.

La tendencia de lanzar películas como NFT

Lanzar contenido artístico como NFT es una tendencia y Tarantino es el cineasta más reciente en seguirla. En septiembre de este año, VeVe y MGM Studios anunciaron que lanzarían una serie de coleccionables de la franquicia de James Bond como NFT, en el marco del estreno de la película más reciente No Time to Die.

Por otro lado, a finales de octubre el reconocido director David Lynch se asoció con la banda Interpol para lanzar un proyecto audiovisual como NFT, con el que reviven una colaboración que hicieron en 2011 que unía la canción “Lights” con el cortometraje animado de Lynch I Touch a Red Button Man.

We’re thrilled to announce this special project with legendary film director, @DAVID_LYNCH Visit https://t.co/nUQihNK3vF and @SuperRare to experience these new pieces of art, music, and film #lynchxinterpol pic.twitter.com/5n4YeohpMZ

— Interpol (@Interpol) October 26, 2021

El nuevo proyecto, Lynch X Interpol, comprende una serie limitada de ocho NFT desarrollados con HIFI Labs, los cuales combinan la animación de Lynch con versiones recién grabadas de “Lights”, que cuenta con Daniel Kessler, el guitarrista principal de Interpol, en el piano.

Los directores independientes también han visto este mercado como una forma de difundir su arte; el pionero de este movimiento en esa industria es Kevin Smith. Este dio el paso en abril de 2021 al anunciar que subastará su próxima antología de películas de terror Killroy Was Here como NFT.

¿NFT privados o transparentes?

Los coleccionables de Tarantino han sido creados en la plataforma Secret Network, un ecosistema de cadena de bloques que busca priorizar la privacidad. Esto quiere decir que el contenido de los NFT de la película solo será visible para los propietarios.

Secret Network afirma ser la primera cadena de bloques con contratos inteligentes que preservan la privacidad, lo que significa que los datos de transacción y propiedad están encriptados.

Tradicionalmente, con los NFT creados en otras cadenas de bloques, como Ethereum, los datos de transacción y propiedad son públicos de manera predeterminada. Sin embargo, esto es un arma de doble filo: la transparencia en la cadena de bloques permite la verificación de las transacciones, pero también crea un nivel de rastreabilidad para cada transacción, a pesar de los seudónimos y avatares que se utilizan en línea en la criptografía.

Katie Haun y Ali Yahya, los inversores de a16z (Andreessen Horowitz), una firma de capital de riesgo estadounidense, han reconocido este aspecto de transparencia de las cadenas de bloques como una de las grandes limitaciones de los contratos inteligentes.

A comienzo de este año, Haun y Yahya lanzaron una publicación donde detallan una nueva inversión en la empresa de privacidad de datos llamada Aleo, y lo que escribieron fue lo siguiente: “Estas limitaciones existen porque la confianza requiere verificación. Las transacciones en una cadena de bloques deben ser transparentes para que todos puedan verificar que son correctas”.

Tarantino NFT

Sin embargo, Aleo pretende eliminar esa limitación al entregar una solución a los problemas de privacidad, esto con el protocolo de criptografía llamado prueba de conocimiento cero o ZKP (Zero Knowledge Proof). El ZKP funciona con fundamentos matemáticos, por lo que no es necesario revelar la información para que otro ente verifique que se tiene conocimiento de dicha información.

En el caso de Secret Network y sus NFT Secret, estos admiten metadatos tanto públicos como privados, tratándose de una experiencia de privacidad programable que la compañía promociona como un punto de inflexión en varios casos, que incluyen las galerías privadas, contenido para adultos, contenido multimedia exclusivo o de pago, venta de entradas e identificaciones y pasaportes.

Los NFT privados protegen las identidades de artistas y coleccionistas, si es que así lo deciden. En el caso de Taratino, los NFT Secret protegen no solo el contenido nunca visto de Pulp Fiction que lanza el cineasta, sino también la identidad de los posibles propietarios.

Recomendaciones del editor