El Museo del Pinball en California cierra sus puertas para siempre

El gran y nostálgico Museo del Pinball en California, inaugurado en 2015, cerrará sus puertas para siempre.

El museo instalado en la ciudad de Banning, en el sur de California, dice ser el más grande del mundo y cuenta con más de 1,100 máquinas solo de pinball. Y todas ellas pronto se subastarán de manera individual, luego de que los planes de trasladar el museo hacia Palm Springs, también en California, tuvieran que cancelarse sin vuelta atrás.

Chuck Casey, una de las personas detrás de la idea, explicó que se intentó conseguir auspicios y venderle toda la colección a una sola persona para así tratar de mantener el museo operativo. Pero nada de eso dio frutos y por tanto las máquinas de pinball se venderán al mejor postor.

Los detalles de esa subasta no se han dado todavía, pero lo que sí se sabe es que se podrán hacer ofertas tanto presenciales como en línea; la única forma de obtener una máquina será mediante ese método, ya que no habrá venta directa.

Y respecto a los motivos del cierre, todo indica que la pandemia fue un factor, pero también el hecho de que el espacio se estaba quedando pequeño para almacenar las más de 1,900 máquinas del museo (sumando pinballs y arcades tradicionales). El plan era moverse hacia Palm Springs, lugar donde la organización ya tenía un espacio más que suficiente para instalar las máquinas; sin embargo, el tiempo requerido para la remodelación conllevó costos que fueron imposibles de pagar para una organización sin fines de lucro.

El Museo del Pinball alcanzó a funcionar por casi seis años y tenía como objetivo, además de resguardar muchos juegos clásicos, mostrarle a las nuevas generaciones estas máquinas del pasado. En el lugar se organizaron diversos eventos y torneos, y fue un punto turístico casi obligado para muchos de los visitantes de la ciudad.

Como dato curioso, en su lugar ahora se emplazará una empresa de cultivo de cannabis.

Recomendaciones del editor