Cinco buenas películas para deconstruir el amor romántico

No es difícil anticipar que este 14 de febrero las redes sociales estarán –otra vez– llenas de mensajes de amor y parejas compartiendo los románticos presentes que se hicieron a propósito del Día de San Valentín.

Está bien, es la forma que nos han impuesto de cómo debemos comportarnos en pareja, pero no es la única.

Cada vez está más aceptada la idea de echar abajo el concepto de amor romántico, y el cine también se ha adherido a esta tendencia.

Hemos reunido varias –y buenas– películas que proponen una manera distinta de llevar nuestras relaciones, una que se aleja de los estereotipos y las imposiciones.

Beginners (2010)

Mezcla de drama y comedia, la película de Mike Mills gira en torno a las reflexiones de Oliver (Ewan McGregor), que se acaba de enterar que su padre fallecido era homosexual.

Esta confesión termina por condicionar la visión de Oliver respecto a las relaciones amorosas, en especial cuando conoce a Anna (Mélanie Laurent), una impredecible e irreverente actriz. Una historia de amor alternativo que nos invita a reflexionar.

The Lobster (2015)

¿Se imaginan una sociedad en la cual los solteros son arrestados y enviados a un lugar donde son forzados a encontrar pareja en un plazo de 45 días? De eso se trata The Lobster, del griego Yorgos Lanthimos.

Una historia de amor no convencional, que aborda el miedo a la soledad, a morir y a vivir solo, pero también el miedo a vivir con alguien.

Ruby Sparks (2012)

Calvin Weir-Fields (Paul Dano) es un escritor exitoso que sufre un bloqueo mental mientras escribe su próxima novela, que coincide con su vida deprimente. Entonces se enamora de Ruby Sparks (Zoe Kazan), un personaje femenino que acaba de crear.

En la cinta Ruby cobra vida y su aparición, junto con la forma que tiene para relacionarse con el protagonista, sirve para criticar las expectativas que nos formamos al momento de entablar una relación.

Love Exposure (2008)

Originalmente, la cinta de Sion Sono iba a tener seis horas, pero fue reducida a cuatro pensando en un estreno más comercial.

Gracias a su larga duración, permite abordar una serie de temáticas, entre ellas, el amor idealizado; particularmente, todos los líos en los que te puedes meter una vez que te entregas de forma completa al amor.

Blue Valentine (2010)

La película de Derek Cianfrance narra una historia de amor, pero lo hace de una manera distinta a la tradicional. De hecho, puede ser considerada una historia de desamor.

Un relato crudo, que expone de qué forma la rutina, la vida familiar y las expectativas laborales pueden terminar agotando el amor de una pareja.

De esta manera el espectador es testigo del nacimiento y la decadencia de una relación. O, como escribió una crítica de The Guardian: “Un retrato sombrío y devastador de un matrimonio tóxico”.

Recomendaciones del editor