Skip to main content

Canadá quiere cuota local en las plataformas de streaming

Un polémico proyecto presentado en Canadá busca exigir a los gigantes de internet la emisión de contenido local, además de invertir en cine, televisión y música canadienses. El libelo provino del gobierno federal del primer ministro Justin Trudeau y ha levantado polvareda, pues afectaría desde Netflix hasta YouTube.

La Online Streaming Act busca facilitar a los usuarios la búsqueda de películas y programas de televisión nacionales, entre otros contenidos. Pero eso pasaría por un necesario cambio en los paradigmas de promoción de las plataformas digitales.

“A los creadores enfocados en nuevos medios y plataformas como YouTube les preocupa que el proyecto de ley otorgue al regulador de la radiodifusión amplios poderes, incluido el derecho a regular a las personas que publican videos”, informó originalmente la agencia The Canadian Press.

La idea generó cuestionamientos entre parlamentarios opositores, como la diputada conservadora Rachael Thomas, quien abogó por la libertad en la publicación de contenidos. Según la integrante de la Cámara de los Comunes, el gobierno persigue a los innovadores creadores digitales para apoyar a los “artistas tradicionales y anticuados que no pueden sobresalir de otra manera”.

La iniciativa de la administración de Trudeau tampoco cayó bien en YouTube, que pronosticó que la promoción de los artistas locales en el país norteamericano sería inversamente proporcional a la popularidad fuera de sus fronteras. Además, sería un descalabro para los algoritmos, que recomiendan contenido a la medida de cada usuario.

Jeanette Patel, jefa de Asuntos Gubernamentales y Política Pública de YouTube Canadá, afirmó que “se necesitan definiciones más claras y un lenguaje más preciso” en la ley. Según su visión, la idea podría afectar “negativamente a miles de creadores y a millones de canadienses que a diario usan YouTube”, de acuerdo con Reclaim the Net.

Recomendaciones del editor