Electrodomésticos

Lavadora de carga frontal o de carga superior: ¿cuál debes adquirir?

Carga frontal o superior: ¿qué tipo de lavadora es mejor para tu casa?

Si buscas lavadora, una de las primeras decisiones que debes tomar es si comprar una lavadora de carga frontal o una de carga superior. Estas máquinas tratan tu ropa de manera muy diferente y existen muchos factores que podrían influir en tu compra, desde el precio hasta la disposición de tu cuarto de lavado. Ambos tipos tienen pros y contras, y existen grandes diferencias en su precio, su consumo de energía y el tipo de detergente que necesitan. Considerar estos factores con anticipación puede ayudarte a elegir entre una u otra. Entender su funcionamiento también ayuda.

Con tantas cosas en qué pensar, ¿cuál te conviene a ti? Estamos aquí para ayudarte.

¿Dónde la vas a poner?

Dicen que “el amor te pone de rodillas”; lo mismo se puede decir de las lavadoras de carga frontal. Incluso con una base, es necesario inclinarse un poco, y no hay vez que no se nos caiga un calcetín (o cuarto) a la hora de pasar la ropa a la secadora. Sin embargo algunas son apilables (no todas), lo que las hace más aptas para un departamento o una casa pequeña y facilita el proceso de transferencia de ropa.

Algo que no hay que olvidar es hacia dónde se abre la puerta: no querrás limitar tu acceso a su interior por culpa de una puerta que se abre a medias. Afortunadamente algunas marcas (como Electrolux) ofrecen puertas reversibles. De igual manera, si tienes una repisa muy baja o quieres empotrarla bajo tu cocina, la tapa de una de carga superior será un problema.

¿Cómo limpia?

Existen dos tipos de lavadoras de carga superior: las que tienen agitadores y los modelos de alta eficiencia que no los tienen, aunque algunos de estos tienen impulsores. Los modelos estándar con agitador probablemente se parecen a las que conociste en tu infancia: el tambor tiene un poste en el centro. Ese es el agitador.

¿Listo para confundirte más? Existen dos tipos de agitadores: de acción simple y de acción doble. La variedad simple normalmente tiene aletas grandes abajo y pequeñas arriba. Estas giran y ayudan que la ropa circule por el tambor. Los agitadores de acción doble también tienen aletas en el fondo que funcionan como las de acción simple, pero la parte superior es una espiral. La parte superior gira de manera independiente para empujar la ropa hacia abajo.

Las lavadoras de alta eficiencia de carga superior podrían no tener agitador, y podrían tener un impulsor. Estos parecen agitadores cortos. Ocupan menos espacio pero también giran, creando corrientes que agitan la ropa por el tambor. Los impulsores podrían ser cónicos o tener aletas. Las de carga superior de alta eficiencia con impulsores podrían también tener un tambor que actúa más como el de una de carga frontal, girando más rápido que las de agitadores.

El problema con los agitadores es que utilizan una acción mecánica para lavar la ropa y eso puede lastimar las prendas. Los impulsores suelen ser más suaves.

lavadora de carga frontal
Bill Roberson/Digital Trends

Las lavadoras de carga frontal no tienen agitadores, aunque la parte posterior del tambor podría tener la forma de una especie de cono plano. Alrededor del tambor, normalmente hay veletas que ayudan a lavar la ropa. El tambor normalmente gira hacia ambos lados y la falta del agitador hace que este tipo de lavadoras trate mejor la ropa.

Los ciclos varían mucho entre lavadoras y dependerán del tamaño de la carga, el nivel de suciedad y otras funciones que puedes personalizar. Normalmente, los ciclos de las de carga frontal pueden variar entre media hora y 50 minutos.

¿Mucha agua, poca agua?

Cuando las de carga frontal comenzaron a aparecer en el mercado, a mucha gente no le pareció bien la cantidad de agua que usaban – o mejor dicho, que no usaban. Las de carga superior con agitadores solían llenar la tina para ayudar a que la ropa flote, para que se pueda mover mejor y aprovechar la acción mecánica del agitador. Pero las de carga superior, así como las de carga superior de alta eficiencia, usan mucha menos agua porque el tambor las mueve y las levanta para luego dejarlas caer sobre agua. ¿De cuánta agua estamos hablando? Samsung afirma que sus lavadoras de carga frontal usan alrededor de 13 galones de agua por ciclo, mientras que las de carga superior usan hasta 28.

Tanta gente está tan apegada a las lavadoras despilfarradoras de agua que GE agregó un botón opcional de “llenado profundo” a algunas lavadoras de carga superior para poder añadir más agua a los ciclos. Realmente no está muy claro si esto deja la ropa más limpia, pues en las pruebas las de carga frontal superan consistentemente a las de carga superior.

Mucha energía

Las lavadoras de carga superior no pueden competir con las de carga frontal en términos de eficiencia energética. Eso no significa que las de carga superior no puedan ser eficientes; la cantidad de kilowatts por año varía enormemente entre una lavadora y otra. Por ejemplo, la Samsung WA50M7450AW, de carga superior, deja atrás a la GE GTW460ASJWW, de carga frontal, en lo que a eficiencia se refiere.

Capacidad

Bill Roberson/Digital Trends

Las capacidades son similares; las de carga superior varían entre 4.1 y 5.2 pies cúbicos y las de carga frontal van de 4.2 a 4.9 pies cúbicos. Sin embargo, existen lavadoras de carga superior con mega capacidades para 6 pies cúbicos o más. Mientras tu lavadora tenga 4.5 pies cúbicos de espacio, podrás meter tu colcha tamaño king size o entre siete y nueve kilos de ropa sucia. Independientemente del tamaño, un agitador afectará la manera en que se distribuye el contenido y reducirá la capacidad un poco.

La lavadora también se ensucia

Un tema que brotó cuando se comenzaron a usar las lavadoras de carga frontal fue el moho. La puerta se cierra herméticamente, por lo que el interior de las máquinas puede ponerse apestoso. En respuesta a esto, muchos fabricantes comenzaron a incluir ciclos de autolavado y muchos dueños dejan la puerta abierta entre lavadas para ayudar a que se evapore el agua.

El precio

Originalmente, las de carga frontal eran mucho más caras, pero sus precios han bajado en años recientes. Es cierto que suelen estar más cerca de los $1,000 dólares que de los $500, pero puedes encontrar algunas de gran capacidad con excelentes funciones por $600 a $700 dólares. Las de alta eficiencia de carga superior suelen ser más caras que los modelos con agitador y pueden costar más que algunas de carga frontal, dependiendo de su capacidad y funciones.

Sin embargo, fuera de las ofertas que puedas encontrar, es difícil hallar una buena lavadora de carga frontal por menos de $600 dólares. Las de carga superior, por su parte, se ven muy tentadoras cuando las puedes hallar en oferta por menos de $400 dólares.

El veredicto

Si aún quieres una de carga superior, no estás solo. Todos estamos acostumbrados a este tipo de máquina. Sin embargo, las de carga frontal ganan en términos de poder de limpieza y eficiencia, especialmente en lo relacionado con el uso de agua. Si las de carga frontal se ajustan a tu presupuesto, definitivamente tienen importantes ventajas sobre sus sedientas contrapartes.

Recomendaciones del editor