Tómate un selfie especial con el nuevo dron SELFLY

En sus inicios los drones se hicieron para hacer videos o fotos panorámicas de lugares impresionantes que necesitaban de un ángulo muy alto para capturarlo completamente. Sin embargo, en la actualidad, existen drones de tamaños y funciones diferentes, como es el caso del nuevo SELFLY.

¿Eres amante de los selfies, pero a veces quisiera que la cámara frontal de tu teléfono tuviera más alcance o que al menos tu brazo fuese más largo? Aunque no podemos alargar tu brazo, en CES 2019 hemos encontrado una opción viable para tener selfies bellos, en donde no solo se vea tu frente, ojos y nariz, gracias al nuevo dron de AEE, llamado SELFLY.

¡Así como leíste! El SELFLY es un dron diminuto y muy ligero que vuela con la única función de tomarte los selfies más estéticos y profesionales existentes, que seguramente querrás subir a tus redes sociales.

Para ponerlo a funcionar, solo necesitarás el dron cargado y una aplicación que debes descargar en tu teléfono para controlarlo, pero no a través de comandos como la mayoría de los drones, sino solamente a través de tu rostro.

En el CES 2019 tuvimos la oportunidad de tomar, cargar y probar este diminuto y casi imperceptible dron y los resultados fueron muy buenos. La verdad es mejor de lo que esperábamos, por su precio tan económico.

El pequeño dron SELFLY solo mide 0.38 pulgadas y viene en un estuche negro que parece una pequeña agenda rectangular que además, puedes guardar tranquilamente en un bolsillo del pantalón o en tu bolso. Pero, lo más interesante es que si no quieres tenerlo a la mano todo el tiempo (como tu teléfono), este dron viene con un estuche imantado que puedes adherir a tu teléfono, para que así, cuando quieras tu selfie solo tengas que encender la aplicación y dejarlo volar.

Sin embargo, es importante que sepas que, este estuche que se adhiere a tu teléfono solo es compatible con los iPhone (de iPhone 6 en adelante) y con los teléfonos Samsung (de la serie 6 en adelante, excluyendo los de la serie Note)

Como era de esperarse, al ser un dron tan liviano y diminuto, no cuenta con una batería muy potente. Su batería es capaz de durar solo 5 minutos de vuelo. No obstante, en la caja de este dispositivo volador viene incluido una batería extra para un total de 10 minutos aproximados de carga y si aún así, necesitas más tiempo, puedes recargar las baterías conectando directamente tu dron por medio de un puerto USB a tu computadora o comprando un accesorio extra, que es como una especie de base para cargar el dron que tiene un valor de $9.99 dólares en Amazon.

En el tiempo que pasamos con el SELFLY tuvimos la oportunidad de hacer dos pruebas con el dron y la verdad que nos funcionó bastante bien. Simplemente abrimos la aplicación desde el teléfono que tenían disponible para hacer la prueba, luego apareció un cuadro verde que se supone que debe enmarcar el rostro de la persona que desea ser el protagonista del selfie, y encender el dron.

A los pocos segundos el dron estaba volando por sus propios medios, sin utilizar ningún control especial, solo dejándose guiar por mi rostro (que era el que había colocado en el cuadro verde) como referencia. Si me movía, el dron lo hacía de igual forma, para no perder su foto central, que era mi rostro. Posteriormente, apreté el botón desde la pantalla del teléfono para capturar algunas fotos y videos !Y listo! Como por arte de magia.

Cuando hayas terminado con tu selfie, te recomendamos que tomes el dron con tus manos y así evitar que se caiga por falta de batería. Ten cuidado al momento de agarrarlo. Procura que sea por el medio del cuerpo, y así evitarás lastimarte con las pequeñas hélices del dron.

Recomendaciones del editor