Crean dron con patas que se posa en un árbol como lo haría un pájaro

William Roderick, un estudiante de posgrado en ingeniería mecánica de la Universidad de Stanford, diseñó una estructura que se monta a un dron y que imita los movimientos de un pájaro para aterrizar y aferrarse a la rama de un árbol.

En un video publicado por la prestigiosa universidad de Estados Unidos, Roderick cuenta que comenzó a trabajar en la estructura cuando tuvo que dejar el campus de Stanford por la pandemia de COVID-19. Se mudó a Amity, una ciudad boscosa en Oregón, paisaje que inspiró a Roderick a trabajar en la estructura.

A grandes rasgos, su creación imita los movimientos de las patas de un pájaro al momento de aterrizar y aferrarse a la rama de un árbol. La estructura, que montó a un dron compacto, está inspirada en los movimientos del halcón peregrino, y funciona con piezas impresas en 3D y motores que simulan el movimiento de los músculos y tendones del ave.

Según explica, cuando el sistema detecta que las patas golpean las ramas de un árbol, echa a andar un algoritmo de equilibrio. Tras absorber la fuerza cinética del impacto, la estructura se equilibra hasta aferrarse con firmeza a la rama, justo como haría un pájaro.

Un investigador de la Universidad de Stanford crea un dron con patas que aterriza como lo haría un pájaro
Foto: Universidad de Stanford.

Roderick llamó a su invento SNAG, siglas en inglés de Stereotyped Nature-inspired Aerial Grasper, algo así como pinzas aéreas estereotipadas inspiradas en la naturaleza. El investigador también señaló que además de su capacidad para aterrizar en ramas, SNAG puede atrapar objetos; en sus pruebas utilizó presas simuladas, un costal y una pelota de tenis.

Sobre sus aplicaciones, el ingeniero dijo que hay varias posibilidades, pero mencionó que SNAG podría usarse en labores de rescate y monitoreo, así como en la prevención de incendios forestales. Después de todo, el sistema permite a un dron posarse sobre la rama de un árbol, lo que le ayuda a ahorrar batería mientras usa cámaras para vigilar el ambiente.

Recomendaciones del editor