Hora del juego: los mejores clásicos del Barcelona vs. Real Madrid

Sin público, sin cantos, a puerta cerrada… Finalmente, este sábado 24 de octubre de 2020, toca el turno del que se podría considerar el clásico de futbol más mediático del mundo, ahora en el contexto de una pandemia que ha sorprendido a todos por su impacto. Y para calentar motores, acá una selección de los mejores clásicos del Barcelona vs. Real Madrid.

La rivalidad entre estas dos escuadras se originó en 1902 en Madrid, cuando disputaron la Copa de la Coronación (que se transformaría en la Copa del Rey), donde el Barcelona se impuso 3-1. Lo que siguió es de todos conocido: una pasión que ha trascendido generaciones.

Mención especial merecen nombres ya consagrados en estos partidos, como Messi, Zidane, Beckham, Cruyff, Raúl, Ronaldo, Zamorano, Henry, Eto’o, Casillas y Figo; así como los estrategas José Mourinho y Pep Guardiola.

Barcelona 5-0 Real Madrid (noviembre de 2010)

El clásico era disputado por primera vez por José Mourinho como técnico del Real Madrid en el Camp Nou, y el equipo comandado por Messi no estaba dispuesto a darle la mejor de las bienvenidas. Como una máquina bien aceitada, los del Barcelona dominaron el encuentro de principio a fin, pese a algunos chispazos de los de blanco, principalmente de parte de Cristiano Ronaldo. “Mou” intentó redefinir la estrategia en el descanso, sin embargo, los azulgrana ya estaban más que encarrerados y se despacharon con cinco tantos, dos de parte de David Villa, quien, por cierto, fue criticado por el técnico del Real Madrid previo al encuentro.

Real Madrid 2-6 Barcelona (mayo de 2009)

Más de 10 años han pasado de este encuentro y tal vez es uno de los que más ha quedado grabado en la mente de los aficionados por lo escandaloso del marcador. El Barcelona pisó el terreno del Santiago Bernabéu con Guardiola en el banquillo; el festín de goles lo protagonizaron el todavía culé Lionel Messi y Thierry Henry, con dos tantos para cada uno, quienes ya olían el título de campeones. Pronto, este partido fue equiparado al 0-5 de 1974, que tuvo al mítico Johan Cruyff en la cúspide de su carrera.

Barcelona 3-3 Real Madrid (marzo de 2007)

Uno de los empates más trepidantes del clásico es este; el Real Madrid parecía que tenía todo para llevarse el encuentro esta vez, con todos sus elementos “conectados” en el Camp Nou, sin embargo, Messi (sí, nuevamente Messi) apareció en el minuto 90 para dejar en el camino a Helguera y meterle gol al histórico Casillas. Un empate más con sabor a triunfo para el Barcelona.

Barcelona 0-0 Real Madrid (noviembre de 2002)

Este partido está aquí por ser el más atípico resultado en el clásico y también por tener una serie de elementos extracancha que dificultaron su desarrollo. Luis Figo regresaba al Camp Nou, pero como jugador merengue; en un hecho lamentable, cada vez que Figo se ponía al alcance de los aficionados del Barcelona, ellos aprovechaban para lanzarle todo tipo de objetos, incluso una cabeza de cerdo fue arrojada a la cancha en el minuto 72. El encuentro se suspendió por unos 15 minutos y pasó a la historia más con pena que con gloria.

Real Madrid 5-0 Barcelona (enero de 1995)

Una de las goleadas más emblemáticas del Real Madrid tuvo lugar en 1995, cuando Iván Zamorano salió para dar una cátedra de goles: anotó tres frente a un público merengue que celebró a lo grande la victoria en casa. Los otros tantos fueron de parte de Luis Enrique y José Emilio Amavisca. Del Barcelona no hay mucho que destacar, solo que tal vez fueron lo 90 minutos más tormentosos para Cruyff en el banquillo azulgrana.

Real Madrid 4-2 Barcelona (abril de 2005)

Este fue un encuentro bien pensado desde los vestidores por parte del Real Madrid, y no podía ser de otra forma, ya que en el banquillo estaba Vanderlei Luxemburgo. Además, en la ofensiva del cuadro merengue se encontraban Zidane, Ronaldo, Beckham, Owen y Raúl, quienes doblegaron una defensa culé, curiosamente, por arriba. El Barcelona trató de despertar, con un Samuel Eto’o al frente, pero el conjunto también se equivocó en más de una jugada. Poco partidos pueden presumir un “Ole” tan estruendoso como este.

Recomendaciones del editor