Skip to main content

Microsoft pasa la guillotina: despide a 10 mil empleados

Las últimas 24 horas fueron de terror para los empleados de Microsoft, ya que una serie de rumores indicaban de un despido masivo en la compañía. Y lo que era un secreto a voces, finalmente se confirmó durante la jornada.

La compañía fundada por Bill Gates ha anunciado un recorte de plantilla de 10.000 empleos, en torno al 5% de sus empleados. “Estas decisiones son difíciles, pero necesarias”, ha afirmado el presidente ejecutivo de la compañía, Satya Nadella, en un mensaje a la plantilla.

En una comunicación a la Comisión de Valores y Bolsa de Estados Unidos (la SEC), la empresa señala que el recorte de plantilla tendrá lugar durante el presente trimestre fiscal, que acaba el 31 de marzo próximo, y que la medida forma parte de un plan de reducción de gastos más amplio.

Lo que dijo Nadella:

“Vivimos tiempos de cambios significativos y, cuando me reúno con clientes y socios, algunas cosas están claras. En primer lugar, al igual que vimos a los clientes acelerar su gasto digital durante la pandemia, ahora los estamos viendo optimizar su gasto digital para hacer más con menos”.

“Alinearemos nuestra estructura de costes con nuestros ingresos y con la demanda de los clientes. En la actualidad, estamos realizando cambios que se traducirán en la reducción de nuestra plantilla global en 10.000 puestos de trabajo hasta el final del tercer trimestre del ejercicio fiscal 23 [el actual]. Esto representa menos del 5% de nuestra plantilla total, y algunas notificaciones se han producido hoy”

“Este es el tipo de decisiones difíciles que hemos tomado a lo largo de nuestros 47 años de historia para seguir siendo una empresa importante en un sector que no perdona a quien no se adapta a los cambios de plataforma”

“Los empleados con derecho a prestaciones en Estados Unidos recibirán una serie de beneficios, entre los que se incluyen una indemnización por despido superior a la del mercado, la continuidad de la cobertura sanitaria durante seis meses, la continuidad de la adquisición de derechos sobre las acciones durante seis meses, servicios de transición profesional y un preaviso de 60 días antes del despido, independientemente de si dicho preaviso es legalmente obligatorio o no. Las prestaciones para los empleados de fuera de Estados Unidos se ajustarán a la legislación laboral de cada país”.

Recomendaciones del editor