Google es investigado por regulador antimonopolio de la Unión Europea

La UE nuevamente pesquisa a Google por prácticas antimonopolio

Una nueva investigación antimonopolio se ha abierto contra Google, esta vez de parte de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del organismo supranacional, que apunta a la recopilación y uso de datos por parte del gigante tecnológico.

Así lo confirmó la entidad a Reuters, explicando que la investigación preliminar ya “está en curso” y comenzó con el envío de cuestionarios a la subsidiaria de Alphabet pidiéndolo explicaciones de “cómo y por qué” recopila información de sus usuarios.

Basándose en documentos del proceso, la agencia británica señaló que las pesquisas están particularmente centradas en temas como “servicios de búsqueda locales, publicidad en línea, prestaciones sobre anuncios por internet y navegadores”.

Las autoridades europeas han sido especialmente severas con la empresa con sede en Mountain View. A principios de 2019, la Comisión Nacional de Protección de Datos de Francia le impuso una multa por 50 millones de euros ($57 millones de dólares).

google investigacion antimonopolio ue logo 768x432

En esa ocasión, se le imputó a Google la violación de las disposiciones del nuevo Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (GDPR), promulgado en mayo de 2018. Entre otros temas, el cuerpo establece el “derecho a ser olvidado”, que permite a los consumidores solicitar la eliminación de sus datos.

A mediados de 2018, la filial de Alphabet recibió un castigo de 4,300 millones de euros ($4.8 billones de dólares) por parte de la Unión Europea (UE), por trasgresiones a las leyes antimonopolio, relacionadas con el manejo del ecosistema del sistema operativo Android.

En medio de la última polémica, 41 empresas digitales dedicadas a la comparación de precios aseguraron que Google ha incumplido una sentencia de 2017, recogió el portal Genbeta. Entre las denunciantes, se hallan firmas de 21 países, como Idéalo, Ceneo, Kelkoo, Foundem y Heureka.

En aquella ocasión, el gigante estadounidense fue obligado a pagar 2,400 millones de euros ($2.7 billones de dólares) por su servicio de compras en línea.

Recomendaciones del editor