Luego de 10 años, eMule regresa con una nueva actualización

Aquellos dulces años de comienzos de 2000 cuando no existían los servicios de streaming pagados y podíamos bajar música, películas y software gratis y sin restricciones —con los programas de intercambio P2P de archivo— están de vuelta.

Porque —¡atención, nostálgicos!— el popular y ya legendario eMule está vivo. Así lo dio a conocer este viernes el sitio Xataka.

De acuerdo con la información, un grupo de desarrolladores aficionados creó una versión actualizada del programa, la 0.60a.

Todo un logro ya que la última versión estable del software es la eMule 0.50a que data del 7 de abril de 2010.

Aunque no es un desarrollo oficial sino una bifurcación (fork) de la versión original, —que sigue siendo la 0.50a— esta actualización nos recuerda que el viejo y querido eMule aún existe.

Y siempre es grato recibir noticias de él.

En los foros de eMule explican que esta versión beta pública de eMule 0.60a está disponible tanto en versión de 32 bits como en versión de 64 bits. Y que se puede conseguir en SourceForge.

Según Xataqa han existido intentos por sacar nuevas versiones estables, como la 0.50b de mayo de 2015, y también han aparecido algunos mods con funciones adicionales, “pero esta es la primera vez que a partir del desarrollo principal y estable se intenta dar un salto de versión relevante en los últimos 10 años”.

Más allá de las buenas nuevas de esta nueva versión del eMule, son muchos los amantes de las descargas de contenido que siguen prefiriendo Torrent para compartir contenido con amigos y seguidores de todo el mundo.

Una historia de intercambio

La primera gran red P2P de intercambio del mundo fue Napster creada en 1999 por Sean Parker y Shawn Fanning. La facilidad que entregaba a la hora de descargar música en mp3 causó tanta devoción a lo largo del planeta que las grandes disqueras comenzaron a mostrar pronto su inquietud.

Esto se acrecentó cuando una canción de Metallica fue descargada por un usuario de Napster, antes de que esta fuera terminada y publicada.

El 3 de junio de 2002 Napster se declaró en bancarrota y liquidó todos sus activos.

Luego apareció KaZaA que fue considerado el sucesor natural de Napster, pero la decisión de continuar como un servicio de pago dejó viudos a millones de usuarios de internet acostumbrados a bajar música gratis.

Los reemplazantes claros de KaZaA fueron Ares y eMule.

Recomendaciones del editor