Biblioteca del Congreso pondrá a disposición millones de archivos digitales gratis

La Biblioteca del Congreso de Estados Unidos anunció que unos 25 millones de registros de su catálogo digital estarán ahora disponibles en línea para descargar por el público sin costo alguno. Es la mayor publicación para descarga de archivos digitales que ha realizado la entidad en sus más de 200 años.

Hasta ahora, los registros bibliográficos sólo estaban disponibles de forma individual o a través de una suscripción pagada. Los interesados pueden acceder al material en loc.gov/cds/products/marcDist.php o en data.gov, el sitio web abierto del gobierno administrado por la Dirección de Servicios Generales de EE.UU. Las descargas tienen que hacerse al por mayor.

La del Congreso estadounidense es la biblioteca más grande del mundo y aunque su intención original es servir como recurso de investigación para los miembros del cuerpo legislativo, es de hecho considerada como la biblioteca nacional del país.

Sala principal de lectura de la Bibliteca del Congreso., Nov. 18, 2014. Foto por Shawn Miller.

El material que estará disponible en línea comprende una amplia gama, incluyendo libros, series, archivos informáticos, manuscritos, mapas, música y materiales visuales. La información abarca más de 45 años, desde 1968 hasta 2014.

“La Biblioteca del Congreso es el monumento de nuestra nación al conocimiento y necesitamos asegurarnos de que las puertas estén abiertas para todos, no sólo físicamente sino también digitalmente”, dijo en un comunicado de la entidad Carla Hayden, bibliotecaria principal. “Poner a disposición la abundante información en el catálogo en línea de la Biblioteca es un gran paso adelante. Estoy emocionada de ver cómo la gente usará esta información”.

El nuevo servicio de información funcionará de forma paralela al servicio de distribución principal de la biblioteca, MARC, el cual es ampliamente usado por grandes clientes comerciales y otras bibliotecas.

“El catálogo de la Biblioteca del Congreso es literalmente el estándar de oro para los datos bibliográficos y creemos que este tesoro de información puede utilizarse para mucho más que su propósito original”, añadió Beacher Wiggins, director de adquisiciones y acceso bibliográfico de la biblioteca.

La entidad también anunció que se unirá a la Universidad George Washington y a la Universidad George Mason para organizar un taller el miércoles y jueves de esta semana que reunirá a bibliotecarios, investigadores digitales y codificadores para explorar cómo pueden ser usados estos registros.

Recomendaciones del editor