Mini-LED vs. QLED. Cómo una tecnología está mejorando a la otra

Desde sus inicios con los primeros televisores LCD y posteriormente LED, la tecnología sigue avanzando a pasos firmes. Hoy en día es muy común escuchar el término OLED y QLED que si bien, no son baratos, ya son muy comunes. Lo más nuevo en esta categoría de calidad es Mini-LED y al parecer TCL lleva la delantera. A lo lejos aún, se divisa MicroLED, pero esa es otra historia, de momento poco accesible y costosa.

Te va a interesar:

Si esto a ti te suena como algo demasiado similar a la tecnología QLED, definitivamente has estado haciendo tu tarea. QLED y mini-LED son en realidad complementarios entre sí, y juntas podrían finalmente demostrar que OLED no es la única forma de obtener la mejor calidad de imagen del mundo. Aquí está la historia completa de Mini-LED y QLED.

LED: el tamaño sí importa

Diodo emisor de luz encendido para conocer que es Mini-LED
UCLA Samueli School of Engineering

Hay dos tipos principales de pantallas de televisor en este momento: pantallas auto emisoras como OLED y MicroLED, en las que cada píxel de manera individual emite su propio brillo y color, y pantallas retroiluminadas como televisores LED y QLED, que requieren una luz de fondo separada para proporcionar su fuente de luz, mientras que una matriz LCD y filtros de color se encargan del color y controlan la cantidad de brillo.

Los televisores LED y QLED (que son esencialmente un subconjunto de televisores LED), usan una fuente de iluminación LED. Pero todos los televisores que utilizan esta tecnología no son iguales.

Los televisores LED de bajo costo pueden usar solo unos pocos LED dispuestos alrededor de los bordes, a esto se debe el nombre de televisores con iluminación de borde, mientras que los televisores más caros usan cientos de LED dispuestos en un patrón de rejilla detrás de la matriz LCD.

La regla general aquí es que, cuantos más LED pueda incluir en una luz de fondo, más brillante se volverá y más control tendrá sobre ese brillo en áreas muy específicas de la imagen del televisor.

En un mundo perfecto, un televisor tendría un LED por cada píxel en una matriz LCD, pero en este momento, eso es imposible. Existe un límite físico para la cantidad de LED normales en un espacio dado, que está determinado por el tamaño de los LED. Cuanto más grandes son, menos puedes usar.

Mini-LED: un gran salto para hacerse pequeño

mini-led matriz de leds

Esta restricción en la cantidad de emisores LED, basada en el tamaño físico de cada LED, es lo que hace que la tecnología Mini-LED sea tan emocionante. Mini-Led rompe la barrera del tamaño anterior al introducir diodos que son mucho más pequeños que cualquiera de los que se han utilizado hasta ahora. Estamos hablando de poder instalar miles de LED en un espacio que antes solo podía admitir cientos.

Un televisor 4K tiene poco más de ocho millones de píxeles, por lo que los mini-LED siguen siendo significativamente más grandes que un píxel individual, pero eso está bien, los mini-LED son mucho más pequeños que los LED estándar, todavía puedes ver una gran diferencia.

Se trata de la luz (y la oscuridad)

mini-led vista del sol

Como dijimos anteriormente, más LED conducen a un mejor brillo, beneficioso para HDR, así como para hacer que la imagen sea visible en habitaciones luminosas, pero también conduce a una mejor oscuridad.

Para lograr un negro profundo y oscuro en una parte específica de la pantalla en un televisor retroiluminado, del tipo que esperas cuando ves escenas espaciales, debes apagar la luz de fondo en esa parte por completo. Si tienes cientos de LED trabajando, puedes controlar qué zonas de la pantalla están oscuras. Esto se llama atenuación local de matriz completa (FALD, por sus siglas en ingles).

Pero, incluso, con la atenuación local, si hay una gran diferencia entre la parte más brillante de la pantalla y la más oscura, esto puede dar lugar a la floración, un efecto que hace que parezca que la luz se filtra desde la parte brillante hacia la parte más oscura.

Con los Mini-LED, la atenuación local se vuelve mucho más efectiva porque aumenta el número de zonas regulables mientras disminuye su tamaño, lo que facilita el aislamiento de las áreas oscuras, de las claras. Esto no solo hace que las partes más oscuras de la pantalla sean más oscuras, sino que el contraste creado hace que las partes más claras parezcan aún más brillantes.

Hasta ahora, no hemos visto un televisor Mini-LED que se vuelva tan negro (y sin florecer) como OLED, pero esa brecha entre los televisores retroiluminados y las pantallas emisoras como los televisores OLED es más pequeña que nunca.

¿Dónde encaja QLED en todo esto?

Televisor Mini-LED montado en la pared de una sala

QLED, o LED de punto cuántico (Quantum dot LED), utiliza nanopartículas que tienen una propiedad especial, cuando la luz brilla sobre ellas, emiten su propia luz. Cuando estos puntos cuánticos se colocan estratégicamente entre la luz de fondo y la matriz LCD, mejora el brillo y el color.

Los televisores QLED de primera línea pueden ofrecer una calidad de imagen muy similar a la OLED. Su brillo y colores vivos pueden ser más audaces que OLED, pero aun así no pueden igualar los negros perfectos de OLED.

Si enciendes un televisor QLED con retroiluminación Mini-LED, puedes conservar todo el brillo y la potencia de una pantalla QLED tradicional, pero también obtienes un control altamente granular sobre las zonas de atenuación local. En teoría, es el ingrediente que a QLED le ha faltado en su competencia con OLED.

¿Hay otros beneficios para Mini-LED?

Los televisores mini-LED son, en todos los demás aspectos, los mismos que los televisores QLED estándar, por lo que los mismos beneficios se aplican a ambos: los tamaños de pantalla pueden ser más grandes y los precios pueden ser más bajos que los televisores OLED (por ahora, de todos modos).

A medida que la tecnología madure, podemos esperar ver que el Mini-LED desempeñe un papel importante en la mejora de la calidad de la imagen y reduzca el precio de los televisores LED y QLED.

También puede haber ganancias en la eficiencia energética, ya que un gran grupo de LED más pequeños puede lograr el mismo brillo que los LED más grandes, sin embargo, necesitan menos energía para hacerlo.

¿Quién está fabricando televisores Mini-LED?

mini-led detalle pantalla led

TCL inició el movimiento de televisores mini-LED cuando lanzó el primer televisor con esta tecnología, el Roku de la serie 8, en 2019. Desde entonces, la empresa ha lanzado la serie 6 de 4K 2020 y 2021, y anticipamos el lanzamiento de sus primeros modelos mini-LED 8K pronto.

En CES 2021, la compañía también indicó que produciría un televisor mini-LED basado en su tecnología ultradelgada OD-Zero, pero hasta ahora, eso no parece estar sobre la mesa como modelo 2021.

TCL ya no es el único que tiene que ver con mini-LED. Los modelos 2021 Neo QLED de Samsung, en resoluciones 4K y 8K, utilizan la tecnología, al igual que los modelos 2021 4K y 8K QNED de LG.

Esto deja a Sony, Hisense y Vizio como los tres principales fabricantes de televisores que no han anunciado ningún modelo de mini-LED, pero puedes estar seguro de que cada uno de ellos está trabajando en una estrategia de mini-LED para 2022.

Los mini-LED no son solo para televisores. Apple lanzó recientemente su primer iPad que usa la nueva luz de fondo, y se espera que la próxima MacBook Pro también lo use. Si asumimos que Apple ahora cree en la tecnología mini-LED, probablemente la veremos aparecer en la próxima actualización de la línea de computadoras de escritorio iMac de la compañía.

Recomendaciones del editor