Te explicamos cómo funciona Sweatcoin y si realmente vale la pena

¿Qué es y cómo funciona Sweatcoin realmente? Te lo contamos todo

¿No sabes aún cómo funciona Sweatcoin? ¿Es que aún no te has enterado de que existe una aplicación que “te paga” por salir a caminar o correr?

Si estás buscando alguna motivación extra para levantar tu trasero del sofá y mover el cuerpo, o si ya eres un aficionado al fitness, seguro que no te molestará conseguir algunos “regalos adicionales” por sudar la gota gorda un poco más.

Sweatcoin es una excelente forma de ganar recompensas por moverte, pero si ya existía confusión sobre cualquier tema relacionado con las monedas digitales o criptomonedas, créenos que la hay aún más con respecto a sus aplicaciones en el mundo real. Pero no te avergüences si te sientes abrumado por términos tan arcanos como cryptocurrency y blockchain, nombres que pueden parecer más complicados de lo que realmente son. Para ayudarte a sortear toda esta jerga endemoniada, hemos elaborado esta sencilla guía explicativa sobre qué es Sweatcoin y cómo funciona.

cómo funciona Sweatcoin

¿Qué es Sweatcoin exactamente?

Sweatcoin es una “especie de” moneda digital que ganas al estar activo. Decimos “especie de”, ya que, en sentido estricto, no es una criptomenda como Bitcoin, Etherum y otras más como la Libra de Facebook.

En realidad, se asemeja mucho más a un programa de acumulación de puntos, o de “millas por compras” que tienen algunas tarjetas de crédito. Pero es verdad que mucha gente, al ver la terminación -coin en su nombre, la ha asociado con una criptomoneda al uso.

¿Cómo funciona Sweatcoin?

Para comenzar a amasar tu fortuna, primero debes descargar la aplicación Sweatcoin y mantenerla funcionando en tu teléfono inteligente en todo momento. La aplicación te pedirá permiso para tener un acceso GPS de tu ubicación. De partida, hay mucha gente a la cual no le gusta compartir su ubicación a toda hora. Si eres de aquellos, esta aplicación no es para ti, ya que -para que funcione- Sweatcoin debe saber en todo momento dónde te encuentras.

Así, cada vez que caminas o corres fuera de casa, esta app sigue tus pasos y te paga en sweatcoins (SWC). Por cada 1,052 pasos que das, ganas 1 SWC.

Después de acumular suficientes SWC, podrás canjearlas por artículos como relojes deportivos, créditos de Amazon, descargas de música, libros electrónicos, millas aéreas o tarjetas de regalo.

Las ofertas varían, y se basan, en gran medida, en los acuerdos a los que Sweatcoin llega con otras empresas. Todas estas transacciones se pueden ver a través de la aplicación Sweatcoin, aunque también puedes usar tus sweatcoins para actualizarla a diferentes niveles de suscripción.

Ofertas

Cada día, desde las 8.00 de la mañana, las ofertas de Sweatcoin se renuevan. Y ojo, que estas pueden incluso actualizarse varias veces al día, por lo que –además de caminar– tendrás que estar atento a la página de Sweatcoin por si hay alguna oferta que ya puedas “comprar”.

Puedes encontrar ofertas como suscripciones de tres meses al conocido Tidal, (22.99 Sweatcoins) y también puedes optar por aplicaciones como Singa Karaoke (uso Premium por un mes y por 4.99 Sweatcoins) o puedes comprar la app de meditación Calm por 2.99 Sweatcoins.

Igualmente, puedes comprar cosas. ¿Por ejemplo? Unos audífonos inalámbricos Earin, los cuales en el mercado tienen un precio de $250 dólares, pero que te los puedes llevar por 6,999 SWC. Vale… ¿y esto, llevado al mundo real, cuánto es?

Conversiones

Aquí los números te pueden asustar. Si con 1,050 pasos ganas 1 SWC, necesitarás 7,348,950 pasos para conseguir 6,999 SWC. Si te atienes a la creencia popular (no comprobada científicamente, pero muy extendida) de que se deben dar 10,000 pasos al día para mantenerse en buena forma, tendrás que dar estos diez mil pasos durante unos 734.9 días –dos años y cinco días– para conseguir los 6,999 SWC que cuestan los audífonos Earin, que después de dos años de seguro que tendrán algún modelo más apetecible…

¿Un iPhone 8, o $1,000 dólares en cash en PayPal? 20,000 SWC, unos 21,000,000 pasos en total, que a 10,000 pasos diarios los juntas en 5 años y 275 días. Ojo: caminando todos los días 10,000 pasos, que en la altura de una persona “normal” (ni muy baja, ni muy alta) equivalen a unos 6 kilómetros.

que es sweatcoin y como funciona sweat coin graphic 1 720x720

Sí: son números que pueden resultar ridículos, pero considera también que –hasta ahora– nadie te ha pagado un céntimo por haber caminado lo que has ya caminado. Por lo que la idea de poner en una criptoalcancía un dinero por caminar –porque vas a caminar, sí o sí– no suena del todo insensata.

La verdad es que nos hemos ido a los productos más apetitosos, pero también hay otros que cuestan menos, como una suscripción de 3 meses a Tidal (5 SWC). También hay una serie de alternativas online que puedes “comprar” con tus SWC –programas, cursos– los cuales de seguro se irán ampliando a medida que Sweatcoin vaya alcanzando acuerdos o membresías con distintas empresas.

En la sección de Ofertas hay siempre un bono diario. Se trata de una especie de oferta especial permanente que te regala Sweatcoin, si es que aceptas ver sus anuncios de publicidad. No digamos que vas a ganar muchos SWC, aunque ya se sabe que, día a día, paso a paso, todo se va acumulando.

El seguimiento de la actividad se basa en los pasos que des, por lo que si vas en bicicleta o nadas en la piscina, no ganas nada

Está lejos de ser un sistema perfecto

Sí, hay varios “peros” y limitaciones en esta la aplicación. Para acumular SWC debes estar corriendo o caminando: el seguimiento de la actividad se basa únicamente en los pasos que des, por lo que si vas en bicicleta o nadas en la piscina, no ganarás nada.

También tienes que estar al aire libre para acumular SWC, lo que significa que correr en una cinta o hacer escaleras en el gimnasio tampoco contará, aunque algunos informes dicen que registra los pasos que das en tu casa. El motivo de esta restricción es evitar formas de piratear este sistema en interiores.

Otra limitación es que siempre tiene que estar vinculada a tu teléfono, por lo que si sales a caminar y se te olvida, o si eres alguien (como muchos) que prefiere trotar sin tener que llevar su teléfono, no ganarás sweatcoins. Si cuentas con un Apple Watch Series 4, eso sí, podrás prescindir de llevar tu iPhone.

Además, la aplicación siempre debe estar ejecutándose. Si la desactivas, deja de seguir tus pasos. Así de simple. Tiene un modo de ahorro de batería, pero varios informes hablan de que el gasto de batería sigue siendo alto.

El defecto que tiene su membresía básica es que limita a los usuarios a acumular solo cinco monedas por día. Permite actualizaciones a esta membresía básica, pero eso requiere un pago en sweatcoins. Por ejemplo, cinco SWC por mes te llevan al nivel de Shaker, donde puedes ganar 10 sweatcoins por día. El siguiente nivel de membresía es Quaker, que cuesta 20 SWC al mes y permite 15 SWC por día. Finalmente, la membresía Breaker cuesta 30SWC al mes, y te permite hasta 20 SWC por día.Sweatcoin también anunció una membresía Trouble Maker.

El cofundador Oleg Fomenko dijo a TechCrunch en enero del pasado 2018 que su visión a largo plazo incluye planes para desarrollar una tecnología DLT blockchain de código abierto que permitirá que Sweatcoin sea de verdad una criptomoneda –y no puntos virtuales acumulables– intercambiable como cualquier otra. Por ahora, sin embargo, la moneda funciona esencialmente como un programa de recompensas, similar a los que se encuentran en las líneas aéreas, tarjetas de crédito y varias aplicaciones móviles.

Descargas

La verdad es que la app se ha vuelto tan popular que ya acumula más de 10 millones de descargas en la Google Play Store, mientras que en la Apple Store se encuentra en las primeras posiciones y es la mejor calificada para el Apple Watch. ¡Casi nada!

*Artículo actualizado el 19 de julio de 2019 por Estefania Oliver. 

Recomendaciones del editor