Skip to main content

Moto G71 5G: un celular que apenas destaca en la gama media

El Moto G71 5G es un celular atractivo en ciertas características, sin embargo, se queda corto en otras. Después de probarlo por algunos días, es momento de darte las primeras impresiones del recién llegado a la serie Moto G.

A diferencia de otros modelos de la familia, no se puede rastrear un antecesor directo de este teléfono inteligente. Difícil que sea el Moto G60, pues en algunas especificaciones es superior. Así, esa estrategia de simplificar la nomenclatura de la familia Moto G, por el contrario, se hace cada vez más compleja.

Lo que sí gusta del Moto G71 5G

Es conveniente empezar por la pantalla del celular. Se trata de un panel Max Vision del tipo OLED con un tamaño de 6.4 pulgadas y resolución Full HD+ (2,400 x 1,080 pixeles). Respecto a su tasa de actualización, es de 60 Hz, lo que significa que refresca su imagen 60 veces en un segundo.

Moto G71 5G

El display de la unidad ofrece lo mejor de sí en foto fija: los colores son intensos y el nivel de detalle es óptimo, al igual que el contraste.

Cuando se reproduce un video de YouTube, por ejemplo, las personas encontrarán un buen desempeño, sobre todo una imagen precisa. La historia es un poco diferente en los contenidos en streaming con mucha acción, pero de eso hablaremos más adelante.

A pesar de que no se cuenta con sonido estéreo, el audio que proviene del smartphone es potente y claro, listo para salvar a cualquiera que haya olvidado sus audífonos.

Respecto a su diseño trasero, el Moto G71 5G —con Android 11 de fábrica— cuenta con una “espalda” lisa, por lo que habrá que colocarle inmediatamente la funda transparente que se incluye en el paquete de compra, sobre todo para evitar una caída accidental.

El módulo de la cámara se encuentra en la esquina superior izquierda y se compone de un sensor principal de 50 MP con la tecnología Quad Pixel, un ultra gran angular de 8 MP —que también funge como cámara de profundidad— y un macro de 2 MP. Los resultados ofrecidos por el conjunto son óptimos, aunque no se deben esperar fotografías espectaculares, sobre todo por las limitaciones de la gama a la que pertenece el móvil.

En la parte posterior también se encuentra el sensor de huellas que facilita desbloquear la unidad (responde de manera eficiente). En tanto, en el costado derecho se pusieron todos los botones físicos: el que activa al Asistente de Google, los de volumen y el de apagado (para nuestro gusto, el primero sale sobrando y de pronto se pulsa de manera accidental).

La base del teléfono resguarda el jack de 3.5 mm para audífonos alámbricos y el puerto de carga USB-C, además del mencionado canal de audio, que puede llegar a cubrirse cuando se sostiene el smartphone de manera horizontal.

Otros aspectos favorables del Moto G71 5G son su desempeño y autonomía. De nuevo, teniendo en cuenta que pertenece a la gama media, el móvil permite ejecutar todo tipo de aplicaciones de productividad y entretenimiento de manera fluida gracias a su procesador Snapdragon 695 de ocho núcleos, que se complementa con una memoria RAM de 6 GB.

Moto G71 5G

Y para contar con espacio suficiente para las apps y el contenido que se genere con el teléfono, el G71 5G dispone de un almacenamiento de 128 GB.

Con su batería de 5,000 mAh se promete una autonomía de hasta 30 horas en el papel. Cuando llega el momento de conectarlo, pasa de su nivel bajo al alto en unos 80 minutos (carga rápida de 30 watts). Se podría haber exigido una mayor carga rápida, pero lo que sí resulta conveniente es que no se tiene que conectar a la corriente cada día.

Lo que pudo mejorar

El diseño del Moto G71 5G pudo ser más arriesgado. Si bien su espalda refleja la luz y simula ser metálica (en realidad se trata de un polímero), no está presente ningún tipo de textura, lo que también haría que se sintiera más seguro en las manos.

Sobre la frecuencia de actualización del display, de 60 Hz, puede que se quede un poco corta al reproducir algunos contenidos en los que predomina la acción o en la navegación por el mismo equipo. Llama la atención que Motorola haya optado por este número cuando otros de sus móviles en la gama media presentan una tasa superior. Lo cierto es que en una plataforma como Netflix, aun con esta frecuencia de actualización, la mayor parte de las series se reproducen de manera óptima, sin el molesto efecto fantasma.

Por último, y no es la primera vez que nos pasa, pensamos que el smartphone se pierde entre la misma oferta del fabricante de Chicago. No queremos decir que se trata de un mal celular, sino que es complicado verlo como una mejora o evolución de alguno de los modelos Moto G previos.

Conclusiones

El Moto G71 5G, listo para la red 5G, es un equipo con características eficientes para diversas situaciones, tanto de entretenimiento como de productividad. En México, el móvil se vende por 7,600 pesos (alrededor de $368 dólares).

Puede que sea un buen punto de partida para quienes vengan de la gama baja y quieran un dispositivo con especificaciones más atractivas, desde una carga rápida de 30 watts hasta un display con colores precisos y vívidos con la intención de disfrutar de sus contenidos favoritos.

Quienes ya estén en la gama media y busquen un nuevo celular, es conveniente que volteen a ver un móvil con especificaciones más equilibradas, incluso dentro de Motorola.

Motorola EE.UU. Motorola México

Recomendaciones del editor