Galaxy Z Fold 3 vs. Galaxy Z Flip 3: ¿qué plegable te conviene y por qué?

Samsung quiere que nos dejemos seducir con sus teléfonos flexibles. Por ello, los Galaxy Z Fold 3 y Galaxy Z Flip 3 llegan para continuar con la normalización de este tipo de dispositivos en el mercado. Tal vez te sientes atraído por alguno de ello, pero ¿sabes cuál te conviene comprar y por qué?

Galaxy Z Fold 3: un arma de productividad

Este 2021 marcó el fin de la serie Galaxy Note, pero ahora el Galaxy Z Fold 3 incorpora compatibilidad con dos nuevos S-Pen, lo que de entrada agrega una nueva razón para adquirir este dispositivo, que tiene una pantalla enorme de 7.6 pulgadas cuando está abierto.

Muchas personas piensan que este modelo es demasiado grande, incluso para meterlo en sus bolsillos pero, para ser honestos, sí cabe en el pantalón. Cuando lo comparas con el Galaxy S21 Ultra, no es necesariamente más grande al estar cerrado, aunque sí es más ancho.

Plegado, el Fold 3 tiene una pantalla de 6.2 pulgadas; para que te des una idea, la del S21 Ultra es de 6.8 pulgadas. ¿Por qué te convendría comprar este teléfono flexible y no el Galaxy Z Flip 3?

El Galaxy Z Flip 3 cuesta $999 dólares, mientras que la versión más barata del Fold 3 es de $1,799; este podría ser un incentivo para comprar el más económico, aunque todo depende del uso que vayas a darle.

El Galaxy Z Fold 3 es un dispositivo capaz de ayudarnos a ejecutar proyectos en diversas aplicaciones al mismo tiempo gracias a la multitarea, además de redactar o diseñar gracias a su compatibilidad con el S-Pen —que se vende por separado—. Así que, si buscas un teléfono para impulsar tu productividad, este puede ser ideal, sobre todo si no quieres tener un celular y una pequeña tableta contigo.

Galaxy Z Flip 3: un teléfono fashion

Abierto, el Z Flip 3 es casi idéntico al Galaxy S21 Ultra, ya que tiene 6.7 pulgadas vs. las 6.8 del Ultra. Si me preguntas, el Z Flip 3 es un gran teléfono si quieres unirte a la moda flexible pero no estás listo para tener un teléfono enorme. Aunque como podrás imaginarte, el Ultra tiene ventajas como un mejor equipo de cámaras que no necesariamente encontraremos en los flexibles.

Algo que debes saber es que en las pruebas, el Galaxy Z Fold 3 fue el teléfono que destacó en más apartados.

Así, si te preocupas por las cámaras, el Z Flip 3 tiene un sensor menos que el Galaxy Z Fold 3, que sí te dará mejores imágenes como puedes ver en estas galería que tomé con el teléfono más caro, sobre todo porque el Z Flip 3 no tiene zoom óptico.

Las cámaras frontales también son muy similares, así que tampoco encontraremos mucha diferencia allí. Eso sí, algo que debes saber es que la cámara debajo de la pantalla del Galaxy Z Fold 3 no te dará muy buenas imágenes.

Especificaciones comparadas

Cuando nos referimos a especificaciones, ambos tienen el mismo procesador, aunque el Z Fold 3 cuenta con una RAM de 12 GB vs. 8 GB del Z Flip 3, además de un mejor almacenamiento, ya que incorpora 256 y 521 GB, en comparación con los 128 y 256 GB del Flip.

La batería del Z Fold 3 es más grande, de 4,400 mAh. No obstante, en mis pruebas el teléfono ni siquiera llegó al final del día con un uso intensivo y la tasa de actualización de 120 Hz activa. El Z Flip 3 con sus 3,300 mAh tampoco superó una jornada, aunque tuvo un mejor desempeño.

Al menos con una carga rápida de 25 vatios, el Z Fold 3 te dará 50 por ciento de carga en media hora, mientras que el Z Flip 3 tiene solo 15 vatios. Por cierto, ninguno incorpora el cargador, pero eso seguro ya lo imaginabas.

Galaxy Z Flip 3 o Galaxy Z Fold 3, ¿cuál comprar?

Si llegaste aquí preguntándote qué teléfono plegable te convenía, debo decirte que, a mi juicio, el Galaxy Z Fold 3 es un teléfono que gracias a su compatibilidad con el S-Pen se convierte en un dispositivo ideal para personas que quieren tomar notas, no quieren tener un teléfono y una tableta, y además les gusta disfrutar contenidos multimedia en pantallas más grandes.

No recomendaría este teléfono a personas que no tienen algún fin laboral o educativo con el dispositivo, porque no podrán sacarle todo el provecho a sus cualidades y exorbitante precio.

Por otro lado, el Galaxy Z Flip 3 es el teléfono plegable y económico. Es ideal para jóvenes porque es una pieza de diseño: se pliega para que puedas usarlo de diferentes maneras y al mismo tiempo tiene el tamaño de un dispositivo normal.

Además, la posibilidad de grabar videos y capturar fotos con el teléfono cerrado mediante la cámara principal es un gran plus, al que este año se le suma una pantalla para ver notificaciones y la propia cámara.

Algunos usuarios pueden tener miedo respecto a la durabilidad de estos dispositivos, y aunque nunca sabremos si con una simple caída se pueden romper como cualquier otro teléfono, en mis pruebas abrirlos o cerrarlos no supuso un problema, tampoco tenerlos en el bolsillo trasero y sentarme sobre ellos.

A esto debemos sumar que Samsung agregó al Z Fold 3 el cristal superresistente Gorilla Glass Victus en la parte trasera, al igual que una capa de protección en las cámaras, lo que hace que este teléfono esté aún más protegido, ya que por su tamaño puede resultar resbaladizo. Además, por primera vez ambos teléfonos son resistentes al agua gracias al certificado IPX8.

Si no estás preparado para un teléfono plegable y quieres un dispositivo de Samsung, mi recomendación es que leas nuestro análisis del Galaxy S21 Ultra.

Recomendaciones del editor