Review Galaxy S21 Ultra 5G: una subespecie en la escala evolutiva

galaxy s21 ultra negro sobre un libro
Review Galaxy S21 Ultra 5G: una subespecie en la escala evolutiva
PVS $1,250.00
“Además de robarle el S Pen a la gama Note, ofrece varias características punteras, pero en una se queda atrás.”
Pros
  • Diseño
  • Pantalla de 120 Hz adaptativa
  • Posibilidad de utilizar S Pen
  • Cámara
  • Autonomía
  • Wi-Fi 6 E
Cons
  • Carga rápida no es de las más veloces
  • Sin cargador ni ningún otro accesorio

Samsung adelantó el lanzamiento de su teléfono insignia para hacerlo coincidir con CES 2021 y acaparó el protagonismo con sus tres nuevos modelos para este año. En esa presentación conocimos a todos los miembros de la familia Galaxy S21 y no cabe duda de que se postula como una de las mejores para competir en la gama alta, aunque no sea esta la que mayores ventas reporta a la compañía coreana.

Con respecto a los Galaxy S20, esta nueva generación da un salto en diseño, no tanto en forma y tamaño, sino en estética. El modelo más grande y avanzado, el Ultra, aglutina lo mejor de Samsung y lo último en tecnología de refresco de pantalla y conectividad wifi. En la cámara mantiene los 108 megapíxeles de su antecesor y viene con algunas mejoras importantes, como doble telefoto con estabilizador de imagen.

Diseño y pantalla

El retoque estético en los Galaxy S21 viene dado, sobre todo, por el módulo de la cámara de metal: ya no es independiente sino que se expande hacia el vértice superior y el lado izquierdos. Este original diseño, junto con el acabado mate en negro del modelo Ultra de este análisis, se ve espectacular. Este recubrimiento da la sensación, a la vista, de que esta parte trasera es de metal (¡y no se marcan la huellas!). Al tacto no resulta frío. Al revés, lo tocas y se siente cálido y extremadamente suave. Es una gozada tenerlo en la mano. Me encanta su aspecto tan moderno y distinto. Es innovador. Lo malo de este acabado mate es que se raya con bastante facilidad.

Galaxy S21 Ultra

Excepto por ese módulo extendido y el acabado negro mate, se parece a la mayoría de los teléfonos en lo que se refiere a los botones de encendido y volumen (en el lado derecho) y el tamaño. Con unas medidas de 75.6 x 165.1 x 8.9 mm es muy normal, aunque levemente grueso. Se agarra muy bien, y pese a esa suavidad no se resbala fácilmente. Sus 227 gramos lo hacen un smartphone con un peso alto, aunque no se siente pesado en la mano, al menos sin funda, la cual –por supuesto– no viene incluida.

Hablando de ausencias, en la caja tampoco incluye el cargador y se echa muchísimo de menos uno que cargue rápidamente el teléfono (el de carga rápida de Samsung se compra aparte, cuesta 24.90 euros en España). Para beneficio del medio ambiente y perjuicio del usuario, cada vez se suman más fabricantes a esta tendencia para los teléfonos de gama alta. Tampoco esperes los auriculares AKG de cable incluidos en el S20. Y si quieres sacarle más partido con el S Pen –que es una de las grandes novedades de este modelo– también te tocará pagar por él. ¿Por qué, mientras más caro es un teléfono, menos cosas meten en las cajas algunos fabricantes? A mí, personalmente, no me parece justo pagar tanto dinero y que no se incluya un cargador.

La pantalla QHD+ (6.8 pulgadas) coincide con la del Galaxy Note S20 Ultra en la tecnología Dynamic AMOLED 2X y una tasa de refresco de 120 Hz que se adapta de forma automática a los diferentes usos para ahorrar batería. Se nota mucho esta gran frecuencia de actualización cuando manejas el teléfono: responde muy rápido y con mucha fluidez al movimiento de los dedos. Si te gustan las pantallas AMOLED brillantes que muestran los colores más vivos, las de Samsung son las mejores junto con las de LG, y la del Galaxy S21 Ultra lo es especialmente por el apellido 2X (facilita la visualización de contenidos en exteriores más que las normales). Además, es compatible con HDR10+.

El teléfono viene con dos altavoces, uno en la parte superior y otro en la inferior, y suena bastante bien, aunque al máximo ya no es tan limpio.

Cámaras

La pantalla aloja una cámara para selfies diminuta, en el centro. Pequeñísima, sí, pero con una resolución altísima de 40 megapíxeles (igual que el Note S20 Ultra). No viene configurada por defecto con esta resolución: debes seleccionarla en lateral izquierdo (si el teléfono está en horizontal). En este modo de autofoto también permite los selfies en grupo con un gran angular. Toma selfies impresionantes con buena luz en exteriores, es fácil verse guapo en estas condiciones. Y cuando seleccionas el modo retrato (no viene en el menú principal, sino a través del apartado Más) puedes tomar selfies con distintos efectos predeterminados para cambiar el fondo (distintos tipos de desenfoque, color blanco o negro…), aunque al aplicarlos, algunos se “comen” un poco la silueta. Vamos, que puedes jugar con ellos y darle un toque distinto a los selfies.

cámara cuádruple del Galaxy S21 Ultra

El módulo de la cámara trasera alberga cuatro lentes: la de arriba de 12 megapíxeles con ultra gran angular. La siguiente es la principal con 108 megapíxeles y gran angular y la última de esa columna, un telefoto de 10 megapíxeles con zoom óptico 10x. En la segunda columna, arriba, trae un sensor láser para Auto Focus y, debajo, otro telefoto de 10 megapíxeles con zoom óptico 3x. Este equipamiento de doble telefoto con estabilizador de imagen es una de las grandes mejoras. Hasta el zoom 10x trabaja de maravilla. A partir de ahí pierde nitidez a medida que se acerca al 100x, el máximo.

La lente principal capta los colores de forma natural, sin intensificarlos. Y como no siempre vamos a necesitar una resolución de 108 megapíxeles, debes activarla tú mismo, lo cual está muy bien para ayudar a no saturar la memoria. El modo noche, al que se accede a través del apartado Más, cumple con lo que se espera en un teléfono de gama alta.

Para los que toman video, Galaxy S21 Ultra es el primer teléfono de Samsung que filma con 4K a 60 fps en todas las lentes. Si subes video a Instagram, te interesará la opción de video vertical que permite diferentes desenfoques predeterminados y, en los selfies, ajustar con una barra deslizante la suavidad de la piel.

En la cámara no faltan los clásicos modos de Samsung para optimizar las fotos de comida, los dibujos AR, Bixby Vision o la Captura Única. Y añade uno nuevo llamado Perspectiva de director, con el que la cámara frontal y trasera captan video a la vez y es posible acercar o alejar la imagen mientras grabas pulsado sobre unos iconos en la pantalla con distancias predeterminadas.

Rendimiento y batería

Galaxy S21 Ultra se parece  al Galaxy S20 Ultra en algunas características técnicas, con la posibilidad de elegir distinta RAM y memoria. El utilizado para este análisis es de 12 GB y 256 GB, y también es posible adquirir uno con 12 GB y 128 GB (ten en cuenta que no la puedes ampliar, en contra de lo habitual en anteriores generaciones, este modelo no es compatible con tarjetas de memoria microSD) y, el más avanzado, una bestia de 16 GB y 512 GB.

El procesador, sin embargo, es nuevo: integra el último de Samsung para gama alta, el Exynos 2100, un cerebro para el teléfono a la altura del Snapdragon 888 (en Estados Unidos traerá este de Qualcomm) y el A14 de Apple. Así, el rendimiento general del teléfono está asegurado, y también una buena gestión de la energía (qué menos por su precio).

pantalla galaxy s21 ultra

En la prueba de reproducción continua de video (de YouTube) realizada en este análisis, la autonomía ha dado para nueve horas y media (con el brillo al máximo y el sonido bajo), un tiempo excelente, sin ser de los mejores. En iguales condiciones, por ejemplo, el Xiaomi Redmi Note 9T, un teléfono de menos de 300 euros que analicé en esta review, da una autonomía similar. Como esperas en un gama alta, trae carga inalámbrica (15 W) y carga inalámbrica inversa.

Para recargarlo he utilizado un cargador de un teléfono Google Pixel antiguo, el único que tenía con conector USB-C a ambos extremos del cable (este sí se incluye en la caja, y es de color negro). Con este accesorio ha tardado 45 minutos en llenarse hasta la mitad y 100 minutos por completo. Al no estar incluido, no lo he probado con el de 25 W que Samsung vende aparte. Sobre el papel, igualmente con con 25 W no va a posicionarse entre los teléfonos con mejor carga rápida del mercado. Samsung explica que puede alcanzar un 50 por ciento de la carga en 30 minutos. Su rival Huawei Mate 40 Pro viene con uno de 66 W capaz de cargar la batería a la mitad en tan solo 15 minutos, según las pruebas llevadas a cabo en esta review.

Funciones especiales y software

Una de las características «únicas» de este teléfono es la posibilidad de utilizar el lápiz S Pen. No lo he probado, porque Samsung no lo ha enviado, pero no ofrece la funcionalidad bluetooth de la gama Note, de momento: llegará con la versión del stylus S Pen Pro a finales de 2021. Si no te importa prescindir de estas prestaciones y te vale con el lápiz normal, este se vende con una funda preparada para guardarlo por 89.90 euros.

galaxy s21 ultra aplicaciones

Galaxy S21 Ultra presume de ser el primer teléfono compatible con Wi-Fi 6E, más avanzado que el Wi-Fi 6, así que está preparado para cuando esta conectividad se estrene (previsiblemente, los primeros dispositivos compatibles llegarán en los últimos meses de 2021).

Como el resto de miembros de la familia, el modelo más avanzado es inmune al agua con certificación IP68 y opera con Android 11 y la capa de personalización de Samsung One UI 3.0. Esta última facilita el acceso y la personalización del panel de ajustes rápido como nunca antes (es fácil llegar con el pulgar a los iconos de acceso directo).

Conclusión

Me he enamorado de su acabado mate negro, tanto en apariencia como al tacto (te acaricia, es muy, muy suave), de su manejable tamaño y de su cuádruple cámara. Es una pena tener que ponerle una funda que oculte su diseño, algo altamente recomendable por su precio y su atracción a los arañazos.

galaxy s21 ultra negro

Por la calidad y versatilidad de la cámara, con mil y un aplicaciones para tomar fotos y videos distintos, me parece un móvil ideal para instagrammers e influencers que necesiten un modelo confiable. También para los que busquen sacarle más partido a un teléfono con el lápiz S Pen. Si lo prefieres: es como un Note 20 Ultra, solo que con una cámara más avanzada y una estética más atractiva (al menos para mí). No supone un cambio evolutivo tan grande como para ser considerada «una nueva especie», sino que se queda en una subespecie del Note. Este es su mayor rival. ¿Acabará extinguiéndose con el nuevo modelo S21 Ultra?

El precio del dispositivo con 12 GB y 256 GB es de 1,309 euros en España (en Estados Unidos, $1,250 dólares), lo mismo que el Note 20 Ultra con esa misma memoria, aunque ahora está rebajado en la web. Por esta cantidad considerable obtienes un gran teléfono, con una buena cámara, lo último en procesadores y conectividad Wi-Fi 6, pero muy normal en autonomía y a la zaga en carga rápida (y si la quieres, debes gastarte algo más para comprar el cargador).

Recomendaciones del editor